El Mundo

Francia, España y Bélgica rechazan postergar el Brexit y postulan salida sin acuerdo

La primera ministra Theresa May pidió ampliar el plazo para abandonar la Unión Europea hasta el 30 de junio. Pero fue desairada

Sábado 06 de Abril de 2019

La primera ministra británica, Theresa May, solicitó ayer a la Unión Europea una nueva prórroga del Brexit hasta el 30 de junio, para dar tiempo a Londres a que prepare un proceso que debería completarse en apenas una semana y evitar un divorcio caótico.

   Pero Francia reiteró su oposición a una extensión si Gran Bretaña no presenta "un plan concreto con claro apoyo de la Cámara de los Comunes". A las pocas horas Holanda, España y Bélgica se sumaron.

   Todos esos países están listos para "un No Acuerdo" la semana próxima, según la filtración de un cable diplomático de la cumbre de los 27.

   "Es prematuro hablar de una extensión cuando los 27 fijaron una condición previa clara: debe haber un plan alternativo creíble para justificar la petición", defendió la Presidencia francesa, que considera que "ese no es el caso hoy".

   Según agregó el diplomático francés que escribió el documento, los miembros de la UE podrían extender la partida "un par de semanas para evitar una crisis financiera y prepararnos frente a los mercados".

Desaire

Esta posición deja a la intemperie a May. Debe optar por el No Acuerdo, cuyo Parlamento se lo impide y votó en contra, o la revocación del artículo 50, que detonó el divorcio entre la UE y el reino, para frenar el Brexit definitivamente. Esta última es una decisión unilateral británica, que no tiene que consultar con los europeos, y podría dejar a Gran Bretaña dentro de la Unión. Una petición de seis millones de personas en el sitio parlamentario británico lo exige. Un No Acuerdo o un No Brexit son las alternativas británicas nuevamente.

   La oposición de algunos países europeos complica a la primera ministra conservadora May. Llegó luego de que el laborismo acusara al gobierno de "no comprometerse ni cambiar" durante las conversaciones para finalizar este viernes la parálisis del Brexit, en su tercer día de negociaciones.

   Para el diplomático francés que escribió el documento filtrado "no hay un solo argumento que favorezca la extensión en la carta" de Theresa May y especifica que "una extensión es un peligro para Europa".

Clara decisión

Amélie de Monthalin, la joven y flamante secretaria de asuntos europeos francesa, dijo que "la Unión Europea tomó una clara decisión el 21 de marzo. Otra extensión requiere que Gran Bretaña presente un plan con claro y creíble apoyo político". Y subrayó:"Como escribió la primera ministra Theresa May esto no es del mejor interés de Gran Bretaña o de la Unión Europea. No podemos permitir que continúe".

   Según la funcionaria que asumió esta semana, el Consejo de Europa en la cumbre del 10 de abril debe decidir cuáles son las condiciones necesarias para esta extensión. "En ausencia de dicho plan, nosotros debemos reconocer que Gran Bretaña elija irse de la Unión Europea de una manera desordenada", precisó.

   Francia se inquieta por la influencia que los Brexitiers euroescépticos van a tener en la campaña electoral europea, si Gran Bretaña se queda y participa en las elecciones de mayo. El aristócrata Jacob Rees Moss, euroescéptico y líder del Euroesceptics European Research Center( EEG) dijo que "el gobierno debe perturbar a la Unión Europea desde adentro si hay una mayor extensión".

Interrogante

Emmanuel Macron se pregunta si ante la posibilidad de que May caiga, el nuevo primer ministro británico con quien tengan que negociar sea el Brexitiers Boris Johnson o Jacob Rees Moss. Francia quiere impulsar reformas de Europa en la campaña electoral. El riesgo es que los euroescépticos produzcan una parálisis o las veten, si se mantienen dentro de la UE.

   La dura posición francesa contrasta con la propuesta del presidente del Consejo de Europa, Donald Tusk, que había sugerido "una extensión de un año flexible, hasta el 31 de marzo del 2020", con la opción de irse antes si el acuerdo de divorcio con Europa era ratificado por el Parlamento. El había descripto el plan como el más razonable. No son pocos los líderes europeos que apoyan la posición de Tusk en contra de la intransigencia de Francia. Alemania quiere evitar un No Acuerdo a toda costa pero exige más detalles a Londres al igual que Holanda, su mejor aliado en Europa.

   El condicionamiento de Francia a Gran Bretaña se suma a las acusaciones del Laborismo, que estaba en su tercer día de negociaciones con el gobierno de May para salir de la parálisis del Brexit.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});