Economía

La mayoría de los rosarinos piensa que la economía está mal y que irá peor

El 64 por ciento consideró que la situación es más dura que la de un año atrás. El índice de confianza y las expectativas están en su nivel más bajo.

Viernes 13 de Julio de 2018

El 64 por ciento de los rosarinos considera que la economía está peor que un año atrás y el 34,1 por ciento cree que la caída seguirá en los próximos doce meses. Los datos forman parte de la encuesta sobre confianza del consumidor que realiza periódicamente el Centro de Estudios de Igualdad Argentina. La medición correspondiente al segundo trimestre de 2018 refleja el mayor pesimismo de los últimos dos años.

El Indice de Confianza del Consumidor para Rosario arroja un valor de 36,5, que da cuenta de una caída del 13 por ciento con respecto a la medición del trimestre anterior. Esta retracción reafirma la tendencia a la baja que el indicador experimenta desde fines del año pasado.

Según el estudio, la percepción sobre la situación económica actual es abrumadoramente negativa. Ante la pregunta sobre cómo ven la situación económica del país en este momento, en comparación con un año atrás, un 64 por ciento de los encuestados contestó que la considera peor.

El Indice de Confianza del Consumidor, que realiza de forma trimestral por el Centro de Estudios Igualdad Argentina, permite medir las percepciones de los individuos sobre el estado de la economía del país, su situación económica personal y las expectativas a corto y mediano plazos. Asimismo, recepciona la predisposición a la compra de bienes durables de menor y de mayor valor.

El indicador toma valores que oscilan entre 0 y 100, graduando de menor a mayor la percepción positiva del consumidor acerca de las condiciones económicas personales y generales. La encuesta es sobre 505 casos.

La última medición fue presentada ayer en la sede del centro de estudios por los diputados provinciales de Igualdad y Participación, Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger.

"Esta combinación explosiva de tarifazos con alta inflación y recesión tiene un impacto muy negativo", advirtió Giustiniani.

La medición del mes de junio mostró una caída fuerte de la valoración de los ciudadanos tanto sobre la situación económica general del país actual como en las expectativas con relación a una mejora futura en la economía. Hasta el tercer trimestre del año 2017 las expectativas venían experimentado un crecimiento sostenido, pero desde ese momento se da una caída continua.

"El patrón de este trimestre es una abrupta caída de la confianza de los rosarinos y rosarinas", resumió la diputada Augsburger.

También cayó 21 por ciento la disposición a la compra de bienes durables, como muebles, televisores, lavarropas, computadoras, otros aparatos electrodomésticos, etcétera, y cae un 27,9 por ciento la voluntad de compra de bienes de mayor valor como autos y casas.

El subíndice de Situación Personal, que refleja la percepción de la población acerca de su situación económica personal actual con relación a la experimentada hace un año atrás y que captura también las expectativas respecto a la evolución personal en los próximos doce meses, arrojó un valor absoluto de 42,9. Cayó 12,6 por ciento con relación al trimestre anterior.

El 48,5 por ciento de los rosarinos considera que su situación es peor que la de un año atrás. Los optimistas cayeron un 8 por ciento respecto a la medición anterior.

Sobre las perspectivas de la economía del país dentro de un año, sólo 33,7 por ciento respondió que considera que será mejor. "Representa la medición más baja durante el gobierno del presidente Macri", señalaron desde el centro de estudios.

La UOM advierte sobre la crítica situación laboral en la región

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) Rosario, Antonio Donello, alertó sobre la pérdida de fuentes de trabajo en la región. "La situación es totalmente crítica", dijo.

El dirigente fue categórico: "Vivimos atajando penales todo el tiempo para que no echen gente", planteó en relación a la situación económica que atraviesan muchas empresas metalúrgicas de Rosario y la zona.

"Estamos realmente muy preocupados. Hay gente que lo desconoce, pero la cantidad de puestos de trabajo que están en riesgo permanente es terrible. Es una cadena que comienza con la inflación, sigue con la quita de poder adquisitivo a los trabajadores, continúa con la baja en el consumo y todo eso termina en la pérdida de fuentes laborales. Es una situación muy preocupante", remarcó.

Donello se refirió además a la pérdida del poder adquisitivo del salario y sobre la meta inflacionaria que tenía el gobierno nacional para todo el 2018 que ya fue alcanzada en los primeros seis meses del año. "Nosotros ya lo sabíamos desde hace tiempo. Por eso cerramos las paritarias con cláusula", dijo. También aseguró que "el problema no es sólo la inflación", ya que "el gobierno busca de manera permanentemente quitarle poder adquisitivo a los trabajadores, para así enfriar la economía e intentar frenar la inflación. Y pasó todo lo contrario: los precios siguen aumentando, al igual que las tarifas, y la gente ya no puede más. Todo recae en el bolsillo del laburante y de las pymes", sostuvo. Además Donello señaló que las fuentes de trabajo "corren mucho riesgo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});