La Ciudad

Incendios en la isla: investigadores del Conicet advierten sobre el impacto en la calidad del aire de Rosario

Durante el fin de semana, la cantidad de material particulado casi suplicó los máximos recomendados por la OMS

Lunes 02 de Agosto de 2021

Los problemas ambientales no reconocen de límites geográficos. Por eso, nuevamente, este fin de semana los incendios desatados en las islas frente a la localidad de Villa Constitución invadieron de humo a la ciudad de Rosario. Según lo advierte un informe del grupo de Física de la Atmósfera del Instituto de Física Rosario (Conicet - UNR), durante todo el mes pasado, la cantidad de partículas en suspensión halladas en el aire, superaron los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Es más, el fin de semana pasado, esos aerosoles casi duplicaron este máximo permitido. El barrio La Florida se llenó además de cenizas producidas por la vegetación quemada.

Como parte de la Plataforma Ambiental de la UNR, los investigadores del Instituto de Física llevan más de más de 20 años monitoreando los incendios que se desarrollan en el delta del Paraná, en toda ese territorio de islas que se extiende entre San Nicolás y San Lorenzo. Los focos de incendio se contabilizan en base a imágenes satelitales y las mediciones de material particulado se obtienen del Sistema de Alerta Temprana (SAT), de la localidad de Granadero Baigorria.

De acuerdo al último informe del organismo, durante el mes pasado se detectaron numerosos focos de incendios en las islas del río Paraná, sobre todo frente a la localidad de Villa Constitución.

Según destaca el trabajo, el humo que se registró entre el viernes y el domingo pasado está relacionado con estos focos de incendio. El fin de semana el viento se movió con dirección al sur (variando entre el sur-sureste, sur-sudoeste y sur) y el Servicio Meteorológico Nacional registró la presencia de humo al comienzo de la mañana y "el olor a humo fue sentido por personas sensibles, aún en la vecina ciudad de Funes", destaca el trabajo.

El informe advierte además que en la zona norte de la ciudad, en el barrio La Florida, se observó además la presencia de restos de vegetal quemado en el suelo, algunas milimétricas, otras de varios centímetros.

incendio isla 1.jpg

Aire agrio

"Tanto el humo (conteniendo gases y material particulado microscópico) como los trozos de biomasa quemada, son factores que afectan, no sólo los objetos y construcciones al exterior sino también la salud humana, ya que estos últimos con el paso del tiempo se destruyen, transformándose en gran medida en aerosoles", afirma el informe del Observatorio.

El trabajo indica que "el número de incendios registrados en los últimos días del mes de julio muestran una relación directa con el incremento del número de partículas microscópicas encontradas en la atmósfera. Durante todo el mes se superaron los límites establecidos por la OMS para determinar la calidad del aire. El fin de semana pasado, multiplicaron estos valores por dos.

"Si bien entre el 27 y el 28 de julio se registraron pequeños focos de fuego frente a la ciudad, el viento por estas fechas no favoreció el arrastre de humo y material particulado. Por eso, concluimos que los restos de biomasa quemados que se encontraron en la zona norte, sí como los niveles altos de material particulado hallados en la ciudad se deben a los focos de incendio que tuvieron lugar en Villa Constitución", explicó Adriana Ipiña, investigadora del Instituto de Física Rosario.

La especialista indicó que "a pesar de que las quemas no fueron en número tan grandes como las del año pasado, la falta de lluvias y los vientos favorecieron la llegada de material particulado". Para tener una idea de la magnitud del problema, "durante todo el mes superamos los valores máximos permitidos" por la Organización Mundial de la Salud.

Lo que indica que "no tenemos que tener focos de incendios escandalosos" para que la calidad del aire se vea disminuida en Rosario.

incendio isla 2.jpeg

La afectación a la salud

Rubén Piacentini es el director del Grupo de Física de la Atmósfera y vive en el barrio La Florida. Este fin de semana, además de humo, los vecinos advirtieron también la llegada de cenizas producidas por la quema de biomasa, algunas milimétricas, otras de varios centímetros como las que ilustran esta nota.

"Tanto el humo (conteniendo gases y material particulado microscópico) como estos trozos de biomasa quemada, son factores que afectan, no sólo los objetos y construcciones al exterior sino también la salud humana", explicó el investigador.

incendio isla 3.jpeg

Y advirtió, sobre todo, las consecuencias que tiene la presencia de particulado más pequeño. "Producto de los incendios, se incrementa en la atmósfera la presencia de aerosoles suficientemente pequeños para inhalarlos, con sus consecuencias no sólo para el sistema respiratorio, sino que también puede afectar al sistema cardíaco", advirtió.

Los problemas ambientales no reconocen límites geográficos, sus consecuencias para la salud, tampoco.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario