Edición Impresa

"El humor está en desuso, hoy la televisión busca el conflicto"

El actor rosarino Luis Rubio aseguró que siempre hizo un camino independiente. Presenta "Pei per viú" hoy y todos los sábados de enero en La Comedia.

Sábado 11 de Enero de 2014

Excéntrico, disparatado, inteligente y absurdo son los adjetivos que mejor definen su humor. Luis Rubio comenzó su carrera hace más de 25 años, y en su extensa trayectoria lució sus dotes de actor y humorista en televisión y radio; en "El ojo cítrico" junto a Mariana Fabbiani, en "Mar de fondo", con la conducción de Alejandro Fantino, en radio Mitre, en la web y en "Sin Codificar". Uno de sus personajes más conocidos es Eber Ludueña, un desopilante ex jugador de fútbol, con el cual obtuvo un premio Martín Fierro.

A partir de hoy y todos los sábados de enero, Rubio vuelve a su Rosario natal para presentar "Pei Per Viú" en el teatro La Comedia (Mitre y Ricardone), a las 21.30.

Se trata de un espectáculo unipersonal de stand up con guión del propio Rubio, Gustavo Dejtiar y Otto Trotta y cuenta con la producción de Nah Contenidos y Salta Violeta. Allí, el actor lleva a escena a sus tradicionales personajes: el conductor Evaristo Hurtado, Alejo Sapo y sus cuentos, el publicista Ramiro Agujis y como frutilla del postre, una imperdible entrevista a Eber Ludueña, quien se someterá a las preguntas más picantes de la prensa local, quienes serán los invitados especiales de cada velada.

—¿De qué trata "Pei Per viú"?

—Es un unipersonal que hice durante un año y medio en Buenos Aires, y todo el 2013 en Paseo de la Plaza. Reúne todos los trabajos que hice en tele, teatro, shows privados, en la radio e internet. Cada personaje tiene un origen distinto. Vamos a estar todo enero y después veremos si seguimos o no en febrero, según la repercusión del público.

—¿Qué personajes va a ver la gente en tu show?

—Evaristo Hurtado hará un noticiero deportivo, Ramiro Agujis, que presenta la mejor publicidad del mundo en una serie que hago en la web, Alejo Sapo que es una parodia de Alejandro Apo y sus cuentos de Fontanarrosa, esos cuentos muy deportistas, heroicos y costumbristas pero deformados. Y Eber Ludueña, por supuesto, que va a ser entrevistado por un periodista local cada función, Luis Ricossa estará en la primera, Marcelo Lewandowski en la segunda y estamos viendo quién será el tercero. Estaría bueno que estén Miguel Angel Tessandori y Luis Yorlano...que son de la época. También voy a hacer stand up, que es algo nuevo para mí. Escribí mucho material y muestro ese aspecto de monologuista natural. Todo eso mezclado da como resultado Pei Per viú, que es una especie de falso menú televisivo como es el que ofrece la televisión digital, donde uno puede elegir qué puede ver. La pantalla te va dando opciones y vos elegís. Hay cosas en vivo y otras que están grabadas.

—El show también está co producido por Nah Contenidos, la revista de humor absurdo más famosa del país...

—Sí, somos amigos. Nos conocimos hace muchos años cuando fueron a llevar un ejemplar a "Mar de fondo". Uno de los socios me dio la revista y a partir de ahí quedamos en contacto. Años más tarde, en 2007, produje un programa deportivo de humor en Fox y los convoqué a ellos para que guionen algunos segmentos. Y mientras hacíamos ese programa empezamos a fantasear con hacer un programa de publicidad, que después se transformó en "El show de Ramiro Agujis" que se pasa por la web. En 2009 comenzó y ahora estamos por la quinta temporada.

—¿Cómo ves el humor en la televisión actual, que dejó de ser ingenuo y absurdo como el tuyo y está más subido de tono?

—Yo soy autodidacta y trato de encontrar un perfil de humor que me divierte. Hoy en día no hay mucho espacio para el humor en la tele. Este año entré a "Sin codificar" junto a Campi y Alacrán, y lo celebré porque es casi la única propuesta humorística que hay al aire en televisión. El humor ha perdido espacio, está en desuso. La tele busca más el conflicto, hay canales que son de chismes, y los programas de fútbol tienen que ver con los chismes; uno sabe más de Wanda Nara que si San Lorenzo compró un nueve. Los tipos que se dedican al humor están haciendo teatro este último tiempo; desde Diego Reinhold, Antonio Gasalla, Laura Oliva, Alfredo Casero, Anita Martínez, Campi, Freddy Villareal...todos encontraron un lugar en el teatro que en la tele no hay. Lo barato y lo berreta ganó en desmedro de la creatividad. Antes se probaban cosas nuevas; "Cha cha cha", "CQC" o "Propuesta joven" en su época...

—¿Te considerás de humor de la vieja escuela?

—Sí, igual me mezclo con las nuevas tecnologías. Los jóvenes ven poca tele y están más volcados a la web, cualquiera sube su material. Dentro de unos años nos vamos a enterar qué era mejor o peor...Uno trata de acomodarse, yo soy de la vieja camada, pero trato de hacer lo que hice siempre: que me guste lo que hago. Por suerte nunca tuve que laburar con gente con la que no me gusta o hacer cosas con las que no estoy de acuerdo. Nunca me fumé a un Tinelli, a un Sofovich ni a un Mauro Viale, con todo el éxito que tienen, que no lo discuto, pero yo siempre fui independiente. Soy una unidad autogestiva de humor, y para mí, eso es un capital, estoy orgulloso de eso.

—¿No te tentó más el humor político?

—Hice humor político durante muchos años en Radio Mitre, era el dúo Rubio- Rotemberg que estuvo entre 1993 al 2003 con el cual me gané dos Martin Fierro. Después me volqué a desarrollar producciones que tenían más que ver con lo deportivo. Me fui alejando un poco de la actualidad. Escribo cosas sobre la actualidad pero no tan coyunturales, para un humorista ése es el trabajo sucio. Cuando sos guionista o humorista y tenés que escribir sobre esos personajes y después al poco tiempo no sirven más. Ese tipo de chiste es perecedero, descartable, y los que hacemos humor queremos parecernos más a Quino o a Fontanarrosa, que han escrito cosas que perduran. O como "El Chavo", que parece siempre actual...

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS