Información Gral

Las dietas para adelgazar pueden fracasar si se almuerza más allá de las tres de la tarde

 Un estuido realizado por el área de nurición de la Universidad de Barcelona determinó cuál es el horario crítico para la ingesta de alimentos. La obesidad depende de las rutinas de alimentación. 

Viernes 19 de Febrero de 2016

Un estudio de la Universitat de Barcelona, dirigido por la experta en nutrición y ciencia de los alimentos María Izquierdo, comprobó la incidencia que tiene la hora de la comida en el aumento de peso y que las tres de la tardes es la hora crítica para la ingesta de alimientos . Más allá de ese  horario, la tendencia es engordar inevitablemente.

De este modo, se refrendó el relevamiento que realizó el departamento de Fisiología de la Universidad de Murcia, que demostró dos años atra´s cómo la hora de la comida marcaba en parte la eficacia o la ineficacia de dietas para perder peso. Ahora el mismo fenómeno entre personas obesas severas que se habían sometido a cirugía bariátrica como último recurso para bajar su exceso de peso, que en muchos casos estaba generando síndrome metabólico y secuelas cardiovasculares.

En la investigación, cuyos resultados se publican en la revista Clinical Nutrition, se analizaron 270 pacientes de la unidad de Obesidad del hospital Clínic que dirige el endocrinólogo Josep Vidal. Todos los participantes, la mayoría mujeres, habían tenido un índice de masa corporal superior a 40 (se considera un índice normal 25) y después de haber probado diferentes métodos para perder peso sin éxito, habían necesitado una cirugía bariátrica que redujera su capacidad de absorción en el estómago y el intestino.

A lo largo de seis años, la mayoría logró reducir y mantener a raya sus kilos y llegar a quitarse de encima el 80 por ciento del peso que les sobraba. Otra parte de los pacientes logró la pérdida de kilos deseada durante los dos primeros años y luego volvieron a engordar en los siguientes años. Y hay un tercer grupo, entre el 10 por ciento y el 15 por ciento de los casos estudiados, que desde el principio no consiguió perder el peso que le sobraba, ni siquiera la mitad.

“Y hemos encontrado una diferencia clara entre estos tres grupos: la hora de la comida. No hay variaciones por sexo, edad, la hora de la cena o la del desayuno u otras circunstancias: el 70 por ciento de los pacientes del tercer grupo, el que desde el principio respondía peor al drástico tratamiento para perder peso, comía después de las tres de la tarde”, explicó Izquierdo.

En los otros grupos, los que lograron un amplio éxito y los que tuvieron resultados peores con los años, eran tardíos menos del 40 por ciento. “Eso no quiere decir que sea un factor determinante, pero la correlación entre una circunstancia y otra nos tiene que hacer pensar en la importancia que puede tener ese factor en la obesidad”, añadió la investigadora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario