Cartas de lectores

Un país generoso

Me alegra profundamente que esta sección publique críticas bien intencionadas sobre temas cotidianos que parecería se les escapan a los políticos y funcionarios...

Viernes 18 de Enero de 2008

Me alegra profundamente que esta sección publique críticas bien intencionadas sobre temas cotidianos que parecería se les escapan a los políticos y funcionarios encargados de administrar bienes y servicios de los ciudadanos. Los temas más variados se vuelcan en este espacio y vemos quejas sobre construcciones, los gastos frívolos de la Municipalidad, ruidos molestos, residuos domiciliarios, baches, etcétera. Mi gran duda es la siguiente: ¿por qué siempre se encaran temas complejos? Nuestros mandatarios ¿viven entre nosotros? Digo esto porque supongo que estas personas asisten a restaurantes donde no emiten facturas y cobran en base a un papel encabezado con una X acompañada del texto “documento no válido como factura”. Concurrí a una heladería de Presidente Roca esquina Santa Fe y la empleada se quedó con el comprobante de pago. ¿Nos toman por imbéciles? ¿Necesitamos un tren bala que nos hipotecará por cientos de años cuando no tenemos ni siquiera un tren expreso que tarde en recorrer el trayecto en cuatro horas Rosario-Buenos Aires? La calle San Luis está cada vez más parecida a la calle Palma, de Asunción del Paraguay, y alardeamos ser la ciudad con mejor calidad de vida del país. Algo tan sencillo como las flechas indicadoras de la mano de las diferentes calles, antes de chapa enlozada y ahora pintadas con sintética, faltan en muchas esquinas. ¿Lo saben el intendente y los concejales? Volviendo al tema de los comercios y la evasión: ¿es justo que algunos comerciantes paguen sus impuestos nacionales, provinciales y municipales mientras otros “avivaditos” instruyan a sus empleados a ser sus cómplices, no emitir tickets y no estar dentro del sistema legal? Empleados en negro, evasión sin control, mercaderías truchas, falta de autoridad... Mientras tanto, fuegos artificiales, amigos del poder que hacen lo que quieren y el famoso “no te metás”... Leyendo las declaraciones de los mandatarios elegidos, con mi voto y el de la mayoría de mis conciudadanos, me arrepiento de haberlos votado. Este país es muy generoso, good show.
Marcelo Roldán, DNI 29.683.417

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario