Edición Impresa

Procesaron a 11 integrantes de una banda que producía y vendía drogas

El grupo fue desbaratado el 7 de mayo y entre los acusados hay un ex policía que fue sindicado como "cocinero". El fallo del juez Carlos Vera Barros sindica como líder del grupo a Leonardo Popea.  

Miércoles 12 de Junio de 2013

"Otoño blanco" fue el operativo que el mes pasado desarticuló una red de producción, distribución y venta de drogas en distintos pueblos de la provincia de Santa Fe. El procedimiento fue el resultado de una investigación en la que la policía santafesina y la Federal compartieron información y trabajaron coordinamente. Un mes después de ese hecho, el juez federal Carlos Vera Barros procesó a 11 de los 15 detenidos en los 23 allanamientos realizados el 7 de mayo en el oeste y noroeste de Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Granadero Baigorria, Cañada de Gómez, Correa y Coronda.

El magistrado procesó a Leonardo Popea, al ex policía Sergio Fernando Abecasis y a Marcela Adelina Villalba por tenencia de estupefacientes con fines de comercio en concurso real con el de producción, fabricación y/o preparación de estupefacientes, ambos agravados por la participación de tres o mas personas. El fallo también alcanza a Ricardo Nores, Jorgelina Edith López, Walter Rodolfo Nores, Darío Ismael Herrera, Jonatan Emanuel García, Leonel David Ferreyra, Victoria Natalí Villalba y Ruth Elizabeth Gómez, a quienes les endilgó tenencia de estupefacientes con fines de comercio agravado por la participación de tres o mas personas. A todos les dictó la prisión preventiva y les trabó embargo por 20 mil pesos.

En la misma resolución recibieron la falta de mérito el remisero Carlos Terzo S., Miguel Angel A. y su hijo Gustavo, quienes fueron liberados automáticamente.

En el operativo "Otoño blanco", ordenado por el mismo juez Vera Barros y el fiscal Mario Gambacorta, además de las detenciones mencionadas se incautaron 29 kilos de cocaína, 3.6 kilos de marihuana, 100 kilos de sustancias para estirar la cocaína (lidocaína, xilocaína y cafeína), 57 litros de precursores químicos (acetona y ácido sulfúrico), tres autos (Peugeot 307, Chevrolet Corsa y VW Gol) y dos motos (Honda Tornado XR 250 y Gilera 110).

La causa. De la lectura del procesamiento surgen detalles que hacen más sabrosa la investigación. En ese sentido, ahora puede saberse que la caída del ex joyero Leonardo El viejo Leo Popea y una decena de personas más comenzó indirectamente con la detención de otros pesos pesados. Al respecto, la resolución del juez Vera Barros hace mención al expediente 188/11 B, "Fiordellino, Carlos Manuel y otros s/ ley 23.737". El expediente en cuestión comienza con la caída de Fiordellino y Claudio Antonio El gordo Belinatto, quienes el 25 de marzo de 2011 fueron detenidos por efectivos rosarinos de la Dirección de Control y Prevención de Adicciones (ex Drogas Peligrosas) cuando circulaban en un Renault Megane por las inmediaciones de la ruta 9 y Elorza, frente a una estación de servicios de Funes. Cuando los vigilantes revisaron el auto hallaron 50 kilos de marihuana (ver aparte). En esa investigación, en manos de Vera Barros, fueron detenidas otras nueve personas. Una de ellas Marcela Adelina La colorada Villalba que ese mismo día fue apresada cuando viajaba en un remís desde Mosconi al 1900 de Funes, una vivienda que estaba siendo observada por los ex Drogas Peligrosas, hasta Mendoza al 9000, en Rosario. El vehículo fue interceptado y la policía halló droga en poder de la mujer. Tras ganar la calle nuevamente, La colorada se mudó a Correa y desde la Justicia Federal se envió un oficio a la sección Inteligencia Zona Sur de la ex Drogas Peligrosas para que iniciaran una observación sobre ella. Los policías santafesinos se percataron de que sus pares federales seguían líneas similares y el juez Vera Barros los autorizó a trabajar en conjunto. A partir de allí, la pesquisa se construyó sobre escuchas telefónicas y la vigilancia de domicilios y personas.

De pueblos y roles. El operativo "Otoño blanco" permitió, de acuerdo a la valoración del ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, "desbaratar una importante red de producción, distribución y venta de drogas". La banda producía cocaína en Rosario, donde se hallaron una cocina y un laboratorio; abastecía quioscos en el oeste y noroeste de la ciudad y sacaba la droga por dos rutas: una hacia el departamento Iriondo (Correa y Cañada de Gómez) y otra hacia el departamento San Jerónimo (Coronda).

Para la pesquisa, Popea era el jefe de la banda. A él lo detuvieron cuando iba en su Volkswagen Gol transportando un ladrillo de 995 gramos de cocaína. Siempre según la acusación, "las tareas investigativas acreditan que (el ex policía) Sergio Abecasis se dedicaba a la comercialización de estupefacientes y también se acreditó que en su domicilio se producía, fabricaba y/o preparaban estupefacientes", por lo que fue considerado el cocinero de la organización.

Los distribuidores directos eran Diego V. (aún prófugo), Marcela Villalba (afincada en Julio A. Roca al 1300 de Correa) y Ricardo Nores (domiciliado en Intendente Andreu al 1100 de Villa Gobernador Gálvez). Este último fue detenido junto a su esposa, Jorgelina Edith López. De acuerdo a la pesquisa, Nores le entregaba estupefacientes a su hermano Walter Chino Nores, quien a sus vez los distribuía a Silvia Raquel Ñ., Julio B., Carlos B. y Noelia T., "todos los que comercializaban los estupefacientes en la ciudad de Coronda, circunstancia que también se vio corroborada con el resultado de los allanamientos de los domicilios de los nombrados realizadas en la ciudad de Coronda por la Brigada Operativa Departamental XV y XVII por orden del Juzgado Federal 1 de Santa Fe", como describe la resolución.

De una casa apuntada como búnker de venta de drogas de Ugarte al 700, en Rosario, en la que una pintada en aerosol reza "Julio manda", se llevaron detenida a Victoria Natalí Villalba cuando buscaban a un hombre. Como había estupefacientes en el lugar, la mujer terminó tras las rejas y procesada. En Barra y Uruguay, en la zona sudoeste de la ciudad, se produjo un hecho similar. Iban a buscar a un muchacho relacionado con un "búnker ubicado en 27 de Febrero" al 6100 y se llevaron detenida a Ruth Elizabeth Gómez. De acuerdo a la pesquisa, Darío Ismael Herrera, Jonatan García y Leonel Darío Ferreyra eran vendedores de droga que dependían de Marcela Villalba. De hecho, Herrera fue detenido estando en la casa de la mujer en Correa. Luego fueron a la casa de Herrera, en Martín Fierro al 1200 de esa localidad y hallaron 21 bochas de cocaína con un peso total de 25 gramos. A García le allanaron el domicilio de José Hernández al 1100, también en Correa, y le hallaron 36 bochitas de cocaína que pesaron 40 gramos. En tanto a Ferreyra le encontraron en su casa de calle Centenario, en la misma localidad, 763 gramos de marihuana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS