Edición Impresa

Misiones: confirman que la chica hallada quemada era Luciana Ferrer

El padre de Luciana Inés Ferrer, la joven que era buscada desde el 11 de enero reconoció el cadáver en la morgue de Posadas. Su muerte sigue siendo un misterio.

Martes 27 de Enero de 2015

El padre de Luciana Inés Ferrer, la joven de 31 años oriunda de Pergamino que días atrás murió calcinada en la provincia de Misiones, reconoció ayer que el cuerpo encontrado era efectivamente el de su hija. Marcelo Ferrer viajó a la ciudad de Posadas donde además brindó a la prensa misionera detalles referidos a la joven artista plástica, cuya muerte continúa siendo un misterio.

Luciana era modelo, bailarina y pintora. Fue hallada el pasado 13 de enero agonizando con casi todo su cuerpo con quemaduras en un descampado de la localidad misionera de Candelaria, a unos 30 kilómetros de Posadas. Al día siguiente falleció como consecuencia de las lesiones que padecía.

El 11 de enero había salido desde Rosario con destino a Río de Janeiro, donde residía. Si bien el trayecto estaba contemplado su paso por Misiones no se sabe por qué no continuó con el viaje hasta la ciudad brasileña.

Al no saber nada de ella su familia hizo la denuncia por averiguación de paradero ante el fiscal rosarino Fernando Dalmau. Nada se supo de ella hasta que más de diez días después de haber sido hallada en Misiones Dalmau la ubicó a partir del identikit que había realizado la policía misionera para intentar identificar a la mujer que había aparecido calcinada en Candelaria.

Confirmación. Así, el sábado pasado se estableció que la mujer muerta en Misiones podría ser Luciana y ayer su padre terminó de corroborarlo en la morgue judicial de Posadas. Según refieren medios digitales misioneros, Marcelo Ferrer llegó a Posadas ayer a la mañana en un vuelo comercial y se entrevistó con el juez César Yaya, a quien le contó detalles de la última vez que vio a su hija.

El padre de la joven reiteró que, como había trascendido, ella había decidido viajar a Río en un ómnibus de una empresa misionera. Y señaló que como la joven no se había vuelto a contactar con su familia presumió que algo podría haber pasado.

Luego de la conversación con el juez, el padre de Luciana fue llevado hasta la dependencia judicial donde se realizan las autopsias y allí reconoció de inmediato que el cadáver era el de su hija. Al respecto, el sitio Misiones Online sostuvo que en ese momento el hombre se descompensó, por lo que debió ser asistido.

Fuentes judiciales señalaron que los investigadores tomaron muestras de sangre de Marcelo y de otro familiar que lo acompañó para realizar un examen de ADN que termine de ratificar su identidad.

Investigación. Luego el padre concurrió a declarar ante los responsables de la investigación de la muerte de la joven, que no descartaba la posibilidad de un suicidio. En principio, relató que la chica había estado unos días en Pinamar con la familia y que se había despedido diciendo que tenía que regresar a Brasil a continuar con algunas actividades. En este sentido, la familia sabía que la joven tenía un pasaje de la empresa Crucero del Norte para viajar desde Rosario hasta Río y en tal sentido la chica pasó la noche previa en un departamento que la familia tiene en Montevideo y San Martín.

Pero el rastro de Luciana se perdió en Posadas y su familia no volvió a saber de ella hasta que se corroboró la peor de las presunciones con el hallazgo de un cuerpo cuyos rasgos coincidían con los de ella.

Para los investigadores ahora resta determinar cómo y en qué circunstancias llegó la joven a Candelaria, donde una mujer aseguró haberle vendido la botella de alcohol que aparentemente se utilizó al prender fuego su cuerpo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario