Edición Impresa

Central se acomodó y mejoró sus números en relación al promedio

Central comenzó a balancear su cuenta. Los buenos resultados ordenaron sus números y modificaron su semblante. Le permitieron levantar la cabeza y mirar el horizonte con una enorme cuota de confianza.

Martes 29 de Octubre de 2013

Central comenzó a balancear su cuenta. Los buenos resultados ordenaron sus números y modificaron su semblante. Le permitieron levantar la cabeza y mirar el horizonte con una enorme cuota de confianza y optimismo. El cambio de esquema táctico, el triunfazo en el clásico y la sensible levantada de algunos rendimientos individuales fueron elementos determinantes de este momento. Es que el equipo de Miguel Russo pudo ganar dos partidos consecutivos por primera vez desde su regreso a primera. Y además de cortar una racha de 8 encuentros sin triunfos como visitante (no ganaba fuera del Gigante desde el 19/5/13, cuando ascendió en Jujuy), y consiguió imponerse en un partido tras una victoria en el clásico luego de 31 años. Este productivo combo acomodó sus estadísticas y mejoró sus proyecciones en relación al promedio.

Es que ya pasó el primer tercio de la temporada y el conjunto auriazul está cumpliendo su principal objetivo: mantener la categoría. Y estas dos últimas victorias le permitieron equilibrar la cantidad de triunfos y derrotas. Ya que Central ahora cuenta con 5 victorias (Quilmes, Godoy Cruz, Lanús, Newell’s y Belgrano) y 5 caídas (River, Gimnasia LP, Colón, San Lorenzo y Tigre).

Los canallas saben que si terminan la temporada con esta proyección (con la misma cantidad de triunfos y derrotas), y un mínimo de 10 triunfos, mantendrán la categoría. Es que ganando 10 partidos, empatando 18 y perdiendo los 10 restantes, llegan a los 48 puntos que los dejarían a salvo. Hoy esa tendencia se está cumpliendo.

El equipo de Russo sabe que debe hacerse fuerte de local. Que con cada victoria que sume en el Gigante va a tener los fondos suficientes para pagar una derrota como visitante, sin entrar en el descubierto que significa estar en los últimos tres promedios.

Su único objetivo debe ser llegar a esos 48 puntos que lo mantengan en el círculo privilegiado. Así, el hincha deberá olvidarse del promedio con centésimos. La única cuenta que hay que sacar es la cantidad de puntos que faltan para llegar a esa línea de 48 unidades. Hoy debe cosechar 30 de los 75 que faltan para terminar la temporada.

No debe volverse loco con la tabla de promedios. Porque esa tabla es ficticia. Hoy tiene 10 equipos abajo. Y si gana los próximos tres partidos, lo más probable es que tenga un mejor promedio que Boca o Newell’s. Pero, con una serie de dos o tres derrotas, volvería a estar en la zona roja. Por eso, el único número que tiene que estar en mente es la cantidad de puntos que faltan para llegar a los 48. Todo lo demás, no cuenta.

Sonó en Paraguay

El nombre de Miguel Russo sonó en algunos medios de Paraguay como posible candidato a dirigir la selección guaraní. Sin embargo, allegados al entrenador canalla negaron algún contacto en este sentido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS