La ciudad

"No lo vi, bajá el tonito", le dijo el conductor homicida a un agente tras evadir un control de tránsito

El conductor que atropelló y mató al agente del Comando Radioeléctrico, Marcos Di Fazio, fue imputado por homicidio simple con dolo eventual.

Miércoles 23 de Octubre de 2019

Por su conducta "temeraria", "desprecio por la vida" y una actitud dolosa, un fiscal le imputó el delito de homicidio simple con dolo eventual al conductor del Peugeot 307 acusado de evadir un control de tránsito en la costanera norte rosarina el sábado a la madrugada y embestir al suboficial Marcos Fernando Di Fazio, a quien le causó gravísimas heridas que derivaron en su muerte. Un juez aceptó la calificación legal y ordenó ayer la prisión preventiva por el plazo de ley.

"No lo vi; y bajá un tonito", le respondió con desdén el conductor al agente que logró detenerlo luego de que había atropellado a su compañero.

Si bien la situación procesal de Matías E., un trabajador portuario de 28 años, era complicada desde el mismo momento en el que quedó detenido el sábado luego de atropellar al policía, la primigenia acusación se agravó tras la muerte de la víctima, que no pudo reponerse de las gravísimas lesiones sufridas.

El policía se paró en mitad de la calzada, hizo señas con una linterna para que el conductor detuviera la marcha, pero éste aceleró y lo atropelló

El fallecimiento del empleado del Comando Radioeléctrico que colaboraba con un control de la Dirección de Tránsito en Colombres y Castagnino el sábado a las 2 de la madrugada, generó una profunda conmoción entre los agentes municipales y policías. Di Fazio tenía 39 años y cuatro hijos.

En una audiencia que se celebró ayer en el Centro de Justicia Penal (CJP) de Rosario, el fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Walter Jurado, configuró la acusación contra el conductor, que estuvo acompañado por el defensor particular Julio Lovey y también participaron familiares del sospechoso. También se hizo presente Gustavo Adda, director de Tránsito de la Municipalidad.

policia atropellado01.jpg

El fiscal describió que el 19 de octubre, a las 2, Matías circulaba de sur a norte en su Peugeot 307 color azul, dominio JGI (a bordo también iba una menor de 16 años), cuando evadió el control vehicular de rutina que realizaba la Dirección de Tránsito en Colombres y Doctor Vila, donde hizo "caso omiso" a las órdenes de parar de los inspectores.

>> Leer más: Entre amenazas y agresiones, trabajar en la calle es "una tarea de riesgo"

Según la secuencia que describió Jurado, el conductor escapó a toda velocidad y de inmediato una camioneta de Tránsito dobló por Carrasco para iniciar una persecución. A los pocos metros, en Colombres y Castagnino, se encontraba el retén de apoyo policial que encabezaba Di Fazio con una compañera.

policia atropellado.jpg
El agente del Comando Radioeléctrico, Marcos Di Fazio, murió después de ser arrollado en un control vehicular.
El agente del Comando Radioeléctrico, Marcos Di Fazio, murió después de ser arrollado en un control vehicular.

El oficial se paró en la mitad de la calzada, hizo señas de luces con una linterna para que el conductor detuviera la marcha, pero éste aceleró y lo atropelló con la parte delantera derecha del vehículo. El policía pegó la cabeza contra el parabrisas del auto, fue arrastrado unos 25 metros y cayó pesadamente al pavimento.

Fue trasladado de urgencia al Hospital de Emergencia Clemente Alvarez (Heca) con fractura grave de cráneo, fractura de cadera, contusión pulmonar y hematoma subdural, lesiones de las que no se pudo reponer y le provocaron la muerte el lunes.

La mecánica del accidente se sustentó principalmente en testimonios de al menos dos agentes que fueron testigos presenciales, imágenes de una cámara de seguridad privada del boliche Blue (muestran el accidente, pero no se pudieron reproducir durante la audiencia), pericias mecánicas e informes complementarios, entre los cuales el test de alcoholuria dio resultado negativo.

>> Leer más: "Fue un trabajador que la peleó desde abajo para llegar", dijo el subjefe del Comando Radioeléctrico

Para Jurado, Matías E. tuvo una actitud "dolosa", "temeraria" y un "claro desprecio por la vida". En ese sentido, recordó que al quedar detenido uno de los agentes le recriminó su accionar. "¿Qué hiciste, no ves que podés matar a una persona?", le dijo. El conductor respondió con desdén: "No lo vi; y bajá un tonito", dijo sin preocuparse por la suerte de la víctima o mostrar arrepentimiento.

policia00.jpg
El agente del Comando Radioeléctrico, Marcos Di Fazio, murió tras ser atropellado en un control de tránsito.
El agente del Comando Radioeléctrico, Marcos Di Fazio, murió tras ser atropellado en un control de tránsito.

Tras remarcar que no detuvo la marcha, aceleró, decidió embestir al policía y luego se dio a la fuga, Jurado indicó que el imputado evadió los controles "en dos oportunidades". Por eso también le achacó la desobediencia y la resistencia a la autoridad, y encuadró el caso bajo los alcances de la figura de homicidio simple con dolo eventual, con penas de 8 a 25 años de prisión.

Para sostener esa calificación, también recordó el caso bisagra del mecánico Juan Carlos Schmidt, condenado por el delito de "homicidio simple con dolo eventual" a 9 años de prisión y 10 años de inhabilitación, por chocar y matar al cadete Damián Orgaz a más de 130 kilómetros por hora a bordo de un Audi TT.

>> Leer más: Una muerte que interpela desde la tragedia más profunda

El imputado decidió no declarar. En su lugar, el defensor Lovey rechazó el encuadre al diferenciar la conducta de su cliente con el antecedente Schmidt. Indicó que su representado no tuvo una "conducta repetitiva", que se pudo asustar y por eso avanzó algunos metros, pero que no intentó huir.

3_LC_74773304__22-10-2019__4.00x11.00.jpg
Elocuente. Así quedó el vehículo que conducía un joven de 28 años que, tras atropellar al policía, intentó fugarse.
Elocuente. Así quedó el vehículo que conducía un joven de 28 años que, tras atropellar al policía, intentó fugarse.

Además, dijo que no tiene antecedentes penales ni infracciones de tránsito, que es padre soltero de una niña de 9 años y cuenta con un trabajo estable. Por eso, solicitó que se lo acuse del delito de homicidio culposo con penas que van de 3 a 6 años de prisión.

Tras hacer una serie de valoraciones respecto a la calificación, su potestad para modificarla y la proporcionalidad de la medida cautelar según las escalas penales, el juez Nicolás Foppiani dejó abierta la posibilidad de una pena de cumplimiento efectivo, aceptó la acusación y ordenó la prisión preventiva del conductor por el plazo de ley, tal cual la había solicitado o la Fiscalía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS