Central

Central y la ineludible tarea de concentrarse en el partido

Central juega un partido clave por el promedio en un mal contexto. El plantel no concentró e irá por sus propios medios al estadio, disgustado por una deuda salarial que acaparó toda la previa.

Sábado 24 de Agosto de 2019

El muy buen comienzo de campeonato, los 7 puntos sobre 9 en juego tan necesarios para meter pelea de entrada en la tabla de los promedios, sufrió un inesperado golpe de escena que lo puso en jaque. Cuando sólo se debió hablar de fútbol en la previa de un partido tan trascendental como el de esta tarde en el Gigante de Arroyito ante Patronato, todo discurrió por otros carriles: la deuda salarial que el club contrajo con los jugadores (cuerpo técnico y empleados), quienes no quedaron satisfechos con la respuesta que les dio ayer la dirigencia y decidieron una medida de fuerza. No concentraron anoche en el predio de Arroyo Seco y hoy se dirigirán al estadio por sus propios medios. Más allá de las razones de unos y otros, la pelota salió de eje, el contexto que debió ser el mejor se opacó y está claro que esta tarde no sólo se hablará de fútbol en las plateas y las populares. Y el resultado expondrá a unos u otros, de partes que hoy aparecen enfrentadas. Lo que menos necesita Central en estos momentos.

Hay un atraso salarial, de eso no hay dudas, y más allá de que la dirigencia dijo que pagó y el plantel no (ver páginas 6 y 7), la legitimidad del reclamo está fuera de discusión. Pero el hincha indefectiblemente tomará postura sobre la magnitud de la medida de fuerza de faltar a la concentración. Y no es descabellado imaginar que en caso de triunfo se pondrá más del lado de los jugadores y en caso de que no pase, del lado de la dirigencia. Sea como sea lo que ocurra cuando ya caiga el sol por Arroyito, el perjuicio es todo para Central.

Ojo, en algunos países futboleros del primer mundo no se estila la concentración pero en Argentina sí y se supone que quien no lo hace, y más por una razón de disputa económica, queda en desventaja respecto al rival. Por supuesto, después la única verdad estará dentro de la cancha y no hay ninguna duda de que los once que saldrán a la cancha darán todo por la victoria. También es cierto que en los últimos días el foco estuvo más en su justa protesta.

Tampoco debe ser una sorpresa que el conflicto se haya desatado. La economía canalla entró en una fase de crisis y la dirigencia no ocultó en ningún momento que en este mercado de pases necesita vender para mantener este plantel que reforzó convenientemente para afrontar la dura pelea por la permanencia. Pero no pudieron avanzar ninguna de las opciones por el Colo Gil y nunca llegaron a ser tales las de Jeremías Ledesma o Maxi Lovera. Además, si ahora aparece algún interesado en serio seguramente olfateará la necesidad canalla para bajar la cotización, lo que redondea un escenario que a esta altura empieza a preocupar en serio.

Demasiado temprano emergió a la superficie el problema en Arroyito. Justo ahora, donde es imperativo concentrarse en la necesidad de ganar ante un rival directo. Todo el mundo espera que el resultado alivie al menos los síntomas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS