Turismo

Antía pidió que Uruguay y Argentina funcionen como una misma región

El intendente de Maldonado se mostró cauto ante las nuevas medidas que implementó el gobierno argentino y su impacto en el turismo regional.

Domingo 22 de Diciembre de 2019

Tras los anuncios y las medidas que el gobierno argentino dispuso para los turistas que viajen al exterior o que realicen compras fuera del país, Enrique Antía, intendente de Maldonado, Uruguay, sentó postura al respecto y se mostró un tanto contrariado con las mismas. Si bien se manifestó respetuoso de las decisiones de cada país, pidió “no poner fronteras hacia el vecino del Mercosur”, sostuvo que “no se entendió que formamos parte de una región” y sentenció que “tenemos la posibilidad de alimentar a muchos millones de personas en el mundo y estamos peleando por migajas”.

El intendente de Maldonado, que entre otras ciudades nuclea a Punta del Este, Piriápolis, La Barra y José Ignacio, asistió el último sábado a la paella gigante que se realizó en Piriápolis, y al ser consultado por las medidas que había tomado el gobierno argentino se mostró disconforme, teniendo en cuenta que algunas de esas iniciativas van en detrimento de la llegada de turistas argentinos al país vecino.

“Contra eso es muy difícil pelear, cada país defiende sus economías, pero claramente todavía no se entendió que formamos parte de una región, y mientras no comprendamos eso van a pasar estas cosas”, sentenció en el arranque del diálogo con la prensa.

Y enseguida prosiguió: “Si no somos capaces de entender que nos precisamos mutuamente para desarrollarnos y que el tema no es poner fronteras hacia el vecino del Mercosur, si no nos abrirnos al mundo, que es lo único que nos permite crecer y darles oportunidad de trabajo a toda nuestra gente. Mientras no haya alguna cabecita que piense eso, siempre habrá algún burócrata que tome medidas pensando que inventó la pólvora y que lo que hace es cerrar oportunidades laborales. Uruguay y Argentina tienen un destino común, que es abrirse al mundo, no hay otra”.

>> Leer más: Exceptúan del recargo del 30 por ciento a los viajes en pesos a países limítrofes

A pocos días de haber comenzado la temporada de verano, hoteleros, inmobiliarias, restaurantes y demás sectores vinculados al turismo de Uruguay están expectantes por el impacto que las medidas pueden tener en la demanda de los próximos meses. Ya enfrentaban un panorama complejo por la crisis económica argentina, con una moneda devaluada, por lo que las últimas noticias ahondaron la incertidumbre.

Tenemos la posibilidad de alimentar a muchos millones de personas y estamos peleando por migajas"

Desde el gobierno uruguayo ya habían extendido la devolución del 22% de IVA de todos los consumos en gastronomía que realizaran los argentinos con tarjetas en concepto de deducción impositiva, una reducción cercana al 15 por ciento en el precio de los alquileres de departamentos y aparts, además del hecho de que los hoteles descontaban el 10,5 % de ese mismo impuesto. Al tiempo que la Cámara de Supermercados, que firmó un acuerdo con el gobierno, dispuso una “canasta turística” de 300 productos que mantuvieron sus precios en los locales de la costa. También se estableció tácitamente un menú “turístico” de entre 9 y 10 dólares, que consta de plato, postre y bebida, entre otros beneficios. Sin embargo, las nuevas medidas del gobierno argentino podrían motivar que en los próximos días se conozcan nuevos incentivos para los turistas.

Al ser consultado Antía sobre si Uruguay tenía en mente tomar alguna medida, teniendo en cuenta que alrededor de un millón 300 mil turistas de ese país llegan anualmente a Argentina y también dejan sus divisas aquí (entre 150 y 200 dólares diarios por persona), sostuvo: “Lo que pasa es que hay que pensar con cabeza más amplia. Hay muchos dirigentes que se miran el ombligo y no miran lo que está pasando a su alrededor. Pero el tiempo enseña. Uruguay va a cumplir un rol importante, como el de mediar entre dos grandes como son Argentina y Brasil y que de una vez por todas entiendan de que si no funcionamos como región no vamos a marchar”.

Y para cerrar con este tema, enfatizó: “Somos el granero del mundo, tenemos la posibilidad de alimentar a muchos millones de personas y estamos peleando por migajas”.

>> Leer más: Playa, diversión y manjares en Piriápolis

Por su parte, Juan Martínez Escrich, presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, admitió que “es un golpe muy fuerte y nos causa una gran preocupación” lo que está pasando. “Con todos los beneficios que dispuso el gobierno y las medidas implementadas estábamos en precios similares a los que rigen en la costa argentina, pero este nuevo escenario nos deja, otra vez, descolocados”, expresó Martínez Escrich.

Hasta la semana pasada, la demanda de argentinos estaba dentro de los niveles normales, aunque el fuerte comienza en los próximos días, por lo que es una incógnita lo que puede suceder. Hasta octubre pasado, más de 1.300.000 argentinos habían cruzado a Uruguay, el principal flujo turístico de ese país, puesto que Brasil, en segundo lugar, llegó a 300 mil visitantes.

En cuotas y en pesos

Operadores uruguayos consultados aconsejan a los turistas argentinos contratar pasajes, hotelería y comidas desde Argentina, en cuotas y en pesos, para evitar el recargo antes de que entre en vigencia la ley. “Hay agencias que tienen este servicio, por lo que el turista paga casi todos sus futuros consumos. Así puede tener garantizado, por ejemplo, determinada cantidad de comidas en distintos restaurantes y lo mismo con los hoteles”, explicaron desde Uruguay. Estiman que el costo de una habitación doble, en un hotel 3 estrellas, rondará entre 70 y 80 dólares en promedio, salvo en Punta del Este, que puede ser algo más elevado.

“Entendemos la situación argentina y que es un país soberano, pero esta barrera nos causa preocupación ya que somos países hermanos que estamos tratando de integrarnos”, agregó el presidente de la Cámara de Turismo.

Ultimo momento

Al cierre de esta edición aún continuaban en debate las modificaciones en danza adoptadas por el gobierno argentino y el posible impacto en la actividad turística. En ese sentido, el diputado nacional por Mendoza, José Luis Ramón, consiguió que el Frente de Todos acepte un cambio en el nuevo impuesto de 30% al acceso al dólar que está incluido en la ley de emergencia económica que en la mañana del viernes obtuvo media sanción en la Cámara Baja. Con esa modificación, los viajes internacionales con servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática de pasajeros con destino fuera del país quedarán exentos del pago del tributo, en caso de que la cancelación de la operación sea en pesos.

>> Leer más: Rosario y Buenos Aires conectados a Montevideo y Punta del Este por vía terrestre

En primera instancia, se argumentó que con esta excepción se buscó evitar que las familias que conviven y trabajan en la misma región no tengan un recargo en sus traslados habituales que comienzan en un país y terminan en otro, y no requiera de pagos en dólares o con tarjeta de crédito.

La diputada santafesina de Cambiemos, Gisela Scaglia, explicó los alcances de la modificación: “Se exceptúa a los pasajes aéreos, terrestres y acuáticos del 30 por ciento, es importante para Aerolíneas Argentinas, para mucha gente que vive en la frontera y cruza constantemente para visitar a sus familiares”, dijo y ejemplificó con empresas de colectivos que hacen viajes entre fronteras como en Misiones, en Mendoza o en Jujuy.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario