Información Gral

El día que Hitler perdió la cabeza en el Museo de cera de Berlín

Poco después de abrir hoy sus puertas en Berlín el nuevo museo de cera, un visitante arrancó la cabeza de la figura del dictador Adolf Hitler, informó la policía. Un hombre de 41 años se dirigió tras ingresar en el edificio cercano a la Puerta de Brandemburgo directamente a la figura que repesenta al dictador nacionalsocialista sentado en un escritorio. Cuando dos guardias de seguridad intentaron frenarlo, se produjo una pelea, tras lo cual el visitante arrancó la cabeza al muñeco de cera.

Sábado 05 de Julio de 2008

Berlín-  Poco después de abrir hoy sus puertas en Berlín el nuevo museo de cera, un visitante arrancó la cabeza de la figura del dictador Adolf Hitler, informó la policía. Un hombre de 41 años se dirigió tras ingresar en el edificio cercano a la Puerta de Brandemburgo directamente a la figura que repesenta al dictador nacionalsocialista sentado en un escritorio.
Cuando dos guardias de seguridad intentaron frenarlo, se produjo una pelea, tras lo cual el visitante arrancó la cabeza al muñeco de cera.

La policía detuvo poco después al atacante, que al parecer quería manifestarse contra la exposición. El detenido es investigado por daños materiales y lesión corporal. Uno de los guardias del museo fue herido en una pierna durante el forcejeo.

La portavoz del museo, Natalie Ruoss, no encontró explicación para lo sucedido. “Dos hombres de seguridad estaban apostados en el lugar, y no pudieron impedirlo”.

Ruoss señaló que no está claro si la figura retornará a la muestra. “Deprende de la magnitud del daño provocado a la figura de 200.000 euros (300.000 dólares)”.

Según el relato de otro visitante del museo, que observó el incidente, el atacante estuvo esperando una hora delante del edificio ubicado en el céntrico boulevard Unter den Linden para entrar en segundo lugar poco después de la apertura.

“Era un hombre de aspecto normal. Caminó con toda calma hasta el lugar el muñeco de Hitler y cuando le arrancó la cabeza gritó 'Nunca más guerra'”, contó el testigo.

El nuevo museo de cera de Berlín es el tercero del grupo de Madame Tussaud en Europa después de los de Londres y Amsterdam y el octavo en el mundo.

La inauguración del museo,de la que la prensa informa con profusión, estuvo precedida de airadas protestas por la inclusión de la figura de Hitler. Muchos temían que el lugar se convirtiera en sitio de peregrinación de neonazis.

Para contrarrestar los temores, los organizadores del museo representaron al dictador como un hombre viejo sentado en su búnker poco antes de acabar con su vida en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial. La figura no puede ser ni tocada ni fotografiada.

Además de Hitler están representados entre otros la canciller alemana, Angela Merkel, así como los literatos Bertolt Brecht y Günter Grass.

También hay una figura del ex mandatario Helmut Kohl, quien aseguró en declaraciones al diario “Bild” que nunca dio una autorización para ser incluido en la muestra. Kohl ha buscado asesoramiento legal. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario