La ciudad

Un barra de Central violó la prisión domiciliaria, chocó a tres autos y murió

Tacuara Córdoba iba en moto por Moreno y San Juan. Quiso eludir un control de tránsito para no ser detenido y protagonizó un tremendo cuádruple accidente. Falleció en el acto.

Jueves 23 de Abril de 2015

Un barrabrava de Central que había sido condenado por matar a una vecina en un tiroteo falleció ayer al impactar la moto que manejaba en un espectacular cuádruple choque en pleno centro. El accidente se produjo en Moreno y San Juan, cuando según testigos, el motociclista aceleró para eludir un control de tránsito. Para la Fiscalía, Damián "Tacuara" Córdoba violó la prisión domiciliaria a la que había sido sentenciado y "probablemente quiso evitar el control porque no tenía su documento que fue retenido en la causa donde se lo condenó". La acompañante que viajaba con el barra resultó gravemente herida.

El accidente ocurrió alrededor de las 14.45 en la intersección de San Juan y Moreno. Una cuadra antes, en el cruce con Mendoza la Dirección de Tránsito municipal había montado hacía minutos un control vehicular de rutina.

Varios testigos relataron que el motociclista aceleró notablemente cuando detectó a los inspectores para evitar que lo fiscalizaran y al llegar a la esquina chocó con dos autos. Un tercero que estaba estacionado también recibió el impacto. Córdoba falleció de inmediato.

"La moto venía por Moreno, y esquivó un operativo de tránsito en Mendoza. Venían los dos sin casco y se ve que al chocar contra el auto los dos salieron volando. El chico fue contra la rueda y falleció y la chica se lastimó la pierna y la cara y la llevó la ambulancia. Después chocaron dos autos más en cadena", contó a La Capital Constanza, testigo del accidente.

"No llegué a ver qué vehículo fue el que chocó contra la moto", agregó, tras lo cual reclamó "un semáforo en Moreno o en Balcarce porque en estas esquina siempre hay choques. Las motos esquivan los operativos, hacen todo lo posible para eludir los controles y así pasan los accidentes".

La fiscal de turno, Mariana Prunotto confió a este diario que en base a las pruebas recolectadas en el lugar de los hechos "se constató que el motociclista realizó una maniobra imprudente, que todo parece indicar, fue el causal del choque fatal".

La representante del Ministerio Público Fiscal, que a poco de acercarse al lugar del accidente debió irse a Tribunales para escuchar la sentencia por la muerte de Emi y Facu (ver página 3), intentará conseguir desde hoy imágenes de cámaras privadas de seguridad de la zona para tener más datos sobre la mecánica del siniestro.

Además, Prunotto intentará tomarle declaración testimonial a los inspectores de tránsito que estaban apostados en Moreno y Mendoza para corroborar la versión de que el motociclista eludió el punto de control.

Al respecto, el director de Tránsito municipal, Gustavo Adda, señaló: "Antes de comenzar el operativo en Mendoza, entre Moreno y Dorrego, uno de los inspectores detectó que había una colisión en la esquina de San Juan y Moreno, se dirigió al lugar y observó que había un cuerpo sobre la calzada y una moto que habría colisionado contra otro vehículo".

El funcionario municipal aclaró que no estaba en condiciones de "asegurar que la pareja que iba en la moto escapó del control porque ninguno de los inspectores vio de dónde venía el moto y cómo fueron las circunstancias del hecho".

"La Justicia debe investigar ahora si alguno de los vehículos tocó una motocicleta o la moto impactó contra uno de los vehículos. Como saldo hay una persona que ha fallecido", sumó.

Tras el choque, los inspectores cortaron el tránsito y circular sobras las cuadras aledañas fue caótico al caer la tarde. Se generaron grandes embotellamientos en varias calles a la redonda.

Por su parte, el fiscal Miguel Moreno recoció a este diario que el motociclista había sido condenado en noviembre del año pasado a siete años de prisión. Se lo sentenció como autor de homicidio agravado por uso de arma de fuego en grado de tentativa y de homicidio culposo, en concurso ideal por el crimen de una vecina en barrio Ludueña (ver aparte) y gozaba de prisión domiciliaria.

"Claramente violó esa restricción que sólo contempla salidas autorizadas por emergencias médicas o bien otras cuestiones que puede solicitar el condenado y el juzgado interviniente debe resolver", planteó el fiscal.

"Esta persona —continuó Moreno— debía estar en su casa, salió en moto y es muy probable que al ver el control de tránsito no quiso quedar en evidencia y ante el temor de ir a prisión tal vez hizo una maniobra imprudente que desencadenó el desenlace fatal".

Moreno recordó que en el juicio donde se condenó a Córdoba, la Fiscalía había solicitado una pena de 22 años de prisión. Tras la resolución del tribunal, el Ministerio Público de la Acusación apeló la medida. "Y estaba a punto de conocerse la resolución de la Cámara sobre este expediente que ahora se cerrará", indicó.

Lo habían condenado por matar a una vecina

El 12 de noviembre de 2014, Damián Maximiliano “Tacuara” Córdoba, barrabrava canalla de 26 años, fue condenado en el primer juicio oral por homicidio tramitado en el nuevo sistema penal. Fue por el crimen de Beatriz Heredia, de 67 años, baleada el 11 de febrero al quedar en medio de un tiroteo en barrio Ludueña.
Por unanimidad el tribunal condenó a 7 años y medio de prisión a Córdoba como autor de homicidio agravado por uso de arma de fuego en grado de tentativa y de homicidio culposo, en concurso ideal. Los fiscales Ademar Bianchini y Miguel Moreno habían pedido una pena de 22 años y el defensor, Fausto Yrure, la absolución.
Beatriz, viuda y madre de dos hijas, recibió un balazo en la mandíbula cuando estaba en la puerta de su casa de Tucumán 5368 y hubo un tiroteo entre cuatro hombres. Una vecina la acompañó hasta el Hospital Clemente Alvarez, donde falleció.
Minutos después, Córdoba ingresó baleado al Heca y adujo que le habían querido robar en Urquiza y Camino Aldao. Pero la pesquisa concluyó que había participado en el tiroteo en el que murió Heredia y fue llevado a juicio.
El fiscal Moreno planteó que Tacuara baleó a la mujer al salir a buscar a quienes le habían disparado cuando pasó en auto por la cuadra donde vivía Heredia. El defensor Yrure dijo que su cliente fue “víctima del ataque previo en el que fue herido”, no respondió a esa incitación y que acudió de inmediato al Heca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario