Ciencias Políticas
Sábado 15 de Octubre de 2016

Arturo Sosa es el nuevo "Papa negro" de los jesuitas

El venezolano Arturo Sosa Abascal fue elegido ayer superior general de los jesuitas, el popularmente llamado "Papa negro", anunció la orden, a la que también pertenece el Papa Francisco.

El venezolano Arturo Sosa Abascal fue elegido ayer superior general de los jesuitas, el popularmente llamado "Papa negro", anunció la orden, a la que también pertenece el Papa Francisco.

Sosa, nacido en Caracas y que cumplirá 68 años en noviembre, será el 31º superior de la Compañía de Jesús, fundada en 1540 por San Ignacio de Loyola, y el primer latinoamericano en casi cinco siglos de historia de la orden.

El nuevo "Papa negro", como se conoce popularmente al superior general debido al color de su hábito y al poder oculto que la historia le ha atribuido a la sombra del pontífice, sucede en el cargo al español Adolfo Nicolás. "Los dos, el Papa «Blanco» y el Papa «Negro» son de América latina", escribió en Twitter el cardenal sudafricano Wilfrid Fox Napier, de la orden de los franciscanos.

Arturo Sosa era consejero general de su predecesor, quien renunció a principios de octubre.

El nuevo líder de los jesuitas, licenciado en Filosofía y doctor en Ciencias Políticas, habla español, italiano, inglés y entiende francés, y tiene una larga trayectoria en la docencia y la investigación. Ha publicado varias obras, algunas sobre historia y política venezolana.

Un total de 212 electores de más de 60 países participaron en la elección del nuevo jefe de los jesuitas en la sede de la orden, cerca de la plaza de San Pedro.

La Compañía de Jesús, la principal orden religiosa masculina de la Iglesia Católica, cuenta hoy en día con cerca de 17.000 miembros, casi la mitad de los 34.000 que tenía en 1964.

Además de los votos de pobreza, castidad y obediencia, los jesuitas agregan un cuarto voto de obediencia incondicional al Papa ("perinde ac cadaver", como un cadáver, ciegamente). De la misma forma están al lado de los pobres y contra las dictaduras en América del Sur y Centroamérica.

Fueron los primeros religiosos que se quitaron la sotana y se mezclaron con los fieles de todas las razas y creencias, y pasaron a la historia por sus proezas en China o sus misiones en Paraguay durante la época colonial.

Comentarios