LA REGIÓN

Cuatro localidades del departamento San Lorenzo pidieron por la apertura de comercios

Roldán, San Jerónimo Sud, Villa Mugueta y Luis Palacios elevaron la solicitud a la provincia para el funcionamiento de rubros que no están permitidos

Martes 08 de Septiembre de 2020

Cuatro localidades del departamento San Lorenzo pidieron formalmente a la provincia la posibilidad de que puedan retornar varias de las actividades no permitidas desde las cero horas del pasado sábado. Roldán, San Jerónimo Sud, Villa Mugueta y Luis Palacios enviaron el pedido a través del senador Armando Traferri, en su carácter de presidente del comité de emergencia departamental del departamento San Lorenzo.

Lo hicieron amparándose en el artículo 6 del decreto 944/2020 del Poder Ejecutivo provincial en el que se establece que municipios y comunas pueden solicitar flexibilizaciones. Ahora deberán esperar que el Ministerio de Salud evalúe y decida.

En San Jerónimo Sud se reunió la comisión comunal y decidieron por unanimidad hacer el pedido por intermedio de la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas y del senador Traferri. En la nota solicitaron al Ministerio de Salud que vea la posibilidad de ser exceptuados ya que la localidad registra sólo dos casos activos de Covid-19. Hubo un tercer caso ya recuperado.

Argumentaron también que desde el Samco se realiza un seguimiento médico diario y que la comuna mantiene un acompañamiento telefónico con pacientes sospechosos y contactos estrechos, por lo que todos los nexos se encuentran controlados. Y agregaron que los dos casos positivos se originaron en reuniones familiares y no en comercios ni en lugares de trabajo.

“La población cumple con las medidas de distanciamiento, uso de barbijo y protocolos de comercio, lo que demuestra la responsabilidad en los cuidados de los habitantes. Por todo esto y la innumerable cantidad de problemas económicos y sociales que acarrea la aplicación del decreto en la localidad, solicitamos la evaluación exhaustiva de nuestro caso a fin de poder obtener una excepción que excluya al pueblo del alcance del decreto y permita a los comercios y actividades de todos los rubros trabajar con la aplicación rigurosa de los protocolos correspondientes”, concluye la nota firmada por su presidente comunal, Horacio Ciancio.

La presidenta comunal de Villa Mugueta, María Laura Mozzi, también pidió que se permita la continuidad de librerías, comercios de venta de ropa, peluquería, manicuría y empleadas domésticas. "En este pueblo no se han registrado casos positivos por Covid-19 a merced del buen comportamiento social observado por los miembros de esta comunidad”, remarcó la mandataria en el pedido, y agregó: “Contamos con una población estable de aproximadamente 2.300 habitantes lo cual posibilita tener una conocimiento acabado acerca de las distintas actividades que se desarrollan y de personas que circulan por la jurisdicción, lo cual facilita la aplicación de las medidas de control y prevención”.

Por su parte, el municipio de Roldán motivó la solicitud en que por “experiencia en el estudio y análisis diario de la cadena de contactos de las personas con Covid-19 positivo, se observa que la gran mayoría de los casos manifestados arroja como factores determinantes a las reuniones familiares y yo afectivas en domicilios particulares y no por la actividad comercial dado que esta última cumple estrictamente los protocolos sanitarios implementados por normativa vigente”.

Desde el inicio de la pandemia, y según registros municipales, la ciudad sumó 103 casos hasta hoy, de los cuales 65 están activos y 38 se encuentran recuperados. Además, hay unas 200 personas que se encuentran aisladas por ser contactos estrechos de positivos.

Este municipio pidió directamente que se les permita volver a habilitar todas las actividades económicas enunciadas en el artículo 1º del decreto, “para que puedan volver a funcionar con los protocolos respectivos de 8 a 19.30 horas y con el debido monitoreo de la situación epidemiológica y sanitaria”.

Mientras esperan una respuesta, el intendente José Pedretti autorizó a los comerciantes a trabajar normalmente luego de que estos decidieran abrir igualmente sus puertas desde el mismo sábado que regían las restricciones tras “autoconvocarse” por un grupo de WhatsApp.

Luis Palacios es otra de las localidades que se amparó en el artículo 6 del decreto para pedir excepciones, puntualmente para las dos librerías con las que cuenta el pueblo de apenas 2000 habitantes, sus cinco comercios de venta de indumentaria, tres peluquerías y dos espacios de manicuría.

"Es de imperiosa necesidad que éstas actividades puedan seguir funcionando ya que las mismas son negocios y comercios familiares que desde hace varios meses se encuentran muy afectados por esta triste realidad por todos padecida", enfatiza el escrito firmado por el presidente comunal Adrián Biyovich.

“Desde el comienzo de la instauración del aislamiento social preventivo y obligatorio solo hemos registrado un único caso local positivo, recuperado hace más de dos semanas”, resaltaron, y agregaron que al ser una localidad chica “permite tener un alto grado de conocimiento de las actividades y medios de vida de cada uno de nuestros vecinos, lo que nos posibilita ser muy rigurosos en el control y fiscalización de la aplicación de los diversos protocolos de higiene y funcionamientos de las actividades económicas desarrolladas”.

Asimismo aclararon que desde comienzo del confinamiento han articulado en el único ingreso habilitado a la localidad un control sanitario con guardias rotativas que cubren las 24 horas. En el mismo, los agentes de la guardia urbana comunal realizan un registro minucioso de las personas que ingresan y egresan, constatando la temperatura de cada individuo y fiscalizando los respectivos certificados habilitantes para circular.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario