Ovación

A Kudelka, el desafío de ser técnico de un club de la relevancia de Newell's le quedó muy grande

Kudelka resultó un DT de poca monta para dirigir a este plantel leproso. La dirigencia, con D'Amico a la cabeza, y Peratta le pedirán explicaciones por el fracaso y no ven mal que renuncie.

Martes 12 de Enero de 2021

Desde estas páginas se escribió en tiempos de la cobertura del Mundial de Rusia 2018 que Jorge Sampaoli no había dado la talla como técnico de la selección argentina. Que el Zurdo no supo manejar a un equipo planetario con Lionel Messi a la cabeza de todos y que el cargo de DT le había quedado tan grande como ropa de payaso. Dicha analogía le calza como un guante para describir el ciclo de Frank Kudelka al frente de Newell’s. Un proceso que se fue degradando por las desacertadas decisiones que tomó el por ahora entrenador leproso.

No se usa el potencial por una cuestión antojadiza. Tampoco se busca tirarle alcohol a una situación que ya de por sí es incendiaria luego de la no clasificación de Newell’s a la final de la fase Complementación. Realmente no existen certezas de que Kudelka seguirá siendo el técnico de Newell’s cuando el plantel vuelva dentro de 10 días para arrancar la pretemporada. La dirigencia rojinegra, con Cristian D’Amico como el adalid de las decisiones, y el director deportivo Sebastián Peratta como el hombre fuerte de las determinaciones futbolísticas, mantendrán una reunión con Kudelka para pedirle explicaciones por el sonoro fracaso del equipo en la disputa de la Copa Diego Armando Maradona. En esa dirección, Peratta brindará una conferencia de prensa mañana a las 17 para ponerle palabras a la situación contractual y futbolística de algunos jugadores y, sobre todo, para hablar de la continuidad del entrenador.

En ese sentido, Newell’s siempre se manejó cobijado en una estructura de coherencia para encarar los temas futbolísticos. Las gestiones y los roles estuvieron correctamente delimitados desde un primer momento. Nunca hubo invasión de funciones. D’Amico se encargó full time de la gestión institucional, económica y financiera del club, y delegó en Peratta las decisiones puramente futbolísticas. Eso sí, en este punto hay que hacer una salvedad, el ex arquero de Newell’s siempre apeló al diálogo y dejó muy claro cuál era su posición ante la llegada de algunos jugadores por expresa insistencia de Kudelka. Por eso el estado ruinoso con el que deambuló el equipo ante rivales muchas veces sin linaje competitivo fue toda responsabilidad de Kudelka. También le cabe al DT la elección de ciertos jugadores a la hora de proyectar el parado estratégico y táctico.

Lo que hicieron D’Amico y Peratta fue entregarle las herramientas que el técnico solicitó para encarar un torneo en el que Newell’s aparecía como uno de los candidatos para pelear hasta las últimas consecuencias. Como nada de eso ocurrió, D’Amico y Peratta ya no miran con ojos encantadores a Kudelka como el DT indicado para que dirija al equipo en la Copa Sudamericana en 2021. Es que entienden, y con razón, que la deficiente preparación del equipo futbolística y física le corresponde al cuerpo técnico. Acá no hay excusas de un club a la deriva ni de un plantel con la cabeza en el limbo por los problemas económicos como ocurrió en otros tiempos.

Entonces, lo mejor para Newell’s es que Kudelka procese el fracaso de su gestión y allane el camino para que el club encuentre a un conductor más capacitado que él para conducir los destinos de un equipo que este año tendrá una agenda cargada de competencias. Siempre es un acto de dignidad saber irse a tiempo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario