Edición Impresa

Comenzaron a juzgar a dos hombres detenidos en un quiosco de droga

Dos hombres detenidos dos años atrás en un quiosco de venta de droga de la zona oeste son juzgados desde el jueves pasado en los tribunales federales.

Lunes 16 de Septiembre de 2013

Dos hombres detenidos dos años atrás en un quiosco de venta de droga de la zona oeste son juzgados desde el jueves pasado en los tribunales federales. Durante la primera jornada del juicio oral declararon los dos testigos del operativo y dijeron haber visto los estupefacientes secuestrados en el allanamiento al bunker.

Carlos Alfredo Muñoz, de 41 años, y Cristian David Gómez, de 22, fueron apresados el 30 de agosto de 2011 en una propiedad que se levantaba en la villa de Lavalle al 2700, a unos 20 metros al oeste de las vías del ferrocarril. En el procedimiento, los efectivos de la ex Drogas Peligrosas hallaron 619 bochitas de cocaína que pesaron 585 gramos y 700 bochas de marihuana con un peso total de 2.250 gramos. También incautaron una moto Guerrero Magic de 110 centímetros cúbicos.

Hasta ser detenido Muñoz se ganaba la vida, según dijo en la audiencia, como albañil. Gómez llegó al juicio en libertad y trabaja como operario en una fábrica de plásticos.

Frente al Tribunal Oral Federal Nº 2 integrado por Jorge Venegas Echagüe, Beatriz Caballero de Barabani y Ricardo Vásquez, los acusados dijeron que preferían no declarar. Entonces el juez Venegas Echagüe dispuso que se leyeran sus respectivas declaraciones indagatorias, cuando Gómez se abstuvo de declarar y Muñoz proclamó su inocencia. "Ese día fui a la casa de mi hermano. Estaba parado en la esquina cuando llegaron unas personas que no conocía y me metieron en la casa (por el bunker)", señaló.

Gómez no tenía prontuario hasta que fue detenido, pero Muñoz registra diferentes condenas. Fue sentenciado en 2002 por resistencia a la autoridad y portación de arma de fuego. En 2006 fue condenado a dos años por tentativa de robo agravado. Luego recibió una sanción de dos años por robo y en 2009 recibió seis meses por evasión.

Testigos. Por su parte, uno de los dos testigos del allanamiento explicó que el día del operativo los policías de la ex Drogas Peligrosas lo convocaron como testigo en Dorrego y 3 de Febrero cuando volvía de la facultad. Describió el sitio allanado como "un terreno baldío muy pequeño donde había una habitación con un colchón, una frazada y muebles". Y comentó que cuando entró a la propiedad vio a dos personas detenidas.

"Después —continuó el testigo— nos llevaron a un cuarto donde había bolsas grandes y pequeñas en los cajones de un mueble. Además otro hombre estaba fuera de la casa y la policía nos dijo que estaba comprando droga".

El otro testimonio fue casi idéntico, respecto de que el quiosco funcionaba "en un patio con una habitación de unos dos o tres metros de largo con una puerta de entrada sin ventanas y un hueco en una de las paredes". El testigo agregó que la casa no tenía baño y estaba iluminada con "una lamparita sostenida por un cable".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario