Política

La jugada del presidente tuvo su impacto en el peronismo kirchnerista

La jugada del presidente Mauricio Macri de incorporar al binomio presidencial a Miguel Pichetto tuvo su impacto en el peronismo kirchnerista.

Miércoles 12 de Junio de 2019

La jugada del presidente Mauricio Macri de incorporar al binomio presidencial a Miguel Pichetto tuvo su impacto en el peronismo kirchnerista. Si bien era una variante posible, y algunos la habían empezado a pronosticar, no estaba entre las más probables. Con Pichetto, Cambiemos no suma votos de manera sustancial, pero consolida la representación de los sectores financieros internacionales, que venían dubitativos, y sin un panorama claro. Pichetto recorta el perfil de la fórmula presidencial, la renueva, y la abre "hacia una transversalidad conservadora, que le agrega institucionalidad al ajuste que promueve el FMI", definió el analista político cercano al kirchnerismo Artemio López.

Con la disolución del esquema de Alternativa Federal, el hasta ayer jefe del bloque mayoritario en el Senado (cargo al que renunció ni bien aceptó la propuesta presidencial), Pichetto había quedado descolocado, y sin destino político claro. Aquel pretendido eximio jugador de las negociaciones entre el gobierno y la oposición peronista "responsable" (desde 2015 a la actualidad) ya había dejado de ser "la llave" del Senado. Su bloque estaba, en la práctica, implosionado desde mucho antes del lanzamiento de la fórmula Alberto F-Cristina.

En la cúpula kirchnerista entienden que la jugada del presidente tensa el panorama electoral y lo hace "muy ajustado, reñido", porque la polarización, tal cual lo vienen caracterizando desde hace tiempo, se profundizará. ¿Pero qué busca Macri con Pichetto?, "la estrategia de Cambiemos, vía Pichetto, será tratar de sumar también a (Juan Manuel) Urtubey, y a Juan Schiaretti", dijeron las fuentes ayer a LaCapital. En la Argentina los turnos electorales de agosto y octubre ya se perfilan como los definitivos. El ballottage se aleja como posibilidad.

Además de Córdoba, si es que Schiaretti cambia su posición de neutralidad "cordobecista", y juega con la Casa Rosada, la presencia del rionegrino en la fórmula con Macri, podría favorecer el acercamiento de los dos partidos provinciales gobernantes —y ganadores— de Río Negro y Neuquén (con la Casa Rosada). Son especulaciones, por ahora en el plano de los deseos oficialistas, más que realidades.

Otro ramalazo que podría generar la fórmula Macri-Pichetto, impacta sobre el candidato ya lanzado Roberto Lavagna, que de todos modos ayer ratificó su vocación de competir. El armado de "Cambio 19" tiene un soporte importante en la figura de Luis Barrionuevo. El gastronómico, de muy buen vínculo con Pichetto, ahora queda tocado por la nueva fórmula, y no es seguro que continúe el camino de la tercera vía. La propuesta de Lavagna, desenfocada de los intereses del círculo rojo y los grandes medios de comunicación, de continuar, se desinfla, progresivamente.

Hoy se prevé la foto de Sergio Massa con peronismo. Dos grandes alianzas se ponen en marcha. Agosto espera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario