Economía

El gobierno acelera sus reformas para acelerar el modelo económico de los 90

Los proyectos de reforma laboral, previsional y fiscal buscan recrear aquel paraíso de los hombres de negocios, así como el plan de privatizaciones que se anunció en la misma semana.

Domingo 05 de Noviembre de 2017

Fortalecido con el resultado electoral, el gobierno anunció un paquete de medidas para acelerar la restauración del modelo económico de los 90. Los proyectos de reforma laboral, previsional y fiscal buscan recrear aquel paraíso de los hombres de negocios, así como el plan de privatizaciones que se anunció en la misma semana.

De aquella caja de herramientas salió la propuesta de abarata las indemnizaciones, flexibilizar jornadas y condiciones laborales, generalizar los contratos de tiempo parcial y fomentar la tercerización. También amnistiar a los empresarios que contratan empleados en negro y reducir cargas sociales. Un plan que, como en los 90, promete tener menos impacto en la creación de empleo que en el desfinanciamiento de la Ansés.

En ese punto entra a la cancha la reforma previsional, que a través de un cambio exigido por el Fondo Monetario Internacional en la fórmula de actualización, pretende cubrir parte del futuro déficit con una baja real en las jubilaciones y asignaciones sociales. El equilibrio previsional no parece ser, de todos modos, el objetivo inmediato de esta etapa de reformas. De hecho, desfinanciar el organismo dispara la "necesidad" de nuevas reformas, como la suba de la edad jubilatoria. Y al final del camino, abre la puerta a la reprivatización. Y así, a la liberación de los fondos jubilatorios para el negocio del mercado de capitales. No son sospechas, esto ya se hizo.

Sí necesita el gobierno cumplir con el cronograma de reducción del déficit fiscal, que esta misma administración subió por encima del 6% del PBI. Es una promesa de hierro al FMI y a los acreedores. Tras la fiebre de endeudamiento, viene el ajuste para garantizar el pago. Y tras la inclusión previsional de la década anterior, el gasto a recortar es el jubilatorio. La recaudación se complicó en los últimos dos años por la baja de impuestos a los sectores económicos de altos ingresos. Esa movida ahora se complementa con una reforma, que en cinco años promete bajar Ganancias a las empresas y sostener o incluso elevar indirectamente el mismo tributo que grava los salarios. La otra pata es una paritaria de impuestos internos, cuya lógica deja ganadores y perdedores entre los consumidores pero sólo perdedores en las economías provinciales: vitivinicultura en Cuyo, caña de azúcar en Tucumán y ensambladoras de electrónicos en Tierra del Fuego.

El gravamen a la renta financiera, zanahoria que el gobierno pretende vender como sello progresista, ocupa el lugar de anzuelo que la llamada reparación histórica en la megaley de blanqueo de capitales. Los pocos millones que recaudarán por gravar un sector de los plazos fijos y Lebac, sólo en el caso de residentes locales, son caramelos frente al negocio montado por la actual administración con los instrumentos de deuda del Banco Central (400 mil millones de pesos en intereses desde 2016) y el endeudamiento en dólares destinado a subsidiar la bicicleta financiera y la fuga de divisas.

El capítulo fiscal del paquetazo tendrá un round decisivo en la presión del gobierno para reducir los impuestos provinciales y cambiar el reparto de fondos coparticipables.

La privatización es otro espíritu que regresa desde los 90. Además de presentar en sociedad los Programas de Participación Pública y Privada (ver sobre el tema la película rusa Leviathan), el Ministerio de Energía dispuso esta semana la venta de activos estatales en empresas de energía. Entre ellas, las centrales termoeléctricas contruidas en Santa Fe durante la administración kirchnerista. Del otro lado esperan los holdings operadores de servicios energéticos, ya beneficiados con aumentos de tarifas, vinculados a funcionarios - empresarios varios del gabinete.

Este arquetipo de "emprendedores privados de lo público" es, a la luz de los discursos presidenciales, lo único que no sobra en el país. Luego, se queja el macrismo, hay muchos sindicatos, muchos jubilados, muchos trabajadores estatales, muchos trabajadores, muchos industriales no competitivos, muchos consumidores, muchos maestros, muchos beneficiarios de pensiones y planes sociales, muchas universidades y muchos investigadores. En fin, para Macri, lo que hay es demasiada gente.

Ana Inés Navarro: "El crecimiento es un hecho"

Las estimaciones provisorias del PBI para el segundo trimestre del año trajeron buenas noticias. La economía está 2,7% por encima del año pasado y desde diciembre la expansión acumulada es de 1,6%. Todo indica que el crecimiento de 3% para fines de año es un hecho. Y desde julio, la actividad económica se está acelerando: en promedio el crecimiento interanual es de 4,9%, con la construcción creciendo 15,7% y la industria 5,4%.

Las inversiones en construcción, máquinas y equipos, y el consumo de bienes durables lideran esta expansión. Aún no se ve lo mismo en el consumo de alimentos y de vestimenta, por el cambio de hábito de los consumidores que eligen otros formatos comerciales y otros países para hacer sus compras. En la Región Centro la inversión en maquinaria agrícola sigue mostrando aumentos superiores a 70% respecto del año pasado mientras que la venta de motos y autos superan largamente 50% y 30% respectivamente. En el consumo de bienes no durables, liderado por Córdoba, comienzan a notarse subas en las ventas de alimentos, bebidas, lácteos, panadería y rotisería.

La recuperación continúa creando empleo en la Región Centro a una tasa que permite absorber los nuevos trabajadores y disminuye el desempleo (-1,9%) a un ritmo que triplica el del agregado nacional. El aumento en el empleo alcanza al sector formal que, en julio, según midió el Ministerio de Trabajo, creció interanualmente en Gran Córdoba (3,6%), en Gran Rosario (2,1%), en Paraná (2,6%) y en Santa Fe (1,3%), mientras que en el agregado nacional apenas si crece (0,2%).

La actividad económica medida al mes de julio en Santa Fe por la Universidad Austral, muestra una variación interanual de 2,4% para el promedio de los primeros 7 meses del año. En el primer trimestre ascendió a 1,3% y en el segundo a 2,8%. A julio, supera en más de 4 puntos el valor a julio de 2015.

Carlos Del Frade: La legislatura y la crisis laboral

Según un estudio del Observatorio Legislativo del Frente Social y Popular los conflictos laborales fueron un tema recurrente en la actividad legislativa de la Cámara baja provincial y van en aumento. Entre los diputados más vinculados al tema (que presentaron más iniciativas)hay tres miembros de la comisión de Asuntos Laborales, Gremiales y de Previsión de la Cámara: Carlos Del Frade (28 proyectos), Miguel Solis (16) y Ariel Bermudez (5), al igual que Julio Eggiman.

Los cierres y despidos son siempre lo más preocupante y la lista contiene a Agrana Fruit, multinacional de procesamiento de fruta de Coronda con 55, la productora de biodiesel de San Lorenzo Bravo Energy con 35, el Frigorífico Vicentín de Villa Ocampo que dejó 115 trabajadores en la calle tras su cierre, el Sanatorio Saladillo que dejó a 35 trabajadores de la salud sin trabajo, la Cooperativa rosarina "Lo mejor del centro" con dificultades para seguir en camino sin ayuda estatal con 20 puestos en juego, los 100 puestos de Ultrapetrol en Alvear, 75 tras el cierre de los talleres ferroviarios de Rioro, los 65 de la semana pasada en Unilever de Villa Gobernador Galvez, los 45 producidos en diferentes industrias del calzado de Rosario (Jandy y La Huella), Acebal (Pirri), y Zavalla (Primeros Pasos ) y hasta algunos en clubes de fútbol como el caso de Newell's Old Boy de Rosario con 3 fueron parte del debate parlamentario.

También hubo proyectos ante posibles despidos en el Swiftt de Villa Gobernador Gálvez, pedidos de intervención del ejecutivo para que no se produzcan 150 despidos en Vasalli (Firmat), un pedido de informe sobre la situación del convenio firmado en la fábrica de herramientas Bahco por el cual se mantenían las 200 fuentes de trabajo y el apoyo al proceso de creación de una cooperativa de trabajadores en la fábrica cosmética Prunelle que cerró en 2014.

También se abordó legislativamente el impacto de las importaciones en la industria regional, muertes de obreros especialmente en el complejo agroexportador del Gran Rosario, condiciones salariales y laborales en varios rubros y en particular en la educación privada, vulneración de derechos

De los conflictos que más atención concitaron en este periodo, Sancor estuvo a la cabeza, con 6 proyectos de diferente orden presentados sobre el mismo, especialmente por el cierre de la planta de Centeno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario