Aborto legal

Tres de cada cuatro habitantes de San Marino votaron a favor de legalizar el aborto

Era uno de los últimos Estados europeos que aún penalizaba la interrupción del embarazo.

Domingo 26 de Septiembre de 2021

Los habitantes de la pequeña república de San Marino votaron abrumadoramente este domingo en favor de legalizar el aborto, rechazando una ley de 150 años que lo penalizaba y convirtiéndose en el Estado de mayoría católica más reciente en aprobar la interrupción del embarazo bajo ciertas circunstancias.

Según resultados oficiales difundidos en la televisión de San Marino, aproximadamente el 77% de los votantes aprobaron legalizar el aborto en las primeras doce semanas de gestación. También será legal después de ese tiempo en caso de que la vida de la madre esté en peligro o si su salud física y psicológica corren riesgo debido a anomalías o malformaciones del feto.

Al haber ganado el voto por el "Sí", ahora el Parlamento de San Marino debe tomar medidas para legalizar la interrupción del embarazo. En el referendo participó el 41% de los electores de este pequeño Estado de 33.000 residentes.

San Marino, una de las repúblicas más antiguas del mundo, era uno de los últimos Estados europeos que aún penalizaba el aborto. Con este resultado, ahora está a la par de otros Estados católicos como Irlanda, que legalizó el aborto en 2018, y la vecina Italia, donde la interrupción del embarazo es legal desde 1978. Sigue estando prohibida en Malta y en Andorra, y Polonia introdujo una veda casi total al procedimiento este año.

El referendo de San Marino se llevó a cabo luego de que unas 3.000 personas firmaron una petición para revocar la ley de la república contra el aborto, que se remontaba a 1865.

Las mujeres de San Marino que desean abortar suelen viajar a Italia para hacerlo, pero los impulsores del referendo afirmaron que eso conlleva una carga financiera indebida y penaliza a las mujeres que fueron violadas.

Sara Casadei, de la campaña "Noi Ci Siamo", expresó su alegría: "Respaldamos esto porque parecía correcto que las mujeres tengan una opción y no se vean obligadas a ir a otra parte, sino tener los servicios en nuestro propio territorio".

La doctora Maria Prassede Venturini, pediatra y representante de la campaña "Bienvenida la vida", dijo que su grupo seguirá trabajando por una "cultura que le dé la bienvenida a la vida" y que concentre el cuidado en "los dos principales protagonistas: la madre y el hijo".

Los opositores alegan que en San Marino incluso los menores de edad pueden recibir anticonceptivos gratuitos en las farmacias, incluyendo la píldora del día después.

Previo al referendo, el obispo de San Marino, monseñor Andrea Turazzi, indicó que la Iglesia católica estaba "decididamente en contra" de la iniciativa de despenalización, aunque dijo que la campaña había incrementado la conciencia acerca de la necesidad de proporcionar mejores servicios y atención, en especial a las madres con dificultades económicas.

El Vaticano se opone firmemente al aborto. Sostiene que la vida humana comienza desde el momento de la concepción y que toda vida debe ser protegida desde ese instante hasta la muerte natural. "Para nosotros, es inconcebible que una madre recurra al aborto debido a algunos problemas económicos", declaró Turazzi.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario