Información Gral

Por un agujero en el fuselaje un boeing aterrizó de emergencia en Filipinas

Los pasajeros del Jumbo de la compañía australiana Qantas vivieron minutos interminables de pánico hasta que por fin el avión tocó tierra. “Hubo un fuerte estruendo, volaron maderas y otros restos en la primera clase y las mascarillas de oxígeno cayeron”, relató June Kane, de Australia. Sin embargo las imágenes muestran una notable calma entre los pasajeros al momento de la emergencia. Ver video dentro del avión

Viernes 25 de Julio de 2008

Manila.- Los pasajeros del Jumbo de la compañía australiana Qantas vivieron minutos interminables de pánico hasta que por fin el avión tocó tierra. “Hubo un fuerte estruendo, volaron maderas y otros restos en la primera clase y las mascarillas de oxígeno cayeron”, relató June Kane, de Australia. Sin embargo las imágenes muestran una notable calma entre los pasajeros al momento de la emergencia. Ver video dentro del avión

Ella y otros 345 pasajeros se encontraban en el Boeing 747-400 que partió de Londres y se dirigía a Melbourne tras hacer escala en Hong Kong, cuando en el fuselaje del avión se abrió un agujero por razones hasta ahora desconocidas.

El piloto abandonó de inmediato la altura a la que volaba y el enorme aparato bajó en el menor tiempo posible 7.000 metros. La tripulación consiguió realizar un aterrizaje de emergencia en la capital filipina de Manila, evitando una catástrofe a los 346 pasajeros y a los 19 integrantes de la tripulación. Nadie reusultó herido.

En el avión averiado había un agujero de tres por cuatro metros cerca de la bodega, donde se almacenan las maletas. El orificio permitía ver el equipaje.

“Fue terrible, pero tengo que decir que la gente permaneció muy tranquila”, dijo Kane a medios británicos. Brendan McClements narró lo ocurrido en términos similares: “Dejamos Hong Kong y luego escuché un ruido muy fuerte. Se escuchaba cómo succionaba el viento”. McClements dijo a la BBC: “Yo creía que habíamos topado con algo”.

Todos se aseguraron el cinturón. “Justo detrás de mi asiento se escuchó un fuerto ruido”, dijo Thamarow Ranish en declaraciones a la televisión filipina. “Por delante de mi ventana pasaron restos de fuselaje y noté cómo el aparato caía”, añadió.
“Cuando el aparto cayó fue horrible”, dijo Olivia Lucas, otra pasajera, a la BBC.

“A unos 8.000 metros de altura la tripulación se vio obligada a emprender un aterrizaje de emergencia, después de que una parte del fuselaje se desprendiera y la presión en la cabina bajara rápidamente”, comunicó la compañía Qantas.

Cuatro especialistas de Qantas han viajado a Manila para ayudar a los funcionarios filipinos en las pesquisas y poder hallar así la causa del incidente. Un responsable del aeropuerto de Manila dijo a los medios locales que en la cabina del avión se registó una pérdida de presión y por ello el piloto anunció un aterrizaje de emergencia.

En opinión del experto aeronáutico Jürgen Heermann dos pueden ser las causas del accidente de hoy: “O el avión tenía un fallo en su esctructura o se ha registrado una explosión en la bodega”, dijo Heermann a dpa, insistiendo en que en ambos casos se trata de especulaciones.

El ingeniero, que ha pilotado durante cuatro años con el Boeing 747, considera posibles las informaciones sobre un agujero en el suelo de la cabina de pasajeros.

El canal de televisión BBC emitió el video de un pasajero que muestra a los viajeros con las mascarillas de oxígeno en el rostro. Un bebé lloraba, pero luego se lo ve tranquilo. Posteriormente se ve a dos azafatas por el pasillo calmando a los pasajeros. Tras el aterrizaje estalla un aplauso espontáneo.

Debra Manchester, una pasajera de primera clase, dijo al “Times Online”: “No sabíamos qué etaba ocurriendo. Transcurrido un tiempo la situación se calmó y había silencio total. A nuestros pies había restos, pero nos sentimos todos un poco más tranquilos cuando nos quitamos las máscaras de oxígeno.

La compañía australiana Qantas está considerada una de las más seguras del mundo. El Boeing 747-400 que aterrizó de emergencia en Manila tenía 17 años.

En los últimos diez años hubo sólo dos incidentes espectaculares con aviones de Qantas, pero nadie resultó herido. En 1999 un 747 derrapó en Bangkok por las intensas lluvias y el aparato acabó con daños considerables. En abril de 2000 un jumbo de Qantas se salió de la pista en Roma debido a un aparato defectuoso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario