Ovación

Huellas mundiales en la previa de la Copa del Mundo

A tres días de empezar el Mundial, un repaso de la historia del torneo para comprobar que es la cantera de las futuras estrellas.

Sábado 01 de Junio de 2019

Rosario y Santa Fe ya respiran un clima mundialista. A días de la apertura de la duodécima edición del Mundial Juvenil M20 la región se prepara, tal como ocurrió en 2010, para el trascendental evento donde las futuras estrellas en el rugby dirán presente. Esta afirmación no es caprichosa, vale con revisar la historia del torneo para dar fe de eso.

Después de varios años con mundiales M19 y M21 jugándose a la par, la IRB, hoy World Rugby, dio un paso trascendental y en 2008 unificó ambos torneos. Gales fue la sede de este primer certamen y Los Pumitas, quienes tuvieron en sus filas a los rosarinos Juan Pablo Estellés (Atlético del Rosario) y Paolo Mac (Jockey Club), ocuparon el octavo lugar. Vencieron a Irlanda en el debut por 17-9, luego a Tonga 30-10 y en la tercera fecha de la fase clasificatoria cayó ante Nueva Zelanda por un categórico 60-0. En su cuarta presentación perdió con Francia 30-6 y en el partido por el séptimo puesto sucumbió ante Samoa por 30-10.

Nueva Zelanda fue un claro campeón, ganando todos sus partidos por no menos de 25 puntos de diferencia. Algunos jugadores que surgieron de este torneo fueron Sam Whitelocke (Nueva Zelanda), Will Genia y Rob Simmons (Australia).

Los neocelandeses repitieron el título al año siguiente, en Japón. En la final vencieron con cierta facilidad a Inglaterra, por 44-28. Aaron Cruden, capitán del campeón, fue elegido como mejor jugador del certamen. Sin rosarinos en el plantel, Argentina terminó en el undécimo puesto. En su presentación cayó ante Irlanda 16-9, luego venció a Uruguay 33-15 y perdió con Nueva Zelanda 48-9. En la siguiente instancia cayó ante Tonga 26-17 y se despidió con un triunfo ante Fiji por 27-10.

En 2010 por primera en la historia, Rosario y Santa Fe recibieron el certamen ecuménico, que fue desde todo punto de vista un éxito. Los Pumitas ocuparon el sexto lugar, siendo Tomás Baravalle y Dan Isaack (ambos de Jockey Club) los únicos rosarinos en el plantel.

Los Pumitas cayeron con Inglaterra en el debut por 48-22 y luego corrió la misma suerte ante Francia, esta vez por 31-23. La primera victoria fue ante Irlanda por 24-21, en la tercera fecha. Luego empató con Gales 19-19 y accedió a pelear por el quinto lugar al ganar el desempate por penales. En esa instancia cayó ante Francia 37-23.

La final, jugada en el estadio Marcelo Bielsa, quedó nuevamente en manos de Nueva Zelanda, que apabulló a Australia 62-17. Julian Savea, wing del campeón, fue elegido como mejor jugador del torneo, del que también participaron Joe Marler (Inglaterra) y Tevita Kuridrani (Australia), entre otros.

Los kiwis ratificaron su dominio en Italia, un año después. Se quedaron con la final al vencer a Inglaterra 33-22. En esta edición surgieron jugadores que se destacaron luego en sus seleccionados mayores, como el australiano Michael Hooper, el sudafricano Eben Etzebeh, el neocelandés Brodie Retallick o el rosarino Jerónimo de la Fuente, actual capitán de Jaguares.

La presencia rosarina en ese mundial fue numerosa. Además Jerónimo de la Fuente (Duendes), Juan Lafontana (GER), Ramiro Baronio (Jockey Club), Sebastián Poet (Atlético del Rosario) y Nicolás De Battista (Jockey Club) fueron parte del plantel que terminó en el noveno puesto.

La edición 2012 del torneo tuvo su primer cimbronazo. El torneo jugado en Sudáfrica quedó para el equipo local, que en una histórica final en el mítico estadio de Newland en Ciudad del Cabo superó a Nueva Zelanda 22-16, cortando la racha de los "chicos” de Negro. Argentina cumplió un gran papel, terminando en el cuarto lugar. En ese torneo el seleccionado juvenil argentino venció sucesivamente en la zona clasificación a Francia (18-15), Australia (15-3) y Escocia (17-12). En semifinales, perdió con Sudáfrica 35-3 y por el tercer puesto cayó ante Gales 25-17.

Sebastián Poet jugó su segundo mundial y fue el capitán del equipo, mientras que Leandro Ramella (Atlético del Rosario) fue el otro rosarino convocado.

Ya en el 2013, el mundial de Francia deparó otra sorpresa con la ausencia de equipos del hemisferio sur en el partido decisivo. Inglaterra se llevó el torneo tras superar a Gales 23-15. Los Pumitas, que terminaron en el sexto lugar, perdieron con Escocia 44-13 en el debut. Luego vencieron a Samoa 28-16 y perdieron con Gales 25-20; derrotaron a Australia 22-15 y cayeron en el partido por el quinto puesto ante Francia por 37-34. La presencia rosarina en el plantel fue nutrida, con Emiliano Boffelli (Duendes), Pedro Ortega (Universitario), Vittorio Rosti (Duendes), Andrés Speziali (Gimnasia y Esgrima), Vito Scaglione (Gimnasia y Esgrima) y Patricio Fernández (Jockey Club) quien fue el goleador del certamen con 82 puntos.

En territorio kiwi

La tierra de los All Blacks fue sede del torneo por primera vez. Ese certamen del 2014 fue definido por Inglaterra y Sudáfrica. El triunfo quedó para los europeos al vencer 21-20. Argentina terminó novena. Perdió los tres primeros partidos, ante Australia 36-17, Italia 29-26 e Inglaterra 17-16 pero luego se redimió al imponerse sucesivamente a Fiji 38-12 y Escocia 41-21.

Para este torneo fueron convocados Felipe Arregui (Duendes), Emiliano Boffelli, Vittorio Rosti y Patricio Fernández, quien con 73 puntos volvió a ser el goleador del mundial.

En 2015 Italia fue asignada por segunda vez como sede, y Nueva Zelanda reverdeció sus laureles al quedarse con su quinto título tras vencer en la final a Inglaterra por 21-16. Argentina terminó novena y al igual que en la temporada anterior perdió los tres primeros partidos y ganó los dos restantes. Cayó ante Irlanda 18-16, Nueva Zelanda 32-29 y Escocia 29-6 y se impuso a Italia 46-5 y a Japón por 38-21. En ese torneo, Boffelli y Rosti disputaron su tercer mundial consecutivo y también fueron convocados Patricio Baronio (Jockey Club), Eduardo Bello (Atlético del Rosario) y Enzo Ocampo (Atlético del Rosario).

En el podio

Manchester fue la encargada de recibir la edición 2016. Argentina volvió a tener una gran actuación, terminando en el tercer lugar, pero el partido definitorio lo jugaron Inglaterra e Irlanda. El triunfo por 45-21 correspondió a los locales, que de esta manera obtuvieron el certamen por tercera vez. Argentina venció a Francia 24-15, a Sudáfrica 19-13 y a Japón 39-20. En semifinales cayó con Irlanda 37-7 y por el tercer puesto apabulló a Sudáfrica 49-19. Formaron parte del plantel, Patricio Baronio (Jockey Club), Teo Castiglioni (Gimnasia y Esgrima), Martín Elías (Atlético del Rosario), Marcos Kremer (Atlético del Rosario), Tomás Malanos (Atlético del Rosario) y Román Pretz (Duendes).

Georgia cobijó la siguiente edición. Allí, Nueva Zelanda volvió a consagrarse campeón al ganarle a Inglaterra 64-17, en lo que fue el triunfo en una final con mayor diferencia en la historia del torneo. La actuación de Argentina fue irregular y zafó del descenso al ocupar el 11º puesto, tras vencer a Samoa 53-42. En el debut venció al dueño de casa por 36-26, después cayó agónicamente con Francia 26-25 y categóricamente ante Sudáfrica por 72-14. En el cuarto partido Georgia se tomó revancha, se impuso 26-25 y obligó a los argentinos a jugar por el undécimo puesto.

El año pasado Francia fue profeta en su tierra. Los galos se quedaron con el título al vencer a Inglaterra 33-25. Argentina terminó en el sexto lugar, tras perder con Australia 41-25. Formaron parte del plantel Santiago Chocobares e Ignacio Gandini, de Duendes; y Manuel Nogues, Mayco Vivas y Lucio Sordoni, de Atlético del Rosario. De ellos, sólo Chocobares estará presente este año. Con él, también dirán presente Lucas Bur (Jockey Club) y Jerónimo Gómez Vara (Atlético del Rosario).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});