Edición Impresa

Arresto domiciliario para otros de los imputados

Jueves 12 de Septiembre de 2013

Milton César, el muchacho de 23 años acusado de haber asesinado en mayo pasado a Claudio "Pájaro" Cantero, volvió a su casa ayer a la tarde después de que el juez de Instrucción Hernán Postma le dictara el beneficio de la prisión domiciliaria. La resolución contó con el aval del fiscal Enrique Paz, mientras que el abogado del joven, Marcos Cella, dijo que el hecho "constituye un avance en la causa pero no es la solución del problema ya que mi cliente es totalmente inocente".

Las condiciones impuestas por el juez Postma para que César salga de la alcaidía de Jefatura es "que permanezca en su vivienda bajo la tutoría de su hermana y una tía, que no salga de la propiedad sin permiso judicial y que el psiquiatra forense haga un seguimiento de su comportamiento". A eso, la defensa del muchacho pedirá que tres veces por semana lo autoricen a concurrir al Hospital de Emergencias donde aún permanece internada su madre, víctima de un brutal atentado a balazos en el cual fue asesinado su hermano Nahuel.

César tiene 23 años, un hijo pequeño y fue apresado el último 12 de junio cuando al sur del barrio La Tablada manejaba un BMW 320 azul. Una mención callejera lo insertó en la investigación que el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna lleva adelante por el crimen de Martín "Fantasma" Paz, ocurrido el sábado 8 de septiembre cuando la víctima circulaba en una flamante cupé BMW por las inmediaciones de 27 de Febrero y Entre Ríos. Entonces lo vincularon a la familia Cantero y la banda de Los Monos. Sin embargo, en esa causa el muchacho recibió la falta de mérito el pasado 16 de agosto.

Pero en la causa que investiga el asesinato de "Pájaro" Cantero el juez Postma aún lo tiene imputado. Ese crimen ocurrió la madrugada del 26 de mayo frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez y entonces el rumor que llegó al depacho del magistrado es que lo habían matado "Luis «Pollo» Bassi, Facundo «Macaco» Muñoz y los dos Milton" (César y Damario). De esos cuatro muchachos sólo Bassi permanecía prófugo anoche.

Venganza.Tras el homicidio de Cantero se desató una sangrienta venganza. Un día después en bulevar Seguí y Maipú acribillaron a tiros a Claudio Demarre, dueño del boliche frente al cual mataron a "Pájaro"; y el martes 28 de mayo, en la esquina de Francia y Acevedo, atacaron a balazos una camioneta en la que iba la familia de César. Entonces mataron a Nahuel, de 24 años; y a Marcelo Alomar, de 35. Además Norma, la mamá de los César, fue alcanzada por varios proyectiles y quedó cuadripléjica.

"El juez debería haber dictado la libertad de mi cliente y su falta de mérito ya que no tiene nada que ver con el caso. Pero mientras eso no ocurre, debemos aceptar la morigeración de lo que entendemos es una violación a sus derechos constitucionales", dijo el abogado Cella.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario