Edición Impresa

Murió el sexto joven quemado en una comisaría

Otro joven de 17 años murió ayer en un hospital salteño a causa de las quemaduras que sufrió en el 80 por ciento de su cuerpo el 25 de diciembre pasado, durante una revuelta en la comisaría de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, en el norte provincial.

Jueves 08 de Enero de 2009

Salta.— Otro joven de 17 años murió ayer en un hospital salteño a causa de las quemaduras que sufrió en el 80 por ciento de su cuerpo el 25 de diciembre pasado, durante una revuelta en la comisaría de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, en el norte provincial. Con él suman seis los adolescentes de la misma edad muertos a raíz de ese episodio. La jueza que lo investiga cree que no se trató de un motín y acusó a dos policías detenidos por el hecho de "estrago doloso seguido de muerte".

El joven fallecido fue identificado como Ezequiel Galarza, de 17 años, quien estaba internado en el Hospital San Bernardo de la capital salteña. El chico murió tras sufrir un paro cardiorrespiratorio en la sala de terapia intensiva.

La jueza Norma Vera recaratuló la causa como "estrago doloso seguido de muerte" y rechazó un pedido de eximición presentado por los defensores de los policías Alvaro Mansilla y José Arancibia. Fuentes judiciales dijeron que la jueza comprobó que entre las 0 y las 4 de esa madrugada de Navidad los jóvenes deambularon, con el supuesto consentimiento de los guardias Mansilla y Arancibia, por diferentes lugares comunes de la comisaría y hasta tuvieron acceso a bebidas alcohólicas.

Al parecer, la situación se les fue de las manos a los policías, quienes fueron golpeados, y los internos prendieron fuego a los colchones de una celda en la que estaban alojados 12 chicos. De ellos, cinco resultaron ilesos, tres murieron en el acto y otros tres en los días posteriores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS