Central

El canalla va por la primera reacción en el Gigante

Central busca ante Defensa y Justicia reposicionarse como escolta tras sufrir la primera caída en la Superliga.

Lunes 17 de Septiembre de 2018

Edgardo Bauza se propuso objetivos posibles ni bien pisó Arroyito. Aclaró desde el vamos que, por supuesto, siempre la meta suprema será salir campeón, pero como el "paso a paso" que inmortalizó Mostaza Merlo fue a lo seguro. Así, le apuntó al primer problema: los 41 goles en contra que recibió Central en la Superliga pasada y el 20º lugar que ocupó. Ergo, buscó reforzar la zona defensiva y, con la impronta de su nombre, el club consiguió con rapidez los refuerzos pedidos, el Patón desde el vamos puso un once en la cancha y enseguida se vieron resultados. En las circunstancias que encontró a su llegada era obvio que el brillo podía quedar para mejor ocasión. Por eso, si bien esto recién empieza, la 5ª fecha lo encuentra con la perspectiva de que una victoria esta noche ante Defensa y Justicia en el Gigante, lo mantendrá en la posición de escolta. Un escenario sin dudas cercano al ideal.

No es ideal precisamente porque viene de ceder el invicto en el Cilindro de Avellaneda. Que por supuesto es una derrota y que por supuesto marca también que Central se está haciendo, que puede ser superado por un rival superior como lo fue Racing hace dos domingos por la mañana. Y el equipo del Chacho es el líder, situación que su triunfo de anoche en Lanús no modificará hoy el del Patón. Pero la caída también estaba dentro de una lógica y, en todo caso, la prueba de esta noche tendrá que ver con que si melló la seguridad de un conjunto que hizo del orden su bandera, que entiende que el juego se edifica de atrás hacia adelante y que si ganó en sus tres primeras presentaciones, con el arco invicto además, fue por el convencimiento de que ese es el camino. Les guste o no a los estetas del juego. Y aunque, vale aclarar, aún no se probó lo suficiente como para pensar que es inmodificable.

La alerta de esta noche está en todo caso en que Defensa y Justicia, con menos nombres que Racing, tiene un estilo parecido. Va al frente sin importar los escenarios. Y aunque Central aprovechó esa circunstancia ante Talleres en Córdoba, por ejemplo, no fue así en Avellaneda más allá de que el equipo de Coudet le pagó con su propia medicina, abriendo un partido difícil con la pelota parada. La ecuación será entonces: crecer desde la voz de mando de Matías Caruzzo en el fondo, el pie de Néstor Ortigoza en el medio, la lllegada por afuera de sus volantes externos o laterales para terminar en las cabezas de sus centrodelanteros, o la vía que siempre le da Leo Gil con su pegada en pelota detenida, pero teniendo en cuenta que enfrente pueden llevarlo al golpe por golpe, algo que a los equipos del Patón no les conviene.

Habrá que ver cómo juega Defensa también. Si con tres puntas, Rius, Huguenet y Nicolás Fernández, o bien sale el ex Newell's, Togni se adelanta como mediapunta, Lisandro Martínez pasa al medio y el paraguayo Julio González entraría en la zaga de tres que planea Beccacece. De todas formas, con un esquema y otro, está claro que el técnico rosarino mira más el arco de enfrente.

A Central lo frenaron en Avellaneda por primera vez. Una rápida reacción (en cierto modo ya lo hizo con la clasificación por penales en la Copa Argentina, ante Talleres) apuntalará sus modos y sus fines. Hubo un salto positivo en este inicio de la Superliga reflejado en números, que para ciertos conductores y muchos hinchas es al fin lo único que cuenta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario