El Mundo

El solitario drama de una madre en cautiverio

Viernes 11 de Enero de 2008

Bogotá.— Clara Rojas, la compañera de fórmula de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, estuvo secuestrada por las Farc durante cinco años y diez meses. En su largo cautiverio vivió el drama de ver nacer y de ser separada de su hijo Emmanuel, producto de una relación con un guerrillero raso. Sus familiares y amigos la recuerdan como una mujer estudiosa, abnegada y entregada completamente a su trabajo.
  Rojas fue secuestrada junto a Betancourt el 23 de febrero de 2002, cuando se movilizaban entre la ciudad de Florencia y San Vicente del Caguán (sur), una de las cinco localidades despejadas militarmente durante los frustrados diálogos de paz entre el presidente Andrés Pastrana (1998-2002) y las Farc.
  Las dos aspirantes por el partido independiente Verde Oxígeno acudieron a la localidad, pese a la advertencia que las autoridades les habían hecho sobre el riesgo que corrían sus vidas en esa zona, ya que tres días antes se habían roto los acercamientos de paz entre las partes.
  Un par de días después del secuestro, las Farc dijeron a Rojas que podría irse, pero ésta, en solidaridad con Betancourt, decidió quedarse. Esta abogada bogotana, que actualmente tiene 44 años, jamás se imaginó que este gesto le iba a costar el largo cautiverio que tuvo que padecer.
  Clara es la menor de cinco hijos del matrimonio Rojas González. Su primer contacto con Betancourt se dio en 1991, cuando trabajaron en el entonces Ministerio de Comercio Exterior, que dirigía el actual ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.
  Durante el cautiverio de Rojas el grupo insurgente sólo envió dos pruebas de vida suyas: una en la que aparece sentada al lado de Betancourt (2002) y otra en la que envía un saludo a su madre, Clara González (2003).
  En el primer video, Betancourt aclaró que decidió viajar a San Vicente del Caguán pese a las advertencias, para “cumplir la palabra empeñada de apoyar a quienes estaban sufriendo” en medio de esa guerra.
  Los primeros rumores sobre el nacimiento del hijo de Rojas llegaron en abril de 2006, cuando el periodista Jorge Enrique Botero aseguró en su libro “Ultimas noticias de la guerra” que la aspirante a la vicepresidencia había tenido un hijo con un guerrillero raso. En el texto Botero afirma que el bebé fue concebido de una relación sentimental entre Clara y el rebelde, y descarta que haya sido producto de una violación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario