La ciudad

Acoso sexual virtual, violencia que las chicas sufren desde los 13 años

Los datos pertenecen a la provincia y se desprenden de una radiografía nacional. La perturbación a través de comentarios e imágenes.

Sábado 30 de Noviembre de 2019

El acoso y la violencia machista no puede pensarse hoy fuera de las redes sociales, más aún en las generaciones más jóvenes. Las mujeres argentinas aseguran que comienzan a padecerlos on line a los 14 años, un dato que en Santa Fe desciende a los 13. Y más aún: casi seis de cada diez sufrieron comentarios sexuales no deseados a través de las redes —número que se eleva a siete de cada diez entre los 15 y los 19 años—; otras seis de cada diez recibieron fotos y videos con contenido sexual sin solicitarlo, y casi una de cada diez padeció la difusión sin consentimiento de imágenes propias con contenido sexual. Entre las sub 19, además, un 75% dijo haber sufrido el intento de contacto de adultos desconocidos a través de internet.

   Los datos se desprenden de la radiografía realizada en todo el país por la Organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) que, a través de su observatorio nacional, llevó adelante el primer informe sobre violencias on line. El proyecto, presentado ayer en Rosario, incluyó a más de 800 mujeres e identidades femenizadas de entre 15 y 49 años de todo el país, y que se llevó adelante entre abril y mayo pasados.

   El estudio incluyó consultas sobre ciberacoso sexual —también llamado acoso virtual sexual—, que consiste en el uso de las tecnologías con la intención de hostigar, controlar, someter, acosar, intimidar, insultar, vejar, humillar o amenazar provocando daño físico y emocional a quien lo padece; así como también la difusión de imágenes no consentidas con contenido sexual, ya sea en tono erótico o explícitamente sexual.

   El grooming, estipulado como delito en el artículo 131 del Código Penal, también es parte del relevamiento, una figura que comprende las acciones de adultos para establecer contacto con menores utilizando medios informáticos a fin de ganar confianza y obtener contenido personal o sexual, e incluso, en muchos casos, acceder a un encuentro personal que posibilite la materialización de un abuso físico.

De la calle a las redes

La coordinadora provincial de MuMaLá, Sofía Botto, señaló que “el trabajo tiene su génesis en un el hecho constatado de que todas las mujeres sufren el acoso callejero, pero especialmente las más jóvenes, y eso nos llevó a pensarlo a partir de las redes sociales no sólo porque las adolescentes son las principales usuarias, sino porque además la violencia es multidimensional y las relaciones personales se trasladan sin duda a las redes”.

   Rumores falsos (21%), utilización falsa de su identidad (20%), y difusión sin permiso de conversaciones privadas e íntimas con el objetivo de dañarlas (21%) aparecen entre los primeros resultados del relevamiento.

   Como víctimas de situaciones de acoso virtual —recepción de amenazas y mensajes hostiles—, el 38% del total dijo haberlo padecido y ese número se incrementa por encima del 40% al tratarse de las adolescentes de 15 a 19 años; del mismo modo que los mensajes sexuales no consentidos llegaron a un 58% del total de las consultadas, pero al 72% de la franja joven.

   Para Botto, que el 62% haya recibido imágenes de contenido sexual sin consentimiento, otro número que crece diez puntos entre las adolescentes, “es un muy alto”; no le pareció menor que casi una de cada diez (9%) haya sufrido la difusión de imágenes propias y de contenido sexual sin permiso, otra cifra que en la franja joven se eleva al 11%.

   De hecho, también entre ellas están las principales potenciales víctimas de grooming, ya que el 75% sufrió algún intento de contacto por parte de adultos desconocidos en las redes, un número que incluso entre las mujeres de entre 20 y 34 años, roza el 70%, y alcanza el 50% en las mayores de 34.

Las adolescentes y la escuela

Así como el acoso callejero, la edad en que las mujeres comienzan a sufrir estos tipo de violencia a través de las redes, no llega a los 15 años. A nivel nacional, la edad en que padecen por primera vez estas situaciones es a los 14, mientras que en Santa Fe desciende a los 13.

   Lo llamativo es el lugar al que van por ayuda. Mientras que a nivel país, el 41% de las chicas en edad escolar decidió buscar asesoramiento en ese ámbito, en Santa Fe ese número se disparó al 74%.

   “Eso muestra la centralidad de estos ámbitos para abordar estas problemáticas”, señaló la coordinadora santafesina de MuMaLá, al tiempo que recalcó una y otra vez la urgencia “de la Educación Sexual Integral (ESI) en las aulas” (ver aparte).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario