Edición Impresa

Estuvo prófugo cinco años y la explosión de calle Salta lo delató

El martes a las siete de la tarde la abogada Silvia Weksel recibió en su domicilio porteño una llamada de la División Homicidios de la Policía Federal. "Lo tenemos", le dijeron. Ella comenzó...

Jueves 03 de Octubre de 2013

El martes a las siete de la tarde la abogada Silvia Weksel recibió en su domicilio porteño una llamada de la División Homicidios de la Policía Federal. "Lo tenemos", le dijeron. Ella comenzó entonces a cerrar una historia familiar que comenzó en el 2004 cuando Eduardo Alberto Nogueira mató a su hermana Ethel con una terrible golpiza. El prófugo estaba en Rosario desde el 2008 cuando al imponerle condena firme por el homicidio huyó desde Capital Federal. Se había establecido justamente en Italia y Salta, a tres cuadras del edificio siniestrado el 6 de agosto pasado.

"El mandó un mensaje de texto a su hermana diciéndole que estaba bien, que no vivía allí sino cerca y empezó el seguimiento por parte de la Federal que terminó con la detención", contó Weksel a LaCapital.

El homicidio de Ethel Weksel fue muy confuso. Ocurrió en el 2004 en el barrio de Caballito y la Justicia determinó en 2006 que Nogueira la había matado luego de un feroz ataque que le dejó múltiples fracturas. Según las pericias su cuerpo mostraba golpes de puño, patadas y pisotones, que le ocasionaron hemorragias tan intensas que, luego de agonizar varios días en un sanatorio privado, falleció.

De Eduardo a Juan. El juicio se prolongó hasta 2008, con apelaciones de por medio, y finalmente la condena fue fijada en 12 años de cárcel. Ese año Nogueira, que había transitado el juicio en libertado, abandonó Buenos Aires y vino a Rosario con una identidad falsa: Juan Roger. Ese es el nombre de un amigo, al que además le usó sus documentos, para así comenzar una nueva vida en la ciudad. Aunque el tiempo pareció dar todo por terminado el hombre siguió en contacto con su hermana y de alguna manera con su vida anterior.

"Liliana Nogueira fue la que lo bancó desde el primer momento, lo escondió en su casa y después se mantuvo siempre atenta a él. En un primer momento el asesino vivía con la hija de mi hermana, que no era hija de él sino de un primer matrimonio de Ethel, y juntos esperaron el tiempo de la Justicia", indicó Silvia. "Después mi sobrina desapareció de la escena, cuando Nogueira huyó", aclaró.

Ethel tenía 43 años en el 2004 y Nogueira 46. Vivían en un departamento y él trabajaba en la empresa de ropa infantil Cheeky como ejecutivo. "Era un empleado jerárquico que hacía trabajos administrativos y contables", comentó la mujer, que en su calidad de abogada hace años que aborda casos de violencia de género.

Según Silvia, fue la hermana de Nogueira quien compró el departamento que habitaba el hombre en Rosario. "Ella estuvo siempre en contacto y pasándole dinero. Tengo entendido que él no trabajaba en ningún lado pero que tiene dos novias, no tiene ningún remordimiento por lo que hizo", dijo la abogada.

El 6 de agosto parte del edificio de Salta 2141, a la altura de Balcarce, se derrumbó por una colosal pérdida de gas. Fue la mayor catástrofe registrada en Rosario en años y Nogueira no dudó en enviar un mensaje a su hermana: "Estoy bien, yo vivo a tres cuadras". Lo que no imaginó es que la policía y un juzgado de Capital no lo habían olvidado y el celular de la hermana esta intervenido. El error fue tan fatal como su crimen.

"Con la llamada y por medio de celdas telefónicas pudieron dar con el posible lugar en que vivía a tres cuadras del edificio que se cayó. Entonces una brigada de la policía comenzó una pesquisa que duró estos dos meses. Se determinó los lugares posibles en los que podría vivir, se habló con los vecinos y una vez que creyeron dar con él lo cercaron", expresó Weksel.

Abordado. Nogueira es un hombre calvo, de barba candado y aspecto fornido. "Cuando salió del edificio un par de policías se le acercaron y le preguntaron quien era «Juan Roger» contestó, pero el agente lo miró fijo y le retrucó «Nogueira», a lo que este tipo sólo dijo; «perdí» y se entregó", contó la hermana de la víctima.

Desde el 2008 Nogueira estaba prófugo y una tragedia lo puso al descubierto. "Cuando me llamaron de la Federal me dijeron que iba a escuchar algo inesperado, y lo escuché. Este hombre estaba preso en Rosario y en estos días lo iban atraer a Buenos Aires. Se va a hacer Justicia", afirmó la abogada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS