La ciudad

Qom, quechua y mocoví, tres lenguas originarias que ahora se enseñan en Rosario

Los cursos, abiertos a los integrantes de las comunidades y al público en general, comienzan esta semana. Luego se sumará el mapuche.

Lunes 07 de Mayo de 2018

En una experiencia inédita que apunta a proteger las lenguas de los pueblos originarios asentados en Rosario, esta semana comenzarán cursos para aprender a hablar qom, mocoví y quechua (o kolla), y en unos meses se sumará también la enseñanza del mapuche (o mapudungun). Las clases serán dictadas por los propios referentes de las comunidades, previamente capacitados para poder transmitir ese saber a otros integrantes de sus pueblos y a personas que trabajan junto a ellos, como profesionales de los centros de salud, docentes o estudiantes. La inscripción, el cursado y el material didáctico serán totalmente gratuitos.

Según el Censo de Pueblos Originarios de 2014, en Rosario viven 6.521 ciudadanos que se identifican como miembros de esas comunidades.

La mayor asentada en la ciudad es la del pueblo qom (más del 72 por ciento), distribuida en diferentes barrios dentro de los distritos oeste, norte y noroeste, seguida por una gran diferencia por la mocoví (2,7 por ciento).

En ese censo se preguntó también por el dominio de las lenguas originarias. Sorprendentemente, el 60 por ciento (en su mayoría del pueblo qom) dijo poder entender, aun con dificultad, una charla en ese idioma.

Hablarlo ya era otra cosa: los que podían hacerlo, incluso dificultosamente, no llegaban al 40 por ciento. Y leer y escribirlo quedaban aún más atrás: de hecho, sólo el 18 por ciento admitió poder cumplir con las cuatro funciones.

Los menos competentes lingüísticamente dentro de esas comunidades mostraron ser quienes ya nacieron en Rosario y no llegaron a la ciudad hablando esas lenguas.

Así fue como, tras debatirlo en el marco del Consejo de Coordinación y Participación de la Dirección Municipal de Pueblos Originarios, que integran unos 30 referentes de las diversas comunidades, se decidió dar un espaldarazo a las lenguas indígenas que se hablan en la ciudad.

Abiertos a miembros de todos los pueblos representados en el Consejo y al público en general (en especial a todas las personas que trabajan junto a las distintas comunidades), los cursos comenzarán esta semana.

El primero en arrancar será el de quechua, que se dictará lunes y viernes, de 15 a 17, en el Centro de Innovación y Desarrollo Local (Cidel, Maipú 815). El segundo será para la lengua mocoví, mañana, de 13 a 17, en el sum del Centro de Salud Toba (Doctor Maradona y Targuec).

Pasado mañana, de 15 a 17, será el turno de la lengua qom, en el SUM del centro comunitario de República Dominicana 714 (Juan José Paso al 2000). Y el viernes, de 9 a 11, se dictará otro curso de qom en el Centro Cultural El Obrador (Espinillo 4250).

"La idea es que de estos cursos de cuatro meses, dictados por hablantes nativos y referentes de las propias comunidades, la gente salga pudiendo presentarse a sí misma, como ocurre en cualquier ciclo básico de aprendizaje de una lengua extranjera", explicó ayer la directora de Pueblos Originarios, Marcela Valdata.

En cuanto a la escritura, se confía en llegar a un vocabulario de unas cien palabras. "El objetivo es que la gente pueda comunicarse básicamente; que un médico pueda referenciar en una lengua originaria cómo se dice cabeza, cómo se dice rodilla...", ejemplificó.

Los cursos se anclan además en un programa para adultos mayores de la provincia, con la premisa de que "los ancianos de las comunidades revitalicen su cultura y puedan ser quienes la repliquen", afirmó Valdata.

Desde ese punto de vista etario, los cursos apuntan a los "adultos y jóvenes, tanto de las comunidades como de afuera de ellas".

Los interesados en aprender esas lenguas, verdaderos patrimonio de la humanidad, deben apurarse: los cupos en algunos están cerca de colmarse. Pueblo Originarios funciona en el 4º piso de Buenos Aires 856, teléfono 480-2035.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});