La ciudad

La idea de 15 mujeres que logra que miles de familias puedan celebrar la Navidad

Se llama Nochebuena para Todos y ayer colmó el Salón Metropolitano con 3 mil cajas navideñas, fruto de donaciones que llegarán a toda la ciudad.

Miércoles 18 de Diciembre de 2019

Nochebuena para Todos es una iniciativa que emprendieron 15 mujeres de Rosario. Enteradas de que en Buenos Aires se armaban cajas navideñas para familias necesitadas, decidieron imitar la idea. Ya cumplieron 15 años en la ciudad y esta vez entregarán 3 mil cajas a 42 instituciones.

Ayer, en el salón Metropolitano se recibieron todas las donaciones que se distribuirán entre las 42 instituciones que las entregarán a las familias.

No se trata de una dádiva, sino de la preparación de un regalo especial de una familia o un grupo de amigos para otra familia. Por eso en la caja no sólo hay comida para el 24 a la noche, sino que también hay cartas escritas para cada uno de los integrantes, adornos navideños y hasta juguetes para los chicos.

La iniciativa crece cada vez más y algo que comenzó entre amigas, con 25 cajas, hoy suma cientos de voluntarios

Maia Ramallo es una de las mujeres que desde hace 15 años organiza esta movida, que cada vez es más grande.

"En agosto de cada año empezamos a trabajar. Nos contactamos con las instituciones, las visitamos y en octubre nos mandan la lista con las familias destinatarias. En cada una de esas listas nos escriben acotaciones, como por ejemplo si hay un niño enfermo, si la mamá está embarazada, si falleció algún familiar, o lo que sea importante para que quienes arman la caja puedan hacerlo lo más personalizado posible", explicó la mujer que ayer estaba desde las 7 de la mañana en el Metropolitano recibiendo y organizando las cajas navideñas.

2019-12-17 lc 75085075.jpg
Tres mil cajas. Fue lo que se recolectó ayer en un salón de eventos y que luego se trasladó a los barrios.
Tres mil cajas. Fue lo que se recolectó ayer en un salón de eventos y que luego se trasladó a los barrios.

"Nosotras sugerimos que en las cajas haya un menú de Navidad con algo salado para copetín, arroz con jardinera o atún, para el plato principal, y una lata de durazno o de fruta con dulce de leche para el postre. También les pedimos algo para la mesa dulce, como turrones o garrapiñadas, y luego lo que quieran. Hay quienes agregan un mantel navideño, arreglos, juguetes, un pequeño pesebre y una oración para rezar en familia, además de las cartas para esa familia", explicó la organizadora.

La iniciativa crece cada vez más y algo que comenzó entre amigas, con 25 cajas, hoy suma cientos de voluntarios de distintas entidades como merenderos, comedores, parroquias, capillas de los barrios más extremos, y ya supera las 3 mil cajas.

Ayer, en el salón Metropolitano había 42 mesas, con representantes de las instituciones, que recibían a las familias que llegaban con las cajas preparadas para entregar. "Vienen muchas familias, abuelos con sus nietos, porque la idea es armarla juntos, pensando en la familia que recibirá la caja", agregó Josefina Moroni, otra de las organizadoras.

Una fiesta

Para los que reciben las cajas, ese día es toda una fiesta. Caren Gómez llegó ayer desde Peñaloza y Pasaje White al Metropolitano para recibir las cajas que se repartirán en la parroquia donde ella colabora, Nuestra Señora de la Esperanza.

"El sábado vamos a hacer un pesebre viviente en el barrio y ahí vamos a entregar las cajas a 27 familias", contó Caren, que se había pedido el día en el trabajo para poder colaborar.

"Los que reciben esta caja no llegan a fin de mes seguro. Otros se quedaron sin trabajo. Nosotros sabemos lo que está pasando en cada familia y aclaramos la situación para que los que arman este regalo lo hagan teniendo en cuenta esa realidad", expresó la mujer, que ayuda en Cáritas.

Ya hace tres años que Caren colabora con Nochebuena para Todos y se ocupa de entregar las cajas a las familias. "Cuando se encuentran con la caja, la abren en el momento y se emocionan de saber que alguien en Rosario pensó en ellos. Es una experiencia muy linda para nosotros, que somos un nexo, y para ellos. Yo creo que todo esto es una locura de amor porque te sentís que no estás solo y es la oportunidad de dar una alegría a alguien que la está pasando mal", contó feliz la voluntaria.

Junto a ella estaba Silvina Depalma, que llevará 118 cajas al barrio El Triángulo, de Villa Gobernador Gálvez. "Es una zona muy necesitada y nosotros los conocemos. La idea es que a ninguna familia le falte la cena navideña", expresó Silvina.

Junto con ellas había un merendero que participaba por primera vez y que de otra manera no hubiera conseguido juntar estas donaciones.

Ayer, en el gran salón se recibieron las tres mil cajas hasta las 15. Y más tarde empezaron a llegar los fletes, camionetas y autos para trasladarlas a los distintos puntos de la ciudad.

En los próximos días se entregará a cada familia, que ya espera ansiosamente este regalo tan especial para celebrar esta Navidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario