Paritarias

Lifschitz dijo que se puede mejorar la forma de distribuir el aumento, pero no la cifra

El gobernador insistió hoy con que la oferta del 16 por ciento que hizo la provincia es buena "teniendo en cuenta el contexto nacional". Lo aseguró en el acto de entregas de viviendas que compartió con el ministro Rogelio Frigerio.

Miércoles 14 de Marzo de 2018

El gobernador Miguel Lifschitz insistió con que la propuesta salarial que se le hizo a los estatales y a los docentes es "buena, teniendo en cuenta el contexto nacional". No obstante, aclaró que puede haber "una mejor forma de distribuir" el incremento que en tres tramos y con cláusula gatillo que ofreció la provincia y que fue rechazado de plano por los gremios en conflicto.
Por qué importa: La vocación negociadora que mostró el gobernador cada vez que se le preguntó sobre el conflicto que desató no haber podido llegar a un acuerdo con los maestros ni con los trabajadores del Estado busca bajar los niveles de tensión. Ese, evidentemente, es el primer punto para poder volver al diálogo y, de este modo, lograr un consenso que le punto final al conflicto.
lifschitz00.jpeg

Entrelíneas: Está claro que los sindicatos buscan que Lifschitz perfore el techo del 15 por ciento que sugirió el gobierno nacional para las paritarias. Ayer el secretario general de ATE, Jorge Hoffman, calificó como "extorsivas" a las políticas salariales de Macri y desafió al gobernador de Santa Fe, a quien le dijo que "tiene la oportunidad de demostrar claramente que esta provincia es autónoma".
lifschitz frigerio.jpeg

El panorama: Pese al enojo de la intendenta Mónica Fein, que ayer le pegó a los municipales por haber dispuesto un paro de 48 horas que definió como "excesivo", Lifschitz hizo oídos sordos al reto y dejó flotando la posibilidad de que la provincia pueda mejorar su propuesta. No obstante, aseguró que para que se pueda concretar la oferta "depende de la voluntad de los gremios para sentarse a dialogar".
Hoy en el acto de entrega de 50 viviendas en la zona noroeste de la ciudad, volvió a la carga con su caballito de batalla preferido. "Hicimos una buena oferta salarial, teniendo en cuenta el contexto nacional, lo que se ofrece en otras provincias y lo que están acordando los gremios privados, que en general firman por debajo del 15 por ciento como máximo", destacó.
lifschitz01.jpeg

El lapsus: "Puede haber alguna mejora que tenga que ver con la forma de distribuir este 18 por ciento (sic) en el año, en eso somos flexibles, pero no tenemos mucho margen para mejorar esa cifra", dijo hoy Lifschitz y desató todo tipo de especulaciones. Y no es extraño que sea así: el gobierno ofreció un 16 y no un 18 por ciento. ¿Fue simplemente una equivocación o se le escapó, sin querer, el número que tiene en la cabeza para buscar dar por cerrada la paritaria 2018? La respuesta no tardó en llegar: fue "un error", aseguraron a La Capital desde el círculo íntimo del gobernador.
Embed

La cruda realidad: Más allá del desafío de los gremios y la sutileza del gobernador para esquivar los dardos, lo cierto es que hoy en Rosario no hay clases ni se brindan los servicios vitales que brinda el municipio. Es la consecuencia de las medidas de fuerza de los docentes y estatales, una situación crítica que los unos y los otros saben que no se puede extender en el tiempo sin que se enciendan los ánimos de los rosarinos. La necesidad de encontrar una solución al conflicto es urgente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario