La Ciudad

Los gimnasios podrían reabrir sus puertas ante la baja de casos

Pidieron a la provincia que los habiliten con mediciones de la calidad de ventilación y de aire en los espacios, a cargo de la Municipalidad

Martes 08 de Junio de 2021

Los gimnasios de Rosario presentaron un nuevo pedido ante el gobierno provincial para que les permitan la reapertura de sus instalaciones solo para el entrenamiento individual debido a la leve baja de casos en la ciudad. Se basan en el artículo 2 del decreto de Omar Perotti, que faculta al ministro de Gestión Pública Marcos Corach a ampliar las disposiciones del texto que establece las restricciones a diferentes actividades si mejora la situación epidemiológica. La respuesta podría llegar hoy.

Desde el miércoles 2 de junio, cuando hubo 1.151 casos, la ciudad bajó a 934 el jueves, 890 el viernes, 755 el sábado, 488 el domingo y 454 ayer. En ese marco, las dos entidades que los agrupan en Rosario presentaron una carta a las autoridades provinciales y la Municipalidad para pedir la apertura inmediata, con los protocolos correspondientes y en los horarios permitidos en función de las restricciones de circulación. El domingo hubo una reunión con Pablo Javkin, en la que según las cámaras el intendente avaló el pedido, pero aún falta que lo eleve formalmente.

Los dueños de gimnasios buscan poder abrir lo más pronto posible para no perder otra semana, teniendo en cuenta que el sábado y domingo se vuelve a fase 1. “Nos basamos en la baja de contagios y pedimos la reapertura de la actividad con la adaptación de las mediciones a cargo de la Municipalidad de la calidad de ventilación y de aire”, dijo Luciano Gottig, de la Asociación de Gimnasios de Rosario. Actualmente, la única actividad física permitida es la individual al aire libre, como caminar y correr, para la que no se requiere ningún tipo de permiso.

“Que esté la posibilidad de habilitar una actividad en el decreto es más esperanzador que la semana pasada, cuando había que esperar a que finalice el período. Las condiciones epidemiólogicas están dadas, estamos ante una curva que parecería aplanada, y a partir de ahí empiezan a bajar escalonadamente”, comentó por su parte Sabrina Ferrara, presidenta de la Cámara de Gimnasios.

Independientemente de la baja de casos, los responsables creen que no hay razón para que permanezcan cerrados. Resaltaron que son considerados comercios, no actividades deportivas, clubes ni competencias, por lo que pidieron no estar metidos dentro de ese combo a la hora de definir restricciones. “El club no paga alquiler y recibe ayuda estatal. Si la provincia sigue la línea de priorizar la actividad económica, no pueden dejarnos afuera”, señaló Ferrara.

En tanto, recordaron que son locales de cercanía que no inciden en la circulación vehicular, porque según su relevamiento los clientes viven a una distancia promedio de 4,2 cuadras. “Decirle a alguien que no puede trabajar debe ser por una causa justa. No generamos sociabilización porque trabajamos con turnos y por horario pre estipulado, y nuestra actividad no contagia”, se quejó.

Estamos dispuestos a trabajar con el aforo y protocolo que se requiera. Podríamos estar abiertos y colaborando con la recuperación de pacientes por Covid, con la vida de la personas con enfermedades no transmisibles. Los gimnasios no solo son espacios donde vamos a ponerlos lindos”, completó.

En ese sentido, se mostraron optimistas a que puedan reabrir cuanto antes. “Sinceramente la situación es gravísima. Este mes tenemos que abonar el aguinaldo y estamos pagando deudas. Somos negocios que tenemos el 80 por ciento de los gastos fijos que se van en alquiler y sueldos. El 98 por ciento de los gimnasios de la provincia están manejados por emprendedores locales, que trabajan y viven de su negocio”, detalló la titular de la cámara.

Se suman a la “Campaña Ventilar”

En el marco del pedido de apertura de sus comercios, la Cámara de Gimnasios de Rosario y Litoral y la Asociación de Gimnasios de Rosario ofrecieron convertirse en actores de la “Campaña Ventilar”, un programa nacional elaborado por científicos del Conicet que alienta la medición de dióxido de carbono en los ambientes, para poder garantizar a los usuarios que el aire que respiran dentro de cada espacio del gimnasio está en los niveles aceptables.

La medición permite, según el tipo de actividad, la cantidad de gente y el tiempo de duración, ver cuán limpio es el aire para evitar respirar lo que ya fue respirado. En los tres días que abrieron antes del último cierre pudieron hacer pruebas, y la idea es trabajar en los protocolos de cada espacio para que sea seguro entrenar en un ambiente cerrado con ventilación, y así equipararlo a un espacio al aire libre.

En ese sentido, ya firmaron un acuerdo con el Banco Municipal para que cada gimnasio pueda adquirir un aparato de medición, y junto con la consultoría de la empresa local que los provee, certificada por la campaña, establecer el adecuado protocolo de ventilación para cada gimnasio. “Venimos trabajando con la Municipalidad no solo para destrabar esto, si no como una llave hacia futuro. Porque esto va a seguir, y la calidad del aire va a ser un agregado de valor al ir a un comercio”, confió Ferrara.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario