Central

Diego Buonanotte: "Quiero que le vaya bien a Ferrari, menos en este partido"

El talentoso volante, quien jugó en River con el Loncho y hoy está en la Católica, habló con Ovación sobre el choque de mañana por la Copa Libertadores.

Martes 12 de Marzo de 2019

Diego Buonanotte y Paulo Ferrari se conocen desde hace mucho. Coincidieron varios años en River y hasta fueron campeones, de la mano del Cholo Simeone. Hoy el fútbol los pone frente a frente. Al Enano como jugador y al Loncho como técnico. "A Ferrari quiero que le vaya bien, menos en este partido (risas)", tiró el enganche de Universidad Católica en el diálogo que mantuvo con Ovación en la previa del choque. Igual aseguró: "Seguramente le daré un abrazo".

¿Es especial enfrentar a un equipo argentino, sobre todo en un torneo tan difícil como la Libertadores?

En la Libertadores todos los equipos son difíciles, pero siempre el argentino entrega un plus que los demás no tienen. En general el fútbol argentino es complicado, de mucha intensidad y Central será un rival difícil, pero va a ser lindo enfrentarlo.

Cuando se sorteó la Copa ni se te cruzó por la cabeza que ibas a enfrentar al Loncho Ferrari.

Es cierto. Con el Loncho fuimos compañeros en River y tengo un gran recuerdo. Me pone contento que pueda ser DT de Central porque es el club de su vida. Verlo ahí me alegra mucho porque sé lo que significa para él. Obvio que quiero que gane mi equipo, pero me alegra lo que está viviendo.

Fueron muchos años en River.

Sí, demasiado. Tengo los mejores recuerdos y quiero que le vaya bien, menos en este partido (risas).

¿En aquel momento veías en él a un posible técnico?

Mirá, en esa época la mayoría éramos muy chicos y Paulo con toda su experiencia era uno de los capitanes. Uno ya lo veía con una idea muy clara de cómo jugar, pero de ahí en más no podíamos saber si podía ser técnico. En ese tiempo que jugamos juntos siempre nos transmitía mucha tranquilidad adentro de la cancha.

¿Seguís manteniendo contacto?

No. Con el paso del tiempo vamos cambiando de países y nos vamos perdiendo uno al otro. Sí tengo los mejores recuerdos de él como otros que también jugaron en Central.

Si te toca jugar, algún saludo habrá antes o después del partido.

¡Obvio! Voy a desearle lo mejor porque vivimos muchas cosas juntos y seguramente le daré un abrazo.

¿Viste jugar al Central de Ferrari?

Cuando se da un cambio de entrenador la ilusión se renueva y hasta hay otra actitud de los jugadores porque todos quieren tener una oportunidad. En ese sentido Central trae un plus por el cambio de técnico. No vi mucho pero sé que tiene jugadores de experiencia y que trata muy la pelota Será un rival muy duro como le resultó a Gremio. Contra ese equipo nosotros nos vamos a jugar la vida el miércoles.

¿Es mejor enfrentar un equipo al que le está costando ganar?

En realidad no me corresponde a mí hablar del rival. Soy muy respetuoso. Central es un gran equipo, pero yo tengo que pensar en lo que puede hacer la Católica.

¿Y qué tiene la Católica para ganar?

Nosotros jugamos bien, tenemos un equipo competitivo y un gran cuerpo técnico. Arrancamos con el pie izquierdo en la Copa, pero venimos de salir campeones en Chile y hoy estamos a un punto de los líderes. Tenemos una gran ilusión de cara a esta Copa porque creemos que tenemos las herramientas para ganarle a cualquiera. Pero tenemos que estar concentrados y no nos puede pasar lo que nos ocurrió en Paraguay.

¿En qué momento estás de tu carrera? ¿Qué diferencias hay entre aquel que debutó en River y hoy?

La forma de jugar uno no la cambia, aunque con el correr de los años va perdiendo algunas cosas. La idea de cómo jugar y encarar un partido es siempre la misma. Con los años se puede manejar mejor la ansiedad, claro que ya con hijos, las prioridades van cambiando, aunque esto que hago es lo que más me gusta. Hoy encontré en Chile un lindo lugar para vivir, un club importante, en el que llevo dos años y estoy cómodo. Estoy en un buen momento y con la ilusión de hacer una buena Libertadores.

Sos de Teodelina, cerca de Rosario, y tenés afinidad con la ciudad.En algún momento tu nombre sonó en los dos clubes. ¿Te interesó alguna vez jugar en Rosario?

Tengo mucha relación con Rosario. De hecho cuando voy a mi pueblo ya ni viajo a Buenos Aires, voy siempre a Rosario, donde tengo primos y amigos. Es lógico que en los recesos suene el nombre de muchos jugadores, pero nunca tuve la posibilidad de ir a ningunos de los dos. Central y Newell's son grandes porque llenan siempre la cancha y la verdad que debe ser hermoso jugar así.

¿Y al fútbol argentino le tenés ganas de nuevo o no te quita el sueño?

No sé. No digo nada porque no sé qué puede pasar mañana. Todos sabemos que la carrera del jugador es incierta, pero hoy estoy muy bien en Chile y me acostumbré a vivir más tranquilo, a que mis hijos puedan jugar en la calle. Argentina es un país hermoso, pero hoy estoy bien acá.

¿Hay un tema del que no querés hablar y es entendible, pero eso te ayudó para cambiar la cabeza y empezar a poner las prioridades en otro lado que no sea el fútbol?

Puede ser. Con el correr de los años a uno le van pasando cosas y va tomando noción de lo que es la vida. El fútbol es lo que me gusta, es mi trabajo y de lo que vivo, pero también tengo que darle importancia a otras cosas. Antes perdía un partido o un clásico con Boca y sentía que era el fin del mundo o no quería salir a la calle por tres días, pero con el tiempo me di cuenta de que no era tan grave. Graves son otras cosas. Creo que a cada cosa hay que darle la importancia que se merece. Obvio que hay que ser profesional, consciente y responsable, pero la familia, la salud y vivir bien es más importante.

Un mensaje clarísimo. Una muestra de que hoy pensás distinto y ves las cosas de otra forma.

Uno se va formando con los años y con las cosas que te van sucediendo. A mí me tocaron cosas muy duras, pero ahí está la inteligencia de saber darle el valor a las cosas. Yo le doy importancia a mi trabajo e intento ser todos los días el mejor jugador, pero le doy el espacio que requiere cada momento. Cuando salgo del entrenamiento trato de olvidarme del fútbol.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});