Información Gral

El Nobel de literatura fue para el francés Jean-Marie Le Clézio

El novelista Jean-Marie Gustave Le Clézio se convirtió ayer en el primer francés en ser distinguido con el premio Nobel de literatura desde 1985. La Academia Sueca justificó en Estocolmo la decisión de premiarlo por ser "el escritor de la ruptura, de la aventura poética y de la sensualidad extasiada".

Viernes 10 de Octubre de 2008

El novelista Jean-Marie Gustave Le Clézio se convirtió ayer en el primer francés en ser distinguido con el premio Nobel de literatura desde 1985. La Academia Sueca justificó en Estocolmo la decisión de premiarlo por ser "el escritor de la ruptura, de la aventura poética y de la sensualidad extasiada".

Le Clézio, nacido en Niza en 1940, es " un investigador de una humanidad fuera y debajo de la civilización reinante", según la Academia.

El escritor, de 68 años, se mostró "muy conmovido y agradecido" minutos después de darse a conocer su nombre. Desde París, dijo a la radio sueca que estaba escribiendo cuando lo contactaron.

Le Clézio fue largamente elogiado por una obra consagrada al exilio, la nostalgia de los mundos primitivos y la exploración de la infancia en títulos como "Desierto" o "El africano".

La Academia Sueca describió en su fallo a Le Clézio como un "autor de nuevas experimentaciones, aventuras poéticas y de sensual éxtasis, explorador de una humanidad dentro y fuera de la civilidad imperante".

Por su parte, el presidente francés Nicolaás Sarkozy saludó con un "inmenso orgullo" el premio otorgado a Le Clézio, al que dirigió sus "más calurosas felicitaciones en nombre de todos los franceses por la recompensa más prestigiosa que un escritor puede recibir".

El escritor, quien se convirtió ayer en el décimo cuarto francés en ser distinguido con el Nobel de literatura, es un ecologista enamorado de la cultura amerindia cuya obra ha sido elogiada a la par de la de su compatriota Albert Camus.

La carrera literaria de Le Clézio comenzó súbitamente en 1963, cuando con sólo 23 años obtuvo el premio Renaudot (compitiendo nada menos que con "La ciudad y los perros", de Mario Vargas Llosa) con su novela "El atestado".

Traducidas al castellano (pero inhallables hoy) llegaron "El diluvio y la guerra", así como "Viajes del otro lado" (publicada en Uruguay), "Mondo y otras historias" (Eudeba), "Desierto y Onitsha" (Debate), "El buscador de oro", y "La cuarentena" y "El pez dorado" (ambas publicadas por Tusquets).

En casi un centenar de obras, Le Clézio desarrolló un lenguaje fulgurante que rastrea las misteriosas conexiones entre el hombre y la naturaleza: sus textos son muchas veces apasionados y dolorosos enfrentamientos con las civilizaciones comercializadas e industrializadas y sus propias raíces personales.

Los franceses y el erotismo. "Yo creo que la novela francesa no es, como suele pensarse, autobiográfica sino autoerótica: hay una especie de encerramiento en el autoerotismo, como si no existiera el otro", aseguró el año pasado durante una visita a la Argentina.

Le Clézio había llegado a Buenos Aires para presentar dos obras: "Urania" (publicada por El Cuenco de Plata) y "El africano", que lanzó el sello Adriana Hidalgo y rastrea la historia de su niñez y la lucha de su padre por los nativos en el Africa colonial.

"Hoy existo, viajo y me he arraigado en varios lugares. Sin embargo, a cada instante me siento traspasado por el tiempo de otra época. No sólo esta memoria de niño, la memoria del tiempo que precedió a mi nacimiento", escribe en "El africano", que incorpora las palabras a un intenso recuerdo sensorial pero todavía no verbal pues "cuando se es niño no se usan palabras (y las palabras no están usadas)".

La estancia de Le Clézio en la Argentina también incluyó la presentación de "Urania", que bajo la traducción al castellano de Ariel Dillon cuenta como anécdota jugosa su convivencia durante tres años con una tribu indígena de Panamá.

La del año pasado no fue sin embargo la primera vez que el escritor visita el país, ya que en 1983 asistió casi de incógnito a una mesa redonda titulada "¿Qué es la creación?", en la que leyó historias junto a los otros expositores (Marcos Aguinis, Luis Gregorich y Sergio Sinay).

El tema central de la obra de Le Clézio se ha ido orientando cada vez más hacia la exploración del mundo de la infancia y hacia la historia de su propia familia.

Bajo estas premisas escribió "Desierto", "Revoluciones" (2003) y también la mencionada "El africano" (2004), en la que trata algunos de sus temas favoritos, como el exilio, la memoria, la ruptura de la juventud y el conflicto cultural.

Entre sus últimas obras se destaca "Ballaciner" (2007), un ensayo profundamente personal sobre la historia del arte cinematográfico y sobre la importancia del cine en su propia vida. l (DPA y Télam)

Dado por muerto

Poco después de que la Academia sueca anunciara el Nobel para Jean-Marie Gustave Le Clézio, uno de los usuarios de Wikipedia volcó: "Al conocer la noticia, debido a la sorpresa, sufrió un infarto de miocardio, y fue ingresado en estado crítico en el hospital Charles de Gaulle de París, donde falleció a las 13.05". El escrito fue levantado a los pocos minutos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario