Newell's

Derecho a réplica

D'Amico dijo que las supuestas amenazas son una "difamación" que se "potencia por el cargo".

Lunes 01 de Abril de 2019

El vicepresidente segundo de Newell's, Cristian D’Amico, ejerció su “derecho a réplica”, ante una “difamación”, que se “potencia por el cargo” que ejerce en Newell’s, sobre supuestas amenazas hacia la familia de un adolescente de 15 años.
D’Amico dijo que tomó “conocimiento” a través de los medios “que existiría una denuncia penal” en su contra “por supuestas amenazas”, causa de la cual no fue notificado ni citado por autoridad competente. “De haber sido formulada una denuncia en los términos en los que trascendió, se trataría de una grave falsedad, ya que fui víctima de amenazas y agresiones que se me atribuyen".
"El 30 de marzo a la noche cuando ingresaba mi vehículo a mi domicilio junto a mi esposa y un amigo, fui abordado por tres personas reclamándome amenazantemente por la situación deportiva del club. Ante esto, el estado de alerta en el que convivo tras sufrir reiterados atentados y amenazas, con escasa luz y ante agresores de contextura física considerable, sentí temor por mí y mi familia. Pese a hacerles saber que llamaría a seguridad persistieron las agresiones, pudiendo reconocer a un vecino como el más violento que vive cerca de mi domicilio y quien al verse reconocido se retiró con sus acompañantes", indicó.
"Pese a lo grave de los hechos, opté por acercarme a hablar con sus padres y ponerlos en conocimiento de la inconducta de su hijo en lugar de formular una denuncia. Al llamar a la puerta fui atendido por una mujer, que se identificó como hermana del agresor, me informó que sus padres no se encontraban, por lo que le comenté la situación para que se las transmita y evitar problemas de convivencia entre vecinos. Sin embargo, cuando me retiraba del domicilio fui nuevamente agredido, continuando mi marcha sin contestar las provocaciones a la espera del llamado de sus padres", dijo.
Finalmente, sostuvo: "Lamento que en vez de disculparse y contener y controlar a su hijo para resolver pacíficamente mi reclamo avalaron esa conducta impropia, violenta y falsa de sus hijos, por lo que me veo obligado a ejercer acciones legales por los daños y perjuicios que tal difamación calumniosa me genera”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});