Central

Ledesma, el uno de la defensa canalla

Ledesma se ganó el puesto pese a que le trajeron un competidor. Se destacó en un equipo más sólido.

Domingo 16 de Septiembre de 2018

Cuando Central salió en busca de un arquero en la apertura del libro de pases los números le jugaban en contra a Jeremías Ledesma, quien custodió el arco en el torneo pasado. No por responsabilidad única sino porque defensivamente el equipo no respondía. Pero el que llegó a pelearle el puesto, Josué Ayala, debió sentarse en el banco de suplentes por el buen rendimiento del pibe surgido en las inferiores auriazules. El Patón Bauza vio mejor a quien luce la camiseta número 1 para el arranque y él no le falló. El técnico quería asegurar el cero en arco propio y así sucedió en 5 de los 6 partidos jugados, los cuatro de la Superliga y los dos de Copa Argentina. Y, lo que es tranquilizador para el hincha canalla, lo hizo con buenos rendimientos y atajadas importantes, como en los dos partidos frente a Talleres, cuando sostuvo el resultado para que el equipo ganara 1 a 0 en la 3ª fecha en Córdoba y al atajar un penal en la definición del choque jugado en cancha de Lanús, el último. Claro, esto también por una buena tarea defensiva en función de equipo, que es lo trascendente en busca de la solidez que persigue el Patón.

   El pibe nacido en Pergamino ya tiene 25 años y se adueñó del arco de Central hace casi un año, cuando el 30 de octubre de 2017 saltó como titular en el 1-1 con Tigre, en Victoria. Ese día el entrenador uruguayo Paolo Montero le abrió las puertas del primer equipo canalla para reemplazar a Diego Rodríguez, quien había encajado 12 goles en un conjunto que no había ganado en las primeras 6 fechas de la Superliga 2017/2018.

   Desde entonces Ledesma sólo faltó a un partido de los 27 que jugó el canalla y fue un 0-3 ante Patronato, en Paraná (atajó el pibe Emilio Di Fulvio).

   En la primera tanda jugó 14 encuentros (7 victorias, 4 empates y 3 caídas) y le convirtieron 13 goles. En la segunda estuvo en 12 (ganó y perdió 5, igualó 2) y sufrió 15 tantos, obviamente con la particularidad de que sólo 2 (los de la derrota ante Racing) corresponden a la actual campaña con Edgardo Bauza al frente del equipo.

   El Patón volvió a pisar tierra canalla y apuntó a mantener el cero en el arco propio como disparador de resultados positivos. Y así sucedió. Probó en la pretemporada en Costa Rica y en el regreso a Rosario. Y a la hora de jugar por los puntos no dudó. Ledesma ocupó el lugar bajo los tres palos.

   Lo hizo en el "trámite" del 6-0 ante Juventud Antoniana de Salta, por los 32º de final de la Copa Argentina. También para defender el 1-0 ante Banfield en el debut en la presente Superliga. Ni hablar de su muy buen rendimiento en el siguiente 1-0 a Talleres, partido en el que fue una de las figuras para Ovación (7 puntos), aunque un paso atrás de Zampedri, quien marcó el gol de la victoria. También defendió correctamente sus dominios en el 2-0 ante los tucumanos de San Martín.

   Después no pudo evitar la doble caída de la valla en la derrota en Avellaneda frente a Racing (aunque fue el mejor de los canallas), pero sí la dejó en cero en la última presentación en el 0-0 con Talleres por Copa Argentina, en la que fue clave al tapar con una mano el disparo desde los doce metros de Ortiz, en el 2º penal de la serie para clasificar a 8º de final.

   Mañana volverá a tener el mismo desafío, junto a la defensa que se recita de memoria (Bettini, Caruzzo, Cabezas y Parot), ante un Defensa y Justicia que llegó al gol en los 4 partidos que jugó en la Superliga (5 conquistas). En un partido que será clave porque de ganarlo podrá recuperar como mínimo la posición de escolta, aunque también quedar como único líder si hoy no gana Racing, dirigido por Eduardo Coudet.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario