Edición Impresa

Ex alumnas del profesor envenenado lo acusan de "abusador" y "violento"

"Hacía comentarios impropios a las alumnas y les miraba los pechos todo el tiempo", revelaron sobre el docente cuando dio clases en una escuela nacional de arte dramático en la década del 90.

Miércoles 03 de Diciembre de 2014

El profesor que denunció haber sido envenenado por una estudiante de una escuela bonaerense, Miguel Angel Porro, fue acusado ayer por ex alumnas de haber cometido abusos sexuales y violencia contra "niñas y mujeres" cuando dictó clases en una escuela nacional de arte dramático en la década del 90.

Porro, quien realizó labores actorales en películas como "Esperando la carroza" o "La noche de los lápices", aseguró que "en la Justicia no hay ni una denuncia en mi contra", y que su legajo en el Ministerio de Educación "está limpio". El docente, de 67 años, fue denunciado por la profesora de arte dramático y ex dirigente estudiantil, Mariana Pizarro, como "abusador, acosador y violento con niñas y mujeres".

Las graves acusaciones fueron vertidas por Mariana Pizarro, ex alumna de la Escuela Nacional de Arte Dramático porteña, quien señaló que el docente "era un violento, un lascivo, hacía comentarios impropios a las alumnas y les miraba los pechos todo el tiempo".

Pizarro, quien ejerce como docente en Posadas, Misiones, ocupaba la presidencia del centro de estudiantes de la Escuela Nacional de Artes Dramáticas (Enad), actualmente Instituto Universitario Nacional de Arte (Iuna), entre 1995 y 1996. "Miguel Angel Porro fue mi profesor en la ex Enad, es un abusador y acosador de niñas y mujeres, un violento perverso. No puedo creer la impunidad que tiene para seguir por décadas ejerciendo violencia", escribió la docente en su cuenta de la red social Facebook.

Pizarro sostuvo que el profesor "siempre se jactaba de la escena en la que había protagonizado a un milico que abusa de María Clara Ciocchini. Nos decía que había disfrutado de hacer esa escena".

"Era una persona muy violenta, acosador sexual que ejercía violencia verbal y simbólica contra nosotros. Por eso pedimos que lo apartaran del cargo mientras era nuestro docente", manifestó Pizarro, quien encabeza el denominado Colectivo contra las Violencias.

Pizarro aseguró que las jóvenes acudían a ella "llorando" y le contaban que habían sido víctimas del docente. "No puedo creer que siga dando clases", expresó la mujer, que aclaró que nunca fue abusada por el docente.

La mujer, actualmente de 43 años, aseguró que la protesta de las alumnas derivó en que Porro fuera separado de la escuela, aunque luego las autoridades educativas le dieron un cargo en el área de extensión escolar. Pizarro dijo que en su condición de dirigente estudiantil recurrió "cientos de veces a la Justicia para hacer la denuncia de lo que hacía (Porro) con las alumnas, porque ellas no se animaban. Ni me escucharon". "Llevaba a las jóvenes hasta su casa en el auto donde las estimulaba sexualmente, las encerraba y les decía que ellas en realidad lo disfrutaban pero que no se lo estaban permitiendo y que cuando se liberaran iban a poder ser mejores actrices", denunció.

Asimismo, destacó que "la Justicia de hace 19 años no era lo que es ahora, no se le daba tanta importancia a los casos de abuso y violencia de género" y afirmó que los casos contra Porro se plasmaron en "actas, pero no sabemos si lo apartaron del cargo o lo hicieron renunciar para que no saliera nada a la luz". Asimismo, Andrea Jaet, quien fue alumna de Porro en 1995 en el mismo colegio que Pizarro, denunció que "una de las alumnas nos contó que fue acosada sexualmente por el profesor. Aparecen varias denuncias que estaban siendo tapadas, se investigó, el rector era Carlos Albarenga y el vicerrector era Néstor Romero, el colegio estaba intervenido. El profesor fue apartado, pero él dice que renunció".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario