La ciudad

Las horas libres en la escuela secundaria no sólo es por el ausentismo docente

Es un problema que deriva de la aplicación del nuevo plan de estudio para el nivel y que afecta más a las escuelas técnicas. Hay dificultades para conseguir reemplazantes de las nuevas materias.

Martes 12 de Agosto de 2014

A seis meses de iniciadas las clases en la provincia, hay materias en algunas escuelas secundarias que todavía no se han dictado o recién están en sus primeras clases. Un problema difícil de cuantificar que afecta sobre todo a los que cursan el cuarto año del nivel y más a los de la modalidad técnica. Desde el Ministerio de Educación aseguran que se trata de una “problemática acotada” y que ya está solucionada; desde el gremio, hablan de improvisación en la aplicación del nuevo plan de estudios y que hay contenidos que los estudiantes lamentablemente no recuperarán.
 
Las horas libres de la escuela secundaria no sólo las generan la ausencia de un profesor, hay otras razones como las relacionadas con la creación de materias que responden al nuevo plan de estudio para el nivel, y la no designación de los docentes a tiempo para enseñarlas. También están las dificultades de conseguir quien reemplace a tiempo por pocas horas.
 
Consultados por La Capital, educadores de distintos secundarios orientados y de escuelas técnica compartieron sus testimonios. Coinciden que se trata de un problema complejo y preocupante.
 
“Nos resulta difícil encontrar reemplazantes. Muchos profesores ya tienen las horas cubiertas, están los que no quieren venir por 3 o 4 horas, otros no pueden por superposición horaria y otros por falta de transporte”, describe el director de una secundaria de un pueblo cercano a Rosario. Cuenta que por tratarse de una escuela de pocos alumnos, de alguna manera se las arreglan siempre para que los estudiantes no estén sin hacer nada.
 
Otra profesora que trabaja en la zona periférica de la ciudad asegura que es un problema complicado en varios sentidos. “Lo veo como docente pero también como madre. Hay días enteros que mi hija no tiene clases directamente por falta de profesores. Por un lado, es verdad, hay problemas de escalafones en las materias nuevas. Pero esto es mínimo. Materias nuevas hay solamente en cuarto año. Ahí el problema también de horas no creadas. O de horas que se crean a mitad de año”, cuenta la educadora y profundiza que en su caso particular debió sumar al dictado en un tercer año a los de cuarto de la misma disciplina para que no se queden sin clases ni notas, ya que no disponen de las horas creadas: “Todos en el mismo aula y en el mismo horario. Si no lo acepto, los chicos de cuarto se quedan sin enseñanza y sin notas. Les dibujan un número aunque nunca hayan tenido clases”.
 
De la zona sudoeste de Rosario, una profesora admite que “se han creado materias, sin tener profesores en el escalafón para tomarlas”. Eso explica que los que cursan el 4° año hayan estado tanto tiempo sin dar la disciplina. Habla también de escalafones desactualizados. Comparte además una realidad por lo menos llamativa para los tiempos que corren: “La mayoría de las escuelas no tiene salida a celulares desde su línea fija de teléfono. Tiene que pagar esas llamadas la cooperadora y si no pueden, comunicarse muchas veces desde los celulares particulares”.
 
Otra caso es el de los secundarios rurales, donde “son pocos los profesores que aceptan tomar reemplazos por pocas horas”, dado el esfuerzo y gasto del traslado. Una docente comenta que “a veces pasa más de la mitad de año sin que se dicte una materia”.
 
Uno de los problemas más graves se registra en la modalidad técnica. Un profesor de una escuela del cordón industrial describe que con el cambio curricular hay disciplinas que hacen a la esencia de la terminalidad que desde el inicio del año lectivo nunca se dictaron. “No en todas las escuelas faltan las mismas horas ni cantidades pero sí es real que al nuevo diseño curricular les faltan horas a esta altura del año”, cuenta con preocupación. Agrega que se trata de materias que no serán calificadas y cuyos contenidos no se recuperarán “porque no hay una estrategia para que el derecho a aprender no sea vulnerado”. Y además, que “influye el proceso de llamado a reemplazos que difiere de una escuela a otra ya que no todas poseen un equipo directivo con suficiente tiempo y dedicación para proceder a llamar a reemplazos”.
 
Desde Amsafé provincial, el secretario de educación secundaria, César Gómez, atribuye estas horas sin profesores a la manera en cómo se implementa la reforma de los planes de estudio en este nivel, donde se han creado materias pero se tarda en designar la incumbencia de las titulaciones docentes, es decir quiénes son los profesores que podrían dictarlas. Asegura que en cada reunión paritaria se ha tratado el tema. Sin embargo, “el Ministerio de Educación no ha argumentado en forma convincente por qué los nuevos espacios no tienen asignadas las competencias, no se sabe qué profesor y con que título puede desempeñar algunos de estos nuevos espacios”.
 
Explica que una de las dificultades está en la demora e improvisación en cómo se aplica el nuevo plan de estudio. Un ejemplo, es la tardanza en definir la competencia de títulos de las nuevas materias. Una facultad que tiene un organismo dependiente de la Secretaría de Educación del ministerio provincial: Unidad de Incumbencia y Competencia de Títulos.
 
Gómez advierte el mayor problema está en las escuelas técnicas, en particular en aquellas con terminalidades novedosas, donde hay un buen número de materias a cubrir. “Por tanto, si el Ministerio de Educación no puede decir quiénes pueden estar al frente de un nuevo espacio, la escuela no puede designar a nadie, no tiene elementos para escalafonar y esas materias no se dictan”.
 
Y dice más: “Hay espacios que recién comenzarán a dictarse en septiembre, contenidos que lamentablemente no se recuperarán”, y que los estudiantes no van a aprender.
 
A su vez, el secretario de Educación de la provincia, Jorge Márquez, aseguró que el problema de horas sin cubrir ha sido superando luego del receso invernal. También reconoció que “el mayor problema está en las escuelas técnicas, particularmente con algunos cargos MET (maestros de educación técnica) de cuarto año y en el marco del avance del cambio curricular”.
 
De todos modos afirmó: “Esta semana (por la anterior) se terminaron de implementar todos los cargos que faltaban. Por suerte no vamos a tener más ese problema de horas libres que no se pueden cubrir”. Algo que también corre para las secundarias orientadas.
 
En su visión, el mayor inconveniente para cubrir reemplazos no está en los escalafones sino cuando un profesor que falta lo comunica sobre la hora, y es más dificultoso conseguir suplente.
 
Márquez considera que el problema de las horas libres “es acotado” en la provincia. Asegura que los directores de las escuelas manifiestan que los profesores con horas institucionales o los preceptores cubren de alguna manera estas ausencias, además “que se trabaja con una planificación que ha dejado el titular de la cátedra” o “con estrategias del proyecto institucional” para que se siga con el plan de enseñanza. “Por lo cual no vemos que sea un gran impacto”, analiza.
 
 “Empezamos a determinar que en las escuelas donde hay un cierto malestar institucional hay mayor porcentaje de licencia docente que se traduce en mayor porcentaje de horas libres”, añade sobre la problemática.
 
Consultado sobre qué plan tiene el Ministerio para recuperar los contenidos no dictados por falta de profesores, señaló que “está previsto con distintas estrategias  recuperar las horas no dictadas en este período que queda, además de no calificar al alumno en el primer trimestre para no perjudicarlo”.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS