Edición Impresa

Empieza el juicio al hombre que chocó y mató a un niño en Paraná

No se descarta que las partes lleguen a un acuerdo de proceso abreviado. El imputado aceptaría una pena de prisión efectiva.

Lunes 06 de Abril de 2015

A diez meses de la tragedia vial frente a la escuela Del Centenario, de Paraná, la causa judicial que tiene como imputado a Silvio Díaz entró en su tramo final. Para hoy está fijado el inicio del juicio oral y público al conductor que atropelló y mató al niño de seis años Juan Manuel Martínez Zurbano. Sin embargo, no se descarta que las partes lleguen a un acuerdo de juicio abreviado. Díaz aceptaría una pena de prisión efectiva por el crimen, pero la familia de la víctima espera que sea juzgado "por el daño que hizo". Cabe recordar que se demostró que Díaz conducía alcoholizado y bajo los efectos de cocaína, a más de 100 kilómetros por hora.

El rumor sobre las negociaciones entre la Fiscalía, la querella y la defensa circula desde hace varias semanas en los Tribunales de la capital entrerriana. Según informaron fuentes judiciales al diario UNO de esa ciudad, el acusado aceptaría la pena mínima por el delito de homicidio simple. En caso de que se llegue a este acuerdo y que el mismo sea homologado luego por el tribunal, será la pena más alta registrada por un siniestro vial fatal.

Para esto se requiere la aceptación de todas las partes sobre la pena a cumplir por el acusado y la calificación legal del delito del que se haría cargo el hombre. Alrededor de esta cuestión giró parte de la discusión durante estos 10 meses; si se trató de un homicidio culposo —imprudente— o un homicidio simple; el primero tiene una pena entre seis meses y cinco años, y el segundo entre ocho y 25 años de cárcel.

Silvina, mamá de Juan Manuel, expresó al diario UNO que los familiares están esperando el juicio, que tenían conocimiento de la posibilidad de que el mismo sea en la modalidad de abreviado, pero consideran que para este caso no sería correcto. "Como familia estamos esperando el juicio, que sea oral y público y que este hombre se haga cargo de los hechos que produjo y el daño que hizo". De todos modos, depositaron plena confianza en el abogado querellante que los representa, Marciano Martínez, para el desarrollo de la causa.

Marchas y detenciones. Desde aquella mañana del 6 de junio de 2014, la causa tuvo varios hitos. Díaz quedó detenido con prisión preventiva desde que fue retirado por policías del interior de su auto Volkswagen Voyage por orden de la jueza Marina Barbagelata. También hubo varias marchas multitudinarias reclamado justicia y seguridad vial por las calles de Paraná y en octubre pasado el acusado fue excarcelado por la Cámara de Casación Penal, que entendió que ya no había peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.

A la semana de esa decisión de la Justicia, Díaz pidió perdón públicamente a la familia de Juan Manuel, pero enseguida incumplió las reglas de conducta que le impusieron: fue detenido en un bar céntrico de Paraná consumiendo alcohol y droga disfrazado con una peluca, por lo que volvió a la cárcel.

Espera.EN_SPACEEn un pabellón de la Unidad Penal 1, Díaz espera con incertidumbre lo que ocurrirá hoy, cuando lo trasladen a Tribunales para ser juzgado o declarar su responsabilidad en el homicidio.

En el juicio, lo que no estará bajo discusión, porque así lo determinaron las pruebas científicas, es que conducía alcoholizado y bajo los efectos de la cocaína, a más de 100 kilómetros por hora, pasando semáforos en rojo, por una de las principales avenidas de la ciudad (Alameda de la Federación), a las 7.45, hora en que cientos de chicos y docentes ingresan a clases del turno mañana.

Varios testigos darán cuenta en el juicio de lo que observaron en esos escasos segundos previos al choque.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario