Ovación

Larisa Iordache, la última gran gimnasta rumana, vuelve a los Juegos Olímpicos

A los 24 años y luego de tres sin competir por lesión, logró quedarse con dos plazas individuales para Tokio 2020. Las felicitaciones de la leyenda Nadia Comaneci no se hicieron esperar

Jueves 22 de Abril de 2021

Larisa Iordache, la última gran gimnasta de la escuela rumana y a la que tantos se animaron a señalar como la sucesora de Nadia Comaneci, pero aún sin los más grandes títulos en su haber a pesar de su colección indiscutida de medallas, se cobró su propia revancha con el deporte y tras tres años sin poder competir producto de una lesión, logró clasificar a los Juegos Olímpicos que la pandemia pospuso para este año. Así, el público de Tokio 2020 cosechará parte de esa ganancia: poder ver en vivo a Iordache en sus Juegos, que deberían iniciar en julio.

La rumana de 24 años se quedó con dos de las plazas individuales que se pusieron en disputa en el Campeonato Europeo de Basilea, Suiza, al quedar cuarta en la ronda clasificatoria para la final de las 24 mejores y superada sólo por colegas rusas. De hecho, Iordache logró sus pasajes en pruebas individuales en un contexto en el que de nuevo Rumania no lo consiguió por equipos, cosa que sí hizo Rusia.

Iordache
La gimnasta a la que comparan con Nadia Comaneci, como ella, brilla en la barra de equilibrio.

La gimnasta a la que comparan con Nadia Comaneci, como ella, brilla en la barra de equilibrio.

Así, quien fuera subcampeona mundial en 2014 y 2015 y quien no pudo estar en Río de Janeiro porque su equipo (como ahora) no clasificó, cumplirá un gran deseo luego de reaparecer en competencia en octubre pasado, también en europeo y subiendo a tres podios (fue un campeonato algo disminuido por la pandemia, aunque a Iordache le sirvió para sumar rodaje). Durante casi tres años la rumana no pudo entrar a escena, primero por la rotura del tendón de Aquiles (se lesionó en la antesala del Mundial) y luego por las secuelas de semejante lesión aunque bastante común entre las gimnastas. Fue olímpica en Londres 2012, aunque tampoco en su mejor versión debido a una fascitis plantar.

La mejor en la ronda de clasificación del Europeo de Basilea fue la rusa Angelina Melinkova (55,991 puntos), seguida de sus compañeras Viktoria Listunova (55,465), campeona del mundo junior, y Vladislava Urazova (44,299). Iordache sumó 54,698, pese a incurrir en un falló en un doble giro en la barra de equilibrio.

Embed

Más allá de que Rumania sigue en baja en la disciplina que supo dominar por años y en la que marcó un quiebre a partir de la irrupción de la hoy leyenda Nadia Comaneci y sus históricas puntuaciones perfectas en Montreal 1976, atletas de la talla de Iordache, aún siguen peleando por su lugar incluso en las pruebas individuales. En su caso, siendo también un ejemplo de resiliencia ante la adversidad. Cuando apareció muchos la compararon (y la comparan aún) con Comaneci, el nombre propio más trascendente en este deporte a nivel olímpico.

Embed

Aquella rotura del tendón estuvo muy cerca de retirar a Iordache de la gimnasia, pese a que era una de las grandes candidatas a poner en jaque el reinado de la estadounidense Simone Biles (máxima ganadora de medallas mundiales, anunció que se retirará en Tokio de la competencia olímpica). Hoy de vuelta y felicitaciones mediante vía redes sociales de la propia Comaneci, tiene motivos para celebrar. Y Japón no se privará de ver a una de las mejores en lo suyo en una de las disciplinas más atractivas y codiciadas de los Juegos Olímpicos. Con la sed de estar encima, en una mucho mejor versión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario