La Región

No hubo acuerdo y los municipales de San Genaro continuarán de paro

Ayer fracasó una audiencia de conciliación en el Ministerio de Trabajo. Se pasó a un cuarto intermedio hasta el martes, pero la huelga sigue

Sábado 29 de Septiembre de 2018

Los empleados municipales de la ciudad de San Genaro continuarán de paro luego de que fracasara una audiencia de conciliación realizada en la mañana de ayer en la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia en la ciudad de Santa Fe. Los trabajadores iniciaron una huelga por tiempo indeterminado el miércoles por la negativa del intendente Gastón Marconcini a abonar el aumento salarial por cláusula gatillo que se fijó oportunamente en la paritaria municipal. En la audiencia en la sede de la cartera laboral, la Intendencia aceptó abonar este incremento, pero advirtió que descontaría los días caídos por la huelga. Ante esta circunstancia, el personal decidió mantener la medida de fuerza.

El conflicto se inició por "la recurrente negativa por parte del municipio de San Genaro en cumplir con el aumento establecido en la cláusula gatillo prevista en el Acta Paritaria 2018", explicaron desde la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) de la provincia.

Por esta causa, el miércoles último los trabajadores realizaron una asamblea frente a la sede del municipio "en donde la representación sindical, en un último esfuerzo por generar instancias de diálogo con el intendente Marconcini, sólo encontró como respuesta la negativa de aplicación del aumento paritario y del retroactivo adeudado, recibiendo amenazas de efectuar descuentos de días, presentismo y medidas disciplinarias como represalia", señalaron desde la federación.

Frente a esta actitud, los empleados decidieron en asamblea y de forma unánime iniciar un paro de actividades por tiempo indeterminado.

Esta medida fue respaldada por los sindicatos municipales que conforman la Región Centro-Norte de Festram, ante lo cual el mandatario municipal solicitó la intervención del Ministerio de Trabajo provincia quien dictó una audiencia de conciliación, que se realizó ayer por la mañana.

Audiencia sin resultados

Fuentes sindicales confirmaron a LaCapital que en la audiencia de ayer, el intendente aceptó cumplimentar el pago del aumento salarial correspondiente a la cláusula gatillo incluida en el acuerdo paritario, pero advirtió que descontaría los días caídos por la huelga que hasta ayer eran dos jornadas.

Ante estas diferencias, en la audiencia de conciliación se estableció un cuarto intermedio hasta el martes a las 10.30 de la mañana en la sede ministerial capitalina, ante lo cual los municipales continuarán de paro.

De esta forma, todos los servicios municipales seguirán siendo afectados, incluyendo las funciones administrativas, tránsito, eventuales y de manejo de maquinarias.

Pablo Galloso, vocal titular del gremio Soem (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales) de Gálvez —en cuya órbita está San Genaro—, explicó en declaraciones a la prensa que "estamos reclamando que sólo pagaron el 18 por ciento de aumento de paritarias, pero la Municipalidad adeuda la cláusula gatillo que rige a partir de mayo y deben el 2,8 por ciento proporcional del aguinaldo, el 6,9 de junio, el 2,9 de julio y el 3,9 de agosto".

"Tenemos una deuda importante con los trabajadores de San Genaro y la Municipalidad aduce que no tiene plata", agregó Galloso, en relación a la situación que afecta a los casi 150 los empleados de la Municipalidad de San Genaro.

El dirigente el jueves también había achacado a Marconcini que "no nos quiso atender. Estuvimos en asamblea a las 8 frente a la Municipalidad y no nos atendió en ningún momento, estuvo en su escritorio sin atender a los gremios".

El intendente municipal había recalcado el miércoles en declaraciones a medios locales que el de los municipales era un "paro ilegal" debido a que no se había cumplido con el formalismo de informar de la medida con 24 horas de anticipación.

San Genaro es un municipio ubicado a poco más de 100 kilómetros al noroeste de Rosario, sobre la ruta nacional 34, en el departamento San Jerónimo.

Tiene unos 10 mil habitantes y es la ciudad santafesina número 50, condición que le fue adjudicada en 2006, luego de que la Legislatura provincial aprobara la ley que unificó las comunas de San Genaro y San Genaro Norte.

El intendente actual, Gastón Marconcini, es un dirigente radical que se impuso en las elecciones de 2015 por la lista de Frente Progresista obteniendo el 33 por ciento de los votos. A poco de asumir hizo serias denuncias por malversación de fondos contra la anterior administración del justicialista Fernando Suárez.

Desde Festram volvieron a advertir que "actitudes como las adoptadas por las autoridades de San Genaro en nada contribuyen a la paz social en momentos en que las políticas de ajuste del gobierno nacional afectan fuertemente el poder adquisitivo de miles de familias municipales".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario