Economía

Denuncia falsa: lo de las valijas era mentira

La Cámara de Casación cerró una causa en la que se investigó declaraciones de la supuesta secretaria de Néstor Kirchner, Miriam Quiroga.

Miércoles 14 de Marzo de 2018

La Cámara de Casación cerró una causa en la que se investigó declaraciones de la supuesta secretaria de Néstor Kirchner, Miriam Quiroga, y dejó firme la decisión del juez federal Luis Rodríguez que estableció que "los hechos no existieron".

Según el fallo, ahora firme, Quiroga nunca fue secretaria de Kirchner: su oficina no estaba enfrente sino a 70 metros de la del ex mandatario, por lo que terminó en la nada la causa por los presuntos bolsos que iban al sur llenos de dinero.

El expediente se había originado en una denuncia de la diputada Elisa Carrió a raíz de los dichos de Quiroga en una entrevista televisiva respecto de que había podido ver "tipos llevando los bolsos llenos de billetes" al despacho de Néstor Kirchner, de quien se asumió como amante durante una década. Sin embargo, al declarar en la causa, relativizó sus dichos: dijo que había visto un solo bolso, pero que no supo si tenía dinero.

Además, Quiroga fue desmentida por el policía federal Néstor Senyszyn, que había sido su pareja durante tres años, en la época de los hechos: el uniformado, ex custodio presidencial, contó que la mujer se había ofrecido para dar una entrevista con un canal de televisión para promocionar un libro que se tituló, "Mis años con Néstor; lo que vi".

Senyszyn contó que antes de ir a la entrevista Quiroga le que iba a hacer la nota para promocionar su libro, que era su único ingreso, pero que en ningún momento de la relación le había hablado de los bolsos o del dinero.

El propio Senyszyn fue custodio presidencial (dejó de serlo después de un tiroteo a raíz de un robo) y sostuvo que nunca había visto que se trasladaran bolsos, salvo con cartas: "Miles de cartas que le daban. Jamás dinero", declaró.

En el fallo del juez, confirmado por la Cámara Federal y ahora por la Casación, se dice textualmente que "se dicta el sobreseimiento porque el hecho no existió".

Los camaristas Juan Carlos Gemignani y Eduardo Riggi determinaron cerrar la causa, en tanto que Carlos Mahiques votó en disidencia.

En su momento, el juez se basó en las declaraciones de los cuatro testigos que Quiroga presentó: los cuatro dijeron que la mujer nunca había sido secretaria del ex presidente sino directora de Documentación, cargo en el cual se ocupaba de recibir y clasificar las cartas que le daban a Kirchner antes o después de los actos en los que participaba.

También el juez desestimó la versión de Quiroga respecto de que su oficina estaba enfrente del despacho presidencial, por lo que podía ver desde allí supuestos bolsos con dinero.

El juez inspeccionó en 2014 la Casa Rosada y determinó que el despacho de Quiroga quedaba lejos del de Kirchner: para recorrer los metros entre uno y otro lugar había que pasar varias puertas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario