INFORMACIÓN GENERAL

Comer en el verano: qué cocinar sin morir de calor en el intento

Seis platos rápidos y sabrosos para preparar en la estación más calurosa del año

Lunes 11 de Enero de 2021

Llega la hora del almuerzo o la cena y el dilema es siempre el mismo: ¿qué se come? En invierno la solución puede ser rápida ya que un guiso, pasta o cualquier otra cosa bien caliente va como anillo al dedo. Sin embargo, cuando llega el verano la comida muchas veces es un problema, porque con las altas temperaturas nadie quiere estar al lado de la hornalla o el horno por tanto tiempo.

Hay ingredientes que son clásicos de la estación más calurosa del año, así como también lo son los alimentos fríos como sándwiches o ensaladas que ayudan a ahorrar tiempo e ingerir algo fresco. El inconveniente es cuando esto se hace costumbre, ya que no es bueno porque el cuerpo no llega a recibir todos los nutrientes y proteínas que necesita. Es por eso que en este artículo hay algunas ideas fáciles y rápidas para tener una buena alimentación durante el verano.

En ocasiones, por no querer pasar tanto tiempo cerca de la cocina, se realiza algo simple, en poco tiempo y nada sano. Para evitar la mala alimentación y comer de la mejor manera posible, en esta oportunidad se han seleccionado 6 platos que pueden ser grandes aliados en el verano, que llevan poco tiempo de cocción y pueden combinarse para hacer una comida rica, sana y nutritiva.

Salteado de verduras y pollo

wok.jpg

Es una de las opciones más fáciles y sabrosas, además de contener ingredientes que pueden encontrarse en cualquier lado. Solo se necesita una sartén, verduras, pechuga de pollo cortada en cuadraditos y condimentos. Es un plato completo que puede hacerse en su versión vegetariana o vegana con simplemente omitir el pollo.

Los vegetales quedan a elección de cada persona aunque los más comunes son cebolla, morrón, zanahoria y zapallito cortados en trozos. Dichos ingredientes se agregan al wok o sartén con un chorrito de aceite y poco a poco se van condimentando a gusto. Una vez que están cocidos se agrega el pollo hasta que esté cocido y se le suman otras especias para terminar de darle el sabor deseado. Solo queda servir y disfrutarlo.

Arroz con verduras

arroz.jpg

Esta comida puede ser caliente o fría, ya que puede ingerirse como una ensalada. Como en el caso anterior, las verduras son a gusto del comensal. Si se va a comer fría, simplemente hay que hervir el arroz y cocinar alguno de los vegetales si se necesita, sino simplemente cortarlos, agregarlos y condimentarlos. El arroz puede suplantarse por lentejas frías.

Por otro lado, si quiere hacerse caliente puede prepararse una especie de salteado con las verduras mientras, en otra oll,a se tiene caldo hirviendo. Cuando los vegetales estén hechos, se agrega en la misma sartén el arroz que se va a utilizar hasta que esté "dorado", y luego se vierte el caldo para que hierva todo junto hasta que absorba todo el agua y el arroz esté hecho.

Tortilla de papas

tortilla.jpg

Clásico de clásicos, es la preferida de muchos y no tiene dificultad, excepto por el momento en el que se da vuelta la tortilla. Se necesitan papas y huevos, aunque hay quienes prefieren agregarle cebolla salteada y algún otro ingrediente como, por ejemplo, queso.

El primer paso es pelar y cortar papas en cubos no tan pequeños y agregarlas en una sartén con aceite bien caliente para freírlas. Una vez hechas, sacarlas y escurrirlas. En un bowl aparte ubicar huevos, sal, pimienta, ajo, perejil y batirlo hasta que este todo junto. Luego, en una sartén con el tamaño deseado poner unas gotas de aceite, calentarla y agregar las papas y la mezcla del huevo. Controlar que no se pegue y una vez cocido de un lado, con ayuda de otro plato o algún recipiente, dar vuelta y ubicar nuevamente en la sartén hasta que esté lista. Servir en un plato acompañado con tomates o algo frío.

Ensaladas

ensalada.jpg

Hay tantas variedades como ingredientes para poner en ellas. Las dos más nombradas son la César y la Waldorf por sus nombres tan famosos y porque suelen ser las que más ofrecen en restaurantes y casas de comidas. Sin embargo, cualquier alimento puede ser parte de una ensalada para que quede refrescante y sabrosa.

La combinación de vegetales con frutas como el mango, la manzana o la sandía dan un toque ideal para el producto terminado. Los frutos secos, jamón crudo, zucchinis y pepinos también hacen que las ensaladas sean perfectas gracias al conjunto de texturas.

Wraps

wrap.jpg

Tanto las ensaladas como el arroz o el salteado pueden ir dentro de una tortilla, wrap, burrito o quesadilla. Esto hace que todo lo que está distribuido en un plato se compacte dentro de este tipo de masa para poder comer todo junto en una mezcla de sabores.

No solamente las comidas mencionadas pueden ser parte de un wrap, sino que también pueden probarse otras mezclas de alimentos cocidos y también crudos. Las ensaladas verdes junto a algún aderezo son una gran opción, así como lo es un salteado de carne.

Sándwich de pollo

pollo.jpg

Además de los que se llenan de fiambre, el de pollo es una buena elección para pasar almuerzos o cenas durante el verano. Con cualquier tipo de pan queda bien una pechuga hecha a la plancha o de la forma en que se prefiera, junto a aderezos, lechuga, queso y condimentos.

Para que todo el quede más compacto y si el tiempo no es un problema, una vez hecho el sándwich se puede sellar. Así, todos los sabores se juntan, el queso se derrite y queda delicioso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario