El Mundo

España: Sánchez apuesta a recuperar Cataluña del "desgobierno" de los separatistas

El jefe del gobierno español hace campaña en la región, donde se vota el 14 de febrero

Sábado 30 de Enero de 2021

El presidente del Gobierno de España, el socialista Pedro Sánchez, proclamó el “fin de la época oscura del desgobierno” separatista en Cataluña, en vistas de las próximas elecciones regionales del 14 de febrero. Sánchez cree que se impondrá el candidato socialista, el ex ministro de Sanidad Salvador Illa. Al parecer, Illa, que ha sido duramente criticado por su gestión de la pandemia, tiene buen respaldo entre los electores catalanes.

En un acto en Tarragona junto a Illa, Sánchez dijo este sábado que con un cambio en el Ejecutivo catalán debe “poner fin y pasar página de los desgobiernos independentistas, que no han gobernado para la Cataluña real”.

El presidente español también considera que la época oscura de la pandemia “empieza a aclararse” tanto en España como en el resto de Europa. Pese a que su Gobierno recibe muy mala nota en materia de Covid, Sánchez se siente fuerte en medio de un panorama político español más fragmentado que nunca. Jefe indiscutido del PSOE, Sánchez se alió con el partido populista Podemos e impulsa un aumento del gasto público casi como receta única para impulsar a la economía.

Este sábado, Sánchez destacó el cambio de estrategia de la UE con respecto a la crisis de 2008, en la que se apostó por la austeridad. “Se pone fin a una doctrina que se visualizó como peligrosa que es la del austericidio”, que según él desprotegía a la ciudadanía, y ahora se apuesta por una suerte de 'súper plan Marshall' que vendría de la mano de los Fondos de Recuperación Europeos. O sea, de fondos de los Estados.

España tiene un déficit fiscal altísimo, superior al 14% del PBI, en gran parte por los gastos extraordinarios que impone la pandemia, pero desde antes de esta emergencia el enfoque de Sánchez era aumentar el gasto y el déficit, por encima de lo estipulado por la Comisión Europea.

El jefe del Ejecutivo agregó que, antes de la pandemia, tanto Europa como el resto del mundo estaba pasando por la "época oscura" que según él tuvo su figura más emblemática con Donald Trump, al que calificó de “grotesco”. "Tras él estoy convencido de que van a desfilar al mismo fin y mismo destino todos los dirigentes que han copiado los métodos del 'trumpismo', que son la división, la mentira y el ataque a las instituciones legítimas democráticas”, vaticinó. No aclaró si incluía en esa lista de condenados a los populistas de izquierda, como sus aliados en el Gobierno, o solo se refería a los derechistas como Trump y sus imitadores.

Cataluña, tras la “decadencia”

En este tono, Pedro Sánchez, también augura un cambio para Cataluña tras la gestión del "Govern" independentista con el que se ha mostrado muy crítico porque considera que ha fomentado “la división” en lugar de trabajar para solventar las necesidades de los catalanes. Sánchez aseguró que los independentistas "viven de la bronca y del problema” y afirmó que los socialistas buscan todo lo contrario para conseguir que Cataluña supere la actual situación y avance.

El brazo catalán del socialismo, el PSC, se halla bien posicionado en los sondeos y se espera que pueda dar batalla al frente separatista o independentista, que ha dominado la política catalana en los últimos 10 años con resultados nada alentadores para la región y ha creado un clima de constante conflictividad.

El presidenterecordó los recortes que ha producido la Generalitat al estado del bienestar en los últimos 10 años de “decadencia” de Cataluña y los ha contrastado con su gestión al frente del Gobierno central. Destacó, por ejemplo, los 7.000 millones de euros que el Gobierno prevé inyectar en empleo entre los meses de enero y mayo, y las inversiones que han impactado directamente en Tarragona. “Más de 32.000 autónomos han recibido ayudas desde el inicio de la pandemia porque creemos en el autoempleo; y 12.000 empresas se han acogido a las líneas ICO (créditos blandos) movilizar 170 millones de euros”, proclamó desde el palco en Tarragona.

En 2020 Cataluña destinó a la sanidad pública 9.700 millones de euros, mientras en 2010 se destinaron 10.000, lo que genera que en sanidad se destine en Cataluña un 3,7 por ciento del PBI, lejos de 6,2 que invierte en España. Por esto, Sánchez erige al socialismo como el garante del "Estado del bienestar" que ve en riesgo con las gestiones de los gobierno independentistas.

Para lograr ese cambio de gobierno, tanto Sánchez como Illa insisten en que la participación electoral el próximo 14 de febrero tiene que ser masiva y han llamado a todos aquellos que tengan dudas de votar por la situación de emergencia sanitaria que lo hagan por correo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario