Central

La consigna del canalla es hacer del Gigante la fortaleza

Barbieri marcó que apuntan a ganar mucho de local, algo que no hicieron en el primer semestre.

Miércoles 17 de Julio de 2019

Además de Lovera, el otro que apareció por la sala de conferencias de Arroyo Seco fue Miguel Angel Barbieri. El defensor, que se ganó el lugar de segundo zaguero central junto a Matías Caruzzo, habló de muchas cosas pero sobre apuntó a un factor que Central deberá tener muy en cuenta para la temporada que se viene: volver a fortalecerse en el Gigante de Arroyito, que fue tierra de oportunidades en el semestre que se fue. De hecho, no ganó ni en Superliga ni en la Copa Superliga en esa condición y sólo lo hizo en el último encuentro de la fase de grupos, ya eliminado de la Libertadores y Sudamericana.

"Tenemos que aprovechar que históricamente venir a jugar a la cancha de Central para todos los equipos siempre fue una complicación. En el semestre pasado no fue el caso y tenemos que retomar esa fortaleza de local". Razón no le falta al rubio zaguero. Es que en la primera parte del año los auriazules no ganaron en toda la Superliga, perdiendo tres encuentros e igualando los otros tres. Mientras que en el único encuentro que jugó de Copa Superliga, cayó de local con Aldosivi 2-0.

Precisamente, ante el Tiburón fue el primer partido del torneo local del año y fue empate 0 a 0. Después llegó el postergado ante River, el mejor encuentro canalla del ciclo de Edgardo Bauza que finalizó 1 a 1. Trascartón, Tigre resucitó en Arroyito y empezó a edificar su brillante ciclo que lo llevó hasta el título de la Copa Superliga, el primero del club. En el debut de Néstor Gorosito lo venció 2 a 0, en el último encuentro con el Patón a cargo de local. Lo que siguió no mejoró: 0-0 con Belgrano y derrota en adicional 1-0 ante San Lorenzo, para el fin del breve período del Loncho Ferrari, y caída 2 a 1 ante Independiente en la última fecha de la Superliga, la única con Diego Cocca en el Gigante.

Con el actual técnico, Central igualó 1 a 1 con Universidad Católica por Copa Libertadores y, ya eliminado de todo, llegó el único triunfo del año en casa, en el 2-1 a Libertad de Paraguay. En aquel momento, Cocca hizo mucho hincapié en la necesidad de ganar en el Gigante y fue con toda la intención: había que cortar la racha negativa de local para lo que vendrá. Fue el mojón y ayer Barbieri no dudó en que deben apuntalar esa recuperación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario