Ovación

Fideleff lo disfrutó

Por fortuna los jóvenes todavía conservan la capacidad de sorprenderse en este mundo globalizado al máximo. "Uno no está acostumbrado a verse por televisión y menos gritando un gol.

Miércoles 26 de Marzo de 2008

Por fortuna los jóvenes todavía conservan la capacidad de sorprenderse en este mundo globalizado al máximo. "Uno no está acostumbrado a verse por televisión y menos gritando un gol. Es algo nuevo y es medio raro", confió ayer Ignacio Fideleff, el pibe de 18 años que debutó en la primera leprosa el lunes en el empate con Lanús. Nacho anotó de cabeza la única conquista del equipo de Ricardo Caruso Lombardi. Ayer luego del entrenamiento vespertino el juvenil dialogó mano a mano con este diario y compartió las vivencias de un día que quedó grabado a fuego en su archivo personal.

  "A cualquier futbolista le gusta jugar en primera. Después uno le agarra el gustito y no se quiere bajar del colectivo. Fue la primera vez que me tocó jugar y ojalá sean muchas más. Estoy tranquilo y sabiendo que si hago las cosas bien tarde o temprano llegará otra chance", auguró Fideleff, que arribó al Parque en 2002 luego de jugar en varios clubes de la ciudad.

  Ayer su teléfono celular no paró de sonar y se multiplicaron las muestras de afecto y cariño por su buena performance ante los granates. Igual el pibe la tiene muy clara y mantiene los pies sobre la tierra a pesar de su elevada talla (1.88 metro). "Por ahí al hacer el gol todos te llaman y te felicitan y eso está bueno. Pero los amigos y la familia son los que están siempre y es lo que uno más valora", expresó el juvenil.

  —¿Cómo recordás la jugada del gol?

  —La verdad es que ahora no me acuerdo de nada. Sé que salí gritando el gol. La idea era ir a cabecear porque los rivales no me conocían y no me iban a marcar bien. Estaban más preocupados por Spolli, que ya tiene antecedentes de hacer goles de cabeza. Me desmarqué en el área y conecté un buen centro de Cabrera. Caruso había dicho que Bossio nunca salía con los puños y que siempre intentaba contener. Cuando vi que la pelota se iba cerrando fui a buscarla sin dudar y sin miedo a que salga el arquero.

  —Cuando viste que la pelota picó adentro ¿qué fue lo primero que se te ocurrió para celebrar el gol?

  —Salí gritando el gol y lo veo al árbitro que estaba señalando el medio de la cancha. En ese momento se te cruzan un montón de cosas. Quise abrazarme con todos los que se acercaron.

  —¿Estás conforme con tu actuación en el debut más allá de la conquista del gol?

—En el debut generalmente te pesan un poco las piernas y tenés ansiedad. Pero me fui soltando con el paso de los minutos. Creo que cometí algunos errores. Con el gol suplí algunas falencias. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario