Información Gral

Empleados de Rappi, Glovo y Pedidos Ya quieren trabajar

Se manifestaron en contra de la resolución de un juez porteño que suspendió la actividad de las app.

Domingo 04 de Agosto de 2019

Empleados de las aplicaciones de mensajería y delivery cuyas operaciones fueron suspendidas en la ciudad de Buenos Aires por un fallo que esgrimió el incumplimiento de medidas judiciales por parte de tres empresas, se mostraron ayer en contra de la medida y pidieron buscar “una solución que no afecte los puestos de trabajo”.

    “Esto lo hacemos porque lo necesitamos para comer. Siempre las cosas nuevas no salen perfectas de entrada. Hay que mejorar y perfeccionar”, dijo Juan Martín, de 24 años, un joven que realiza repartos en el barrio de San Telmo.

    Otro trabajador, Cristian, de 32 años y de nacionalidad venezolana, aseguró que “si sacan los delivery quedan un montón de trabajadores en la calle”

    “Yo pago alquiler y tengo un préstamo, si paro de trabajar tres días me arruina el mes. El juez debería resolver directamente con las empresas pero sin suspender el trabajo”, dijo el joven antes de continuar su viaje en bicicleta para realizar un reparto.

    La posición de los comerciantes que utilizan las plataformas de reparto consultados por Télam fue similar a la de los trabajadores, tras el fallo del juez de feria, Roberto Gallardo, que ayer suspendió las operaciones de Rappi, Glovo y Pedidos Ya.

    “Estoy a favor de este sistema de aplicaciones porque ayuda expandir las ventas. Nosotros estamos por poner este servicio con alguna de la empresas ya que va a influir en este momento que la situación está un poco mal”, dijo Adrián Fernández, de la pizzería “Mi Tío”, una cooperativa de trabajo de San Temo.

    “Este fallo me preocupa, en principio por lo que pasa con los que trabajan porque se está impidiendo que lo hagan. Igual desde que el juez suspendió la actividad yo vi pasar algunos delivery”, agregó Fernández.

    Y, añadió: “Estoy de acuerdo con este sistema pero también creo que las empresas tienen que dar buenas condiciones de trabajo”.

    En el mismo sentido, uno de los encargados del local “Mr. Sándwich”, también de San Telmo, aseguró que “hay que tomar medidas pero no suspenderlo, eso seria frenar el trabajo de los chicos”.

    “Suspender repercutiría negativamente en los comercios porque es un buen servicio para el local y no sé en los clientes, pero creo que también. Hoy el trabajo es normal por ahora”, sostuvo a Télam.

    Jorge, que trabaja como encargado de la sucursal de “La Farola” del barrio de Belgrano, se mostró en contra del fallo que suspendió los servicios pero afirmó que este sábado los repartos continuaban a pesar de la orden judicial.

    “Nosotros trabajamos con Rappi y Pedidos Ya, y es una comodidad para todos y para el local, porque hay que satisfacer al cliente. Hasta ahora en lo que va del día, el trabajo con estas empresas es normal”, aseveró.

    El fallo conocido ayer dispuso además que la Policía de la Ciudad “decomise” las mercaderías que transportan estas empresas “que no respeten íntegramente los requisitos legales y judiciales”.

   El juez Gallardo explicó que su decisión se basó “en el incumplimiento” por parte de las empresas de la presentación de documentación “ordenada hace siete meses” por la Justicia.en un proceso iniciado por la Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (Asimm), que ya tuvo fallos favorables en el Juzgado de origen y en la Cámara de Apelaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario