La Región

Sastre: proyectan zona de exclusión de agroquímicos a 500 metros

La iniciativa fue presentada por el bloque de ediles oficialista del FPCyS, que antes había propuesto una distancia de 200 metros.

Lunes 05 de Noviembre de 2018

Luego de varios meses de tensión por la problemática de fumigaciones con agroquímicos en cercanías de la zona urbana y de un intento fallido de promover una ordenanza que verse sobre el asunto el bloque del Frente Progresista, Cívico y Social del Concejo de Sastre presentó un proyecto para imponer una distancia de exclusión total de aspersión de agroquímicos de 500 metros a partir de la línea que delimita el área urbana de la rural. La propuesta fue presentada en la sesión del jueves último con el objeto de brindar seguridad, proteger la salud de los habitantes y resguardar los recursos naturales del distrito.


"Es importante contar con una norma legal actualizada adaptada a la realidad que establezca pautas, fije límites, regulaciones y controles para las actividades que puedan significar un riesgo para los recursos naturales, bienes y calidad de vida de la población", enuncia el texto y añade que "es importante contar con una norma legal actualizada y adaptada a la realidad de nuestro distrito que establezca pautas para realizar un control efectivo de las plagas agrícolas en consonancia con las nuevas tecnologías que prioricen el cuidado del medio ambiente y la salud humana".

Para los ediles, "resulta imprescindible usar productos fitosanitarios en forma regional y adoptar las medidas de seguridad necesarias en las etapas de transporte, almacenamiento, expendio y disposición final de los envases para evitar cualquier riesgo de contaminación".

Además consideraron que "fueron innumerables los reclamos de los vecinos pidiendo modificaciones en las leyes locales sobre fitosanitarios y que, pese a los reclamos, no hubo cambios en la ordenanza sobre el tema".

Por esas razones y teniendo en cuenta que la norma vigente está desactualizada, los ediles Oscar Cagliero, Susana Bruno y Edgardo Figueroa presentaron para la consideración de sus pares el proyecto que además deroga las normas anteriores, regula el registro y funcionamiento de los comercios de expendio de agroquímicos, prohíbe el ingreso, circulación, almacenamiento o depósito de productos fitosanitarios de todo tipo dentro del área urbana.

También dispone un régimen de matriculación y control para aviones y equipos de aspersión utilizados en la zona rural del distrito, a la vez que prohíbe su circulación en la zona urbanizada y exige un registro del personal que los opere. Además obliga a registrar a los profesionales intervinientes como regentes técnicos en las tareas de asperjar agroquímicos e impone un sistema y estipula los montos para sancionar a quienes infrinjan de algún modo la ordenanza propuesta.

Como lo ordena la legislación actual, el proyecto propone que las aspersiones aéreas se pueden aplicar desde los tres mil metros de la planta urbana y prohíbe el uso bajo esta forma de aplicación de los productos de banda roja, clasificados como extremadamente y altamente peligrosos.

Entre otras novedades, la iniciativa también prevé demarcar con cartelería la denominada línea agronómica que fija en el terreno la zona de restricción y la prohibición de circulación con agroquímicos en la zona urbana. Además fija la posibilidad de realizar estudios de impacto ambiental para promover modificaciones a la legislación vigente en la medida en que cambien los métodos de producción o los productos utilizados y describe las formas de denunciar las infracciones por parte de la ciudadanía en un protocolo elaborado para tal fin.

Además propone la implantación de cortinas forestales en zonas perimetrales y suburbanas de la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});