Información Gral

Air France informó a los familiares que no hay esperanzas de sobrevivientes

Inmersos en una profunda angustia y en medio del dolor, los familiares de los pasajeros del vuelo 447 de Air France que se precipitó al mar el lunes, con 228 personas a bordo, debieron abandonar las esperanzas de que alguien haya sobrevivido a la caída del avión en el océano Atlántico, después de que la empresa aérea afirmara que no existe ninguna posibilidad de que ello ocurra.

Jueves 04 de Junio de 2009

Inmersos en una profunda angustia y en medio del dolor, los familiares de los pasajeros del vuelo 447 de Air France que se precipitó al mar el lunes, con 228 personas a bordo, debieron abandonar las esperanzas de que alguien haya sobrevivido a la caída del avión en el océano Atlántico, después de que la empresa aérea afirmara que no existe ninguna posibilidad de que ello ocurra.

El director general de Air France, Pierre-Henri Gourgeon, informó a los familiares en una reunión privada que el avión se desarmó en el aire o cuando golpeó la superficie del mar, según relató un voluntario presente en la reunión.

"Lo que está claro es que no hubo un aterrizaje. No hay posibilidad de que las mangas de escape se hayan desplegado", dijo Guillaume Denoix de Saint-Marc, quien asiste a algunos familiares a pedido de fiscales parisinos y estaba en el encuentro con funcionarios de Air France.

Denoix de Saint-Marc dirige una asociación creada para las víctimas del vuelo 772 de UTA, derribado por terroristas libios en 1989. Según él mismo relató, el director general de Air France les dijo a las familias que no había sobrevivientes, por lo que la caída del vuelo 447 se convertiría así en la mayor tragedia de la historia de Air France y el peor accidente en vuelos comerciales en todo el mundo desde 2001.

Mientras tanto, la Fuerza Aérea y la Marina de Brasil iniciaron hoy su cuarta jornada de búsqueda del avión de Air France sobre el Atlántico.

Un avión radar R99 mantuvo su operación nocturna para tratar de identificar más restos del Airbus, y en la mañana ingresaron en operación aviones Hércules C-130 brasileños, un Orion P-3 estadounidense y un Falcon 50 francés, que se dedican a zonas precisamente delimitadas.

"Estamos saliendo una vez más en la búsqueda de restos del avión, pero las condiciones del área no son las mejores", había dicho un tripulante del R-99 en Fernando de Noronha, base de las operaciones de búsqueda a 350 kilómetros de la costa noreste brasileña.

Dos navíos de la Marina brasileña ya operan en la región donde ayer la Fuerza Aérea identificó restos del avión "extendidos en un área circular de 5 kilómetros de radio". En tanto, la mancha de combustible divisada ya había desaparecido, señaló el ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim.

El ministro señaló que la zona de búsqueda se limitó ahora a un radio de 200 kilómetros a partir del último punto de contacto con la nave desaparecida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario